Contra-Cumbre del G20 en Niza

10 noviembre 2011 | Categorías: Comunicats | 919 lecturas |

Informe de la Contra-Cumbre del G20 en Niza, 1-4 de Septiembre de 2011

Miguel Otero y Cristina Asensi – Delegados de ATTAC España

Temáticas

Impuesto sobre las Transacciones Financieras

Miguel Otero asistió al seminario sobre el ITF que se celebró el 2 de septiembre por la mañana.
Había unos 30 activistas de diferentes países. Hubo representantes del RU, Francia, Alemania, Noruega, Bélgica, Dinamarca, Holanda, República Checa y España (por Europa) y también activistas de EEUU, Corea del Sur, Sudáfrica, Brasil, India e Indonesia.

En este seminario se explicó primero el borrador de directiva propuesto por la Comisión Europea y después se hizo un diagnóstico de las diferentes posiciones a nivel global en relación al ITF.

Se dejó claro que había en el G20 tres grupos de países:
Los anti ITF, que son EEUU, RU, Canadá, Australia, la India y China.
La posición de los anglosajones estaba ya clara.

Lo de India y China tiene que ver con que estos dos países tienen una regulación financiera mucho más estricta por lo tanto no le ven mucho mérito al ITF.

India además tiene impuestos sobre las acciones y también sobre productos financieros relacionados con las materias primas.

La visión en China y la India es que sus economías están creciendo mucho, les va bien, y por lo tanto no necesitan trabas mayores a ese proceso. En cierto sentido India y China lo que quieren es modernizar sus sistema financieros. Quieren desarrollar sus mercados de derivados. No quieren que Occidente les diga qué es lo que tienen que hacer. Además, estos dos países no quieren que temas de impuestos se decidan a nivel global.

Eso puede ser un precedente peligroso. Los dos países están muy interesados en preservar sus intereses nacionales y su soberanía por lo tanto están en contra de un acuerdo de este tipo.

Los que están indecisos o tienen una posición neutra son Brasil, Sudáfrica, Corea del Sur, Japón e Indonesia.

Japón, Corea e Indonesia tienen más o menos la misma línea de argumentación. Están a favor del ITF, pero solo si se establece a nivel global. Esa es la línea del RU y de todos aquellos que se alían con los EEUU.

En el caso de Brasil y Sudáfrica hay la impresión de que Francia y Alemania están reivindicando el ITF como una manera de salvar a la banca europea. Se tiene la impresión que la directiva de la comisión quiere el dinero para usarlo en Europa y no para contribuir al desarrollo ni a la lucha contra el cambio climático. Si ese es el caso, Brasil y Sudáfrica están en contra de esa propuesta.

Y los que están abiertamente a favor: Alemania, Francia y la Comisión Europea.

Como el seminario se realizó antes de la conclusión de la cumbre, se empezó a trabajar sobre determinados escenarios.

La aprobación del ITF por parte del G20 se rechazó desde un primer momento por la oposición del grupo de los Anti.

El segundo escenario que se analizó fue el de la posibilidad de establecerse una coalición de los creyentes (Coalition of the Willing). Es decir que Alemania y Francia consigan convencer a varios de los países del grupo de los indecisos y que se empiece a implantar el ITF en esos países.

El otro escenario que se planteó fue la posibilidad de que el G20 rechace el tema y que Alemania y Francia no consigan ningún apoyo más a nivel global. En este escenario los esfuerzos de la sociedad civil continuarían a nivel nacional, pero el centro de atención sería la posibilidad de introducir el ITF en la UE y si no es posible por el veto de RU, en la zona euro.

Tras las conclusiones del G20, parece que el escenario de una coalición de creyentes ha ganado fuerza. Alemania y Francia, quizás con el apoyo de España, han logrado convencer a Brasil, Argentina y Sudáfrica para que apoyen la iniciativa. Se supone que los europeos han dejado claro que parte de los ingresos del ITF se destinarán al desarrollo y el cambio climático, si no es difícil explicar porque Brasil y Sudáfrica han salido de su posición de escepticismo y han abrazado la propuesta.

Falta ver ahora en qué acaba la coalición de los creyentes. Esto está por ver. Lo que está claro es que el tema del ITF seguirá presente. El informe de Bill Gates a favor del ITF parece que ha convencido a bastantes líderes. Hay que destacar también que en el RU el Arzobispo de Canterbury, líder de la Iglesia Anglicana también se ha pronunciado a favor del ITF. Según las conversaciones mantenidas por Miguel Otero tanto en Niza como en Cannes (ya que fue invitado por Stamp Out Poverty y Oxfam a un evento de la

organizaciones a favor de la Robin Hood Tax), el partido Laborista británico está en principio a favor del ITF, y varios líderes del partido de los liberal demócratas, que están en coalición con los conservadores, también se están mostrado abiertos a esta posibilidad. Más y más elementos de la City están considerando la opción y se están preparando para una posible introducción en la UE.

En la reunión de Cannes también hubo la posibilidad de hablar con varias sindicalistas representantes de un sindicato de las enfermeras en los EEUU. Estas enfermeras están haciendo una enorme campaña a favor del ITF, y ya han tenido reuniones con Timothy Geithner sobre el asunto. Nos han explicado que como enfermeras están muy activas en los campamentos de tiendas del movimiento Occupy Wall Street y en todas las ocasiones que pueden están intentando introducir el tema del ITF. Las enfermeras están muy bien organizadas, tienen una presencia en todo el país y son muy activas.

Asamblea de los Movimientos Europeos y del Mundo

Cristina Asensi asistió a dos asambleas durante todo el día 2 de noviembre que reunieron a los siguientes actores: activistas de los movimientos de Túnez y Egipto, Occupy Wall Street, Occupy London, Indignados griegos, franceses y españoles (el grupo más numeroso), activistas del movimiento de protesta por la carestía de vivienda en Israel y activistas de otros movimientos ciudadanos de Portugal y Canadá.

El objetivo de las asambleas era intercambiar experiencias y reforzar la cooperación entre estos movimientos para posibles acciones futuras.

Las asambleas partieron del hecho de que los asistentes no eran representantes de sus respectivos movimientos, por lo que el núcleo de coordinación creado (lista de correo y probablemente futura plataforma de internet) servirá meramente como vehículo de transmisión de información entre los asistentes para su difusión en los distintos movimientos.

El carácter abierto de la asamblea no fue acompañado de una facilitación o moderación que contribuyese a centrar las intervenciones en la construcción de un resultado colectivo, fallo organizativo que hizo que las dos asambleas no pudiesen ir más allá de un intercambio de experiencias y un inicio de coordinación, aunque modesto.

Miguel Otero y Cristina Asensi asistieron también a la Asamblea de Organizaciones y Movimientos Ciudadanos Europeos.

La reunión se centró en establecer una agenda común entre los movimientos sociales europeos. La idea es intentar buscar elementos en común para aunar esfuerzos y luchas. La discusión puso de manifiesto la brecha existente entre las organizaciones más tradicionales y estos nuevos movimientos ciudadanos “líquidos”. Asimismo, se evidenció la dispersión de convocatorias, muchas de ellas sectoriales (próximo FSM en África del Norte, Rio +20, Durban, etc.) sin que se haya conseguido hasta ahora articular un espacio de convergencia capaz de aglutinar los distintos movimientos que se oponen al actual sistema neoliberal.

Estas reuniones mostraron la heterogeneidad de luchas y movimientos, pero no han avanzado mucho en la concertación de puntos en común. Una de las razones es que los organizadores de estas asambleas no han sabido encauzar el debate y facilitar el consenso en determinados puntos.

Las tres asambleas (dos de movimientos ciudadanos mundiales y uno de organizaciones y movimientos europeos) acabaron finalmente en una larga fila de declaraciones de activistas que se dedicaron sobre todo a explicar sus luchas y a pedir mayor unidad entre los grupos pero sin determinar ningunos asuntos o espacios de convergencia en concreto.

La heterogeneidad y la diversidad son una fortaleza, pero lógicamente también son una debilidad. Muchos tacharon el proceso de los foros mundiales y europeos como fallido y han reivindicado una reconstitución de la sociedad civil.

Los movimientos de los Indignados han levantado mucho interés y admiración, pero por ahora está poco claro cómo utilizar esta nueva fuerza generada para transformar el sistema.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.
Etiquetas: , , , .

20 aniversari d’ATTAC España

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH


Plataforma contra l'ampliació de l'aeroport de Palma

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Arxiu