¿Servir a los ciudadanos o servirse de los ciudadanos?

28 noviembre 2009 | Categorías: Articles | 1.321 lecturas |

María del Pilar Barceló – ATTAC Mallorca

Xicu Tarrés, a raíz de que la Audiencia Provincial ratificara su imputación por falsedad documental, ha declarado que se sentía un peso para el partido y que había pensado en dimitir. Por lo menos alguien piensa bien, que es más de lo que hacen por ahora todos los imputados del Partido Popular y de Unión Mallorquina que tenemos en Mallorca. A ver si da un paso más y lo pone en práctica.

A menudo me pregunto si los políticos de verdad están para servir a la ciudadanía, como nos habían dicho siempre, o para servirse de la ciudadanía. Aunque en teoría se trate de lo primero en la práctica me da que la segunda opción gana por goleada.

Los políticos andan por ahí agarrados a pancartas imaginarias que dicen “presunción de inocencia” y que exhiben continuamente ante nuestros ojos, considerando que su pretensión individual de mantener una carrera política (que defienden con uñas y dientes) debe prevalecer sobre el derecho de todos los ciudadanos a tener la garantía de unos gobernantes irreprochables que se guíen en su actuación por el interés público y no por ningún interés particular o partidista. Ignoran (deliberadamente) que ese derecho ciudadano es un derecho político, no un derecho jurídico, que no se respeta cuando los imputados y sus correligionarios políticos se aferran al hecho de que no existe una sentencia penal condenatoria para que todo el mundo continúe en sus puestos como si no pasara nada, y ello pese a que las noticias publicadas ya son suficientes para tener la evidencia de comportamientos opacos, poco o nada ajustados a la normativa administrativa que rige la administración pública, carentes de justificación desde la perspectiva del interés público, gravemente negligentes en los mejores casos y dolosamente depredadores en otros. Sólo por eso si verdaderamente tuvieran el más mínimo espíritu de servicio, si de verdad fueran conscientes de que en el ámbito del gobierno deben prevalecer los intereses colectivos sobre los intereses particulares, los implicados dimitirían voluntariamente o sus propios partidos les obligarían a hacerlo. Si con el tiempo llega a haber sentencias no sólo absolutorias sino de cuyos hechos probados resulte además que su comportamiento fue impoluto, no hay problema, siempre están a tiempo de volver. De hecho en la política mallorquina tenemos no a varios ex presuntos, sino a varios ex condenados por delitos electorales u otros delitos relacionados con su acción pública que están ocupando cargos públicos relevantes como si nada hubiera pasado, lo cual demuestra que un tiempo apartado de lo público no le hunde la carrera política a nadie.

No puedo creer que los partidos no tengan personas de suficiente valía para sustituir adecuadamente a los implicados en los casos de corrupción. Por tanto, no sé a qué están esperando para hacerlo. Apartarlos de la gestión pública no mancha la imagen del partido, la enaltece, porque supone que éste sabe valorar los intereses de la ciudadanía por encima de los intereses personales de algunos de sus afiliados, en otras palabras, que de verdad piensa y actúa en clave de interés público, que en definitiva es lo que los ciudadanos esperamos. En fin, señores, muevan ficha.

http://observatoriodelacorrupcion.blogspot.com

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns Telegram ATTAC España

20 aniversari d’ATTAC España

Economía para la ciudadanía

Opinió gràfica

No a todos los machismos - Forges

ATTAC Mallorca dóna suport

PAH


Plataforma contra l'ampliació de l'aeroport de Palma

Arxiu