Menu

Escenario griego radical: cuando el coro habla

18 Juny, 2012 - Unió Europea

Juan Carlos Monedero – El Confidencial La arena del teatro europeo se clarifica: la derecha, queriendo aplicar una doctrina del shock con abanico al lado, de manera que, en la línea del fascismo social señalado por Boaventura de Sousa Santos (formalmente democrático, socialmente fascista), cumplan el programa de máximos que perdieron en los años cuarenta […]

Juan Carlos Monedero El Confidencial
La arena del teatro europeo se clarifica: la derecha, queriendo aplicar una doctrina del shock con abanico al lado, de manera que, en la línea del fascismo social señalado por Boaventura de Sousa Santos (formalmente democrático, socialmente fascista), cumplan el programa de máximos que perdieron en los años cuarenta con su derrota en la segunda guerra mundial. Con el resultado esperado: un espectacular trasvase de riqueza desde las mayorías a un 10% cada vez más rico y concentrado -con las oligarquías nacionales de cada país- en Mitteleuropa. La izquierda socialdemócrata, haciendo cuentas de si llega con sus votantes y los desafectos de los recortes de la derecha, para formar gobiernos que reinventen el imposible del Estado social (como si el sur no se negara a financiar la tasa de ganancia del norte, como si la naturaleza no estuviera agotada, como el dinero sin riqueza detrás no hubiera agotado su ciclo: es decir, como si bastara querer regresar al pasado para lograrlo). Queda la izquierda radical, la que representa al coro, la que habla la voz de un pueblo que difícilmente puede ya ser representado en los marcos tradicionales.
¿Plantar cara a la Europa neoliberal nacida del Tratado de Maastricht? ¡Es la debacle! gritan los fariseos. Los que callan ante los centenares de desahucios semanales, ante el desempleo y la precariedad, ante el hambre de los niños (ojalá esto fuera demagogia), ante el pavor de los ancianos y el estremecimiento de los inmigrantes. Ante el rescate a los banqueros y la intervención a los pueblos. ¿Es la debacle? Quizá la de su privilegio, porque una parte importante de la ciudadanía de Europa ya está en la debacle. ¡Qué vienen los comunistas! Como en El manifiesto comunista de 1848, los comunistas no van a quitarte nada porque ya te ha quitado todo el capitalismo. Sólo falta librarse del deseo de que no esté pasando lo que está pasando. En Grecia, ese lujo ya no pueden permitírselo.
Syriza deja claro en esta entrevista cómo puede ser el nuevo modelo europeo. No un modelo cerrado y autárquico griego. Un modelo para reinventar Europa. Y dicen que el 15M fue para ese nuevo modelo un pulmón de oxígeno. Los pueblos, decía Ibsen, como las montañas, se juntan por las bases.
http://www.comiendotierra.es/?author=1

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.