Menu

Paraísos fiscales

11 Setembre, 2010 - Paradisos fiscals

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de Attac España. En el mes de octubre de 2008, elegido ya el Presidente Obama, la UE acudió presurosa a Camp David para que el Presidente Georges Bush -¡en reconocimiento a sus múltiples aciertos!- liderara el mundo para hacer frente a la gran crisis financiera que le amenazaba. […]

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de Attac España.
En el mes de octubre de 2008, elegido ya el Presidente Obama, la UE acudió presurosa a Camp David para que el Presidente Georges Bush -¡en reconocimiento a sus múltiples aciertos!- liderara el mundo para hacer frente a la gran crisis financiera que le amenazaba. Y el Presidente Bush, como era de esperar, marginó a las Naciones Unidas (a pesar de ser un problema global) y confió la adopción de soluciones al G-20, grupo “ampliado” de los países ricos del planeta.
Y no se le ocurrió mejor solución que “rescatar” a las instituciones financieras con dinero público, provocando un endeudamiento de los Estados sin precedentes. Mientras eran “rescatados” (más de 700.000 millones de dólares en US y alrededor de 400.000 millones de dólares en la UE), se les advirtió severamente de que la “codicia e irresponsabilidad” -en términos del Presidente Obama que me gusta subrayar- que había conducido a la crisis deberían evitarse radicalmente en el futuro, mediante unos mecanismos de regulación adecuados y, sobre todo, por la inmediata desaparición de los paraísos fiscales, gracias a cuya existencia se evaden el fisco y la justicia social por empresas que delinquen, y se facilitan los tráficos de toda índole (armas, capitales, drogas…) a escala supranacional… Lo peor fue que el “mercado rescatado” impuso a continuación sus arbitrarias leyes a los ingenuos “rescatadores” ya empobrecidos, que han tenido que hacer ajustes ante los ataques especulativos de un sistema económico global a la deriva.
Dos años después, el mercado ha desplazado a los políticos, el dinero a los principios democráticos… y los paraísos fiscales siguen ostensiblemente abiertos cuando para millones de ciudadanos golpeados directamente por los efectos “colaterales” de la crisis, los “otros” paraísos, terrenos y hasta celestiales, se están cerrando.
Esperemos que los ciudadanos, tan entretenidos por el inmenso poder mediático, se rebelen a tiempo y exijan que se cierren los paraísos fiscales y que sigan abiertos de par en par los de sus anhelos.
La Fuerza de la Palabra.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.