Menu

Perspectivas económicas y deseos políticos

19 Abril, 2011 - Estatal

José Manuel Naredo – Consejo Científico de ATTAC España La actividad económica no suele plegarse a la voluntad de los políticos gobernantes, por mucho que estos quieran capitalizar sus buenos resultados y soslayar o conjurar los malos, con predicciones edulcoradas acordes con sus deseos. En este sentido apuntaron los iniciales empeños de quitar importancia a […]

José Manuel Naredo – Consejo Científico de ATTAC España
La actividad económica no suele plegarse a la voluntad de los políticos gobernantes, por mucho que estos quieran capitalizar sus buenos resultados y soslayar o conjurar los malos, con predicciones edulcoradas acordes con sus deseos. En este sentido apuntaron los iniciales empeños de quitar importancia a la crisis y los continuos e incumplidos anuncios de recuperación en 2009, en 2010…, y todavía ahora, a principios de 2011, el presidente Zapatero ha asegurado que “vamos por buen camino”, cuando la situación económica es ostensiblemente peor que hace un año (el paro y las suspensiones de pagos siguen aumentado… y la calificación de nuestras deudas disminuyendo).
¿Cómo es posible que el Gobierno siga practicando ese mismo optimismo irrealista que a la postre defrauda? Porque para que le resulte rentable al PSOE la supuesta inmolación del liderazgo de Zapatero en aras de la recuperación económica, esta tendría que manifestarse durante la actual legislatura, forzando deseos y previsiones en este sentido. Ya que, si esta sigue sin producirse, se acabará evidenciando que las privatizaciones y los recortes sociales y salariales decretados no han contribuido a reactivar la economía, ni a remediar el problema del paro, sino pura y simplemente a cargar el peso de la crisis sobre los hombros de los más débiles, erosionando el apoyo electoral del partido gobernante.
La realidad económica no va camino de satisfacer los apremiantes deseos de recuperación. El contexto internacional de encarecimiento del petróleo y las materias primas, de subidas del tipo de interés y de disciplinas de austeridad pública y privada, seguirá frenando la recuperación económica. Lo mismo que en España, la constelación de medidas recesivas adoptadas, unida a la pesada digestión de la doble crisis inmobiliaria y financiera, presagian en el mejor de los casos un largo periodo de estancamiento. Sobre todo cuando se entrelazan con la improvisación que resulta del empeño de los partidos mayoritarios de seguir ignorando que la reforma del modelo inmobiliario-financiero responsable de la crisis es mucho más importante que la del mercado laboral y las pensiones, para reorientar con éxito a la economía española hacia patrones europeos más viables.
Artículo Publicado en Público.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.