Menu

Charlas en el I.E.S. Emili Darder

14 Abril, 2008 - Cròniques

Jordi Martínez y Juanjo Salas – ATTAC Mallorca Uno de los objetivos de ATTAC es el de informar y sensibilizar políticamente a los ciudadanos para crear un espacio de diálogo crítico en busca de alternativas que conduzcan a nuestro sistema de desarrollo, a otro modelo justo y sostenible. Desde la Comisión de Extensión creemos necesario […]

Jordi Martínez y Juanjo Salas – ATTAC Mallorca
Uno de los objetivos de ATTAC es el de informar y sensibilizar políticamente a los ciudadanos para crear un espacio de diálogo crítico en busca de alternativas que conduzcan a nuestro sistema de desarrollo, a otro modelo justo y sostenible.
Desde la Comisión de Extensión creemos necesario generar ese espacio dentro de las aulas, con los estudiantes más jóvenes, para que actúe como germen de individuos conscientes de la realidad que les rodea.
Para ello, ideamos una charla con un elemento muy cercano a los jóvenes, “los vaqueros”, contando la parte desconocida de los diferentes procesos que se dan en la fabricación y distribución de los mismos. Atentados contra los derechos humanos y el medioambiente, la lógica de la deslocalización, el modelo de consumo actual, etc, son los senderos por donde caminan, no sólo los vaqueros, sino una inmensa cantidad de “bienes” hasta llegar a las estanterías de los comercios.
Hemos tenido la oportunidad de hacer la charla en dos ocasiones, en el Instituto Emili Darder, con 35 alumnos de tercero de ESO. Acompañados de un mapa, en el que podemos seguir el recorrido de cada uno de los componentes hasta el destino final, hemos explicado las diferentes situaciones que se dan en cada uno de los lugares productores, y las repercusiones que tienen, ya sean a nivel individual, local, regional y global, tanto económicas, como sociales o medioambientales. Si bien, el elemento en cuestión, los vaqueros, ha sido el centro del discurso, hemos hecho hincapié, en que lo importante no es el producto en concreto, sino el sistema de producción.
Y llega el momento del diálogo, que es lo que hemos ido a buscar, el turno de las preguntas, las ideas, las quejas… la participación ha sido alta, y ha habido opiniones de todo tipo: desde comprar en comercio justo, hasta tirar bombas; desde ¡¿y que podemos hacer?!, hasta apadrinar niños. Soluciones, en realidad, muy pocas. Sin embargo, a falta de pulir el desarrollo de las charlas, podemos considerar que el objetivo con el que hemos ido, se ha conseguido: los alumn@s han escuchado (much@s, seguro que por primera vez) un discurso diferente del que se les dirige normalmente; disponen de nuevos elementos con los que formar sus ideas y personalidades y se ha cuestionado la postura de “brazos cruzados” frente a la realidad.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.