Los poderosos también comienzan a tener pánico

27 septiembre 2008 | Categorías: Portada, Unió Europea | 1.199 lecturas |

Carlos Martínez García - Coordinador de ATTAC España

Las contundentes medidas de intervención que están tomándose por parte de los Gobiernos de EE.UU., Gran Bretaña e incluso Alemania ante la crisis financiera, contrastan con el miramiento y mimo con el que el Gobierno Español trata a la Banca y las grandes empresas, cuando unos y otras han participado igualmente del festín especulador.

Es cierto que las medidas en USA tienen mucho que ver con que, en los periodos de “vacas flacas” de las empresas y bancos privados, se reparte dinero del contribuyente a los damnificados de las crisis cíclicas, y en este caso de la Economía de Casino. Es decir, socializar pérdidas para recuperar el mercado, y que luego este siga dominando el cotarro y ganando más dinero, ahora sí, privatizado, puesto que ese será el destino inexorable de los entes financieros intervenidos.

Mientras tanto, en nuestro país, tanto el Banco de España, como sobre todo el Banco Central Europeo en la UE, territorio económico del que formamos parte, también han inyectado en el desregulado “mercado” europeo muchos cientos de millones de Euros, sin por ello exigir nada a cambio. En mi opinión, Europa ni siquiera socializa pérdidas, simplemente regala los euros que las ciudadanas y ciudadanos aportamos con nuestro IVA, por ejemplo, a los poderosos. Se dice, además, que el BCE todavía inyectará más dinero.

Se echa de menos en este caso que el gobierno de España -o cualquier otro con carácter progresista- no haya levantado su voz exigiendo responsabilidades, y no solo en declaraciones más o menos aparentes. Recuerdo en este sentido que, en el Congreso de los USA, diversos congresistas han exigido que las medidas de Bush se extiendan a apoyar a las y los ciudadanos en dificultades, y no solo a los Bancos o aseguradoras en bancarrota. Incluso están poniendo en serios aprietos al presidente para aprobar su plan.

Resulta triste comprobar cómo, por estos lares, no ha surgido ningún legislador vinculado a los poderes europeos pidiendo apoyo cívico, o reclamando daños a los expertos y gurús neoliberales, también españoles y europeos que nos han conducido hasta aquí. No estaría mal que las y los diputados socialdemócratas europeos tomaran nota de las contundentes declaraciones de algunos colegas norteamericanos.

Mientras, en EE.UU., incluso el FBI ha abierto una investigación a los intervenidos. Aunque quede claro que no apoyo el plan Bush me parece que, como señalan conocidos y reputados economistas estadounidenses, se trata de un plan cleptocrático y de socialismo neoliberal que es toda una “contradictio terminis” destinado a salvar no a la ciudadanía, sino al capitalismo y las inmensas fortunas generadas en el entorno de la bolsa neoyorkina.

En España, lo único que se hace es decir que nuestro sistema bancario es muy sólido, a lo que yo añadiría poderoso, pues manda tanto que nadie se atreve a meterlo en cintura. A pesar de que varios bancos y cajas de ahorro españolas han invertido- y mucho- en las tristemente famosas hipotecas basura, e incluso algunos tienen graves problemas de liquidez tal y como circula en numerosos informes serios. Además, están negando créditos a toda clase de ciudadanas y ciudadanos, así como a PYMES y Cooperativas. Y ya sabemos por experiencia lo que ocurre en España cuando un banquero se sienta en un banquillo: se le absuelve.

En España seguimos hablando incluso de reducciones fiscales, a pesar del déficit público y de dejar solo a su libre albedrío al poderosísimo sector bancario patrio. Imagino que donde manda Botín, no hay ministro/a que se atreva a respirar.

De esta hay que sacar una sola lección: que el Mercado no es algo abstracto. Es el dinero que manejan capitalistas y poderosos en acción jugando con nuestros ahorros y nóminas, especulando con lo que no tienen, y gastándose en el casino el futuro dinero de los demás. Ni siquiera el actual.

El mercado, sin ninguna obligación ni siquiera fiscal, no puede ser reactivado por los impuestos de todas y todos y no tomarse de ahora en adelante serias medidas de control, regulación, y cargas fiscales redistributivas. Se está renunciando a obtener los recursos necesarios para mantener las políticas públicas imprescindibles en tiempos duros, y ni con eso se reactiva la economía.

Espero que esta crisis sirva para abrir los ojos a mucha gente con algo de poder. Sería bueno pedirles que empezaran a ser fieles a sus marcas, pues dudo que tengan muchos y muchas de ellos sólidas ideas y estén dispuestos a implementar y realizar políticas socialdemócratas, no social-liberales o republicanas (ligeras) -lo que algunos llaman liberal-progresistas-, y encima a pesar del nombrecito, algunos de los que las sustentan son monárquicos.

Lo antiguo y retrogrado es lo liberal. El liberalismo del siglo XXI ha fracasado. El Socialismo del Siglo XXI, en Europa y en España, no puede construirse sobre el modelo liberal, sino sobre el rearme ideológico de la izquierda y la defensa a ultranza del Estado Social. Pero antes sobran los mercados desregulados, los paraísos fiscales, y las privatizaciones, aunque sean encubiertas.

Las y los ciudadanos no pueden seguir delegando su poder en quienes no cuentan con ellos. Deben exigir el retorno de la POLITICA, y la no abdicación de las prerrogativas del Estado Democrático en la plutocracia financiera internacional.

La crisis, amigas y amigos, no es solo financiera: es sistémica. No se atreven a reconocer muchas y muchos que lo que está en crisis es el Capitalismo mismo. Lo que están salvando -o intentando salvar con nuestros impuestos- desde los gobiernos que practican el neoliberalismo, es el mercado desregulado y financiarizado en crisis, no nuestros empleos, ni nuestros derechos sociales.

La lección a extraer ahora que, con fundamento, podemos hablar alto y muy claro, es que el LIBRE MERCADO una vez más ha vuelto a fracasar. El Mercado es incapaz de regularse y además ni piensa en los seres humanos y el planeta ni le interesa, pues se mueve con un claro objetivo cortoplacismo egoísta y suicida.

El FMI, el Banco Mundial y la OMC han fracasado igualmente, pues han sido los elementos clave para impulsar e imponer, a sangre y fuego, el neoliberalismo. Han arruinado con sus políticas y su ideología a pueblos enteros y no han controlado a los poderosos, que nunca habían ganado tanto.

Los organismos internacionales, causantes e impulsores de la desregulación total -incluida la Unión Europea-, so pena que sufran una profunda transformación democrática no pueden vigilar nada; además sus técnicos son una panda de fracasados excelentemente retribuidos.

La salida solo puede comenzar a construirse desde opciones democráticas y de claro contenido social y redistribuidor. El nuevo modelo seguramente está por construir, pero la vuelta atrás sería una derrota para la humanidad.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 3 de juny de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu