Menu

Sin crédito no hay reforma financiera

2 Novembre, 2012 - Entitats financeres, Opinió

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España 1.- ¿Cuáles han sido las principales causas de la actual reforma del sistema financiero español? ¿Cuáles son las soluciones? La llamada “reforma del sistema financiero” consiste en unos parches legislativos para  resolver la quiebra oculta de las antiguas Cajas de ahorros y salvar las graves responsabilidades […]

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España
1.- ¿Cuáles han sido las principales causas de la actual reforma del sistema financiero español? ¿Cuáles son las soluciones?
La llamada “reforma del sistema financiero” consiste en unos parches legislativos para  resolver la quiebra oculta de las antiguas Cajas de ahorros y salvar las graves responsabilidades de gestión y políticas que llevaron a un endeudamiento incontrolado de bancos y cajas con la banca alemana y francesa. Pero sin que se hayan esclarecido los detalles de su origen dada la deficiente supervisión por parte del Banco de España y de los gobiernos. Lo demuestra el escándalo de las retribuciones desmesuradas de los gestores y la opacidad de un proceso que ha convertido esas deudas privadas en deuda pública. Desde luego, la solución pasa ante todo por una auditoria de la gestión de esas deudas más allá de la clarificación contable.
2.- ¿Es adecuada y suficiente la reforma financiera planteada hasta ahora por el Gobierno del Partido Popular? ¿Cuáles pueden ser sus principales efectos?
Los hechos están demostrando la insuficiencia de “las reformas” de este Gobierno que han agravado la situación financiera del país; e ignorando las responsabilidades de los gestores en Madrid, Galicia o Valencia, ocultando las trampas contables para encubrir la insolvencia so capa de una falta de liquidez coyuntural. Como ejemplo valga el escándalo irresuelto de BFA-Bankia cuyos efectos van mucho más allá del sector financiero al tener prácticamente en venta participaciones muy importantes en el sector industrial más sólido como Indra, Mapfre, IAG (Iberia-British Airways) o Iberdrola, una liquidación prevista en una Bolsa bajista o inestable.
3.- ¿La reforma financiera servirá para sanear el sector bancario? ¿Contribuirá al objetivo de recuperar el crédito? ¿Cuándo? ¿Qué consecuencias tendrá de cara al futuro del sector bancario?
La recesión económica actual con la disminución de la capacidad de consumo y la falta de crédito de las PYMES demuestra el fracaso de las medidas que tampoco han logrado su objetivo básico de saneamiento del sector bancario, cuyas cuentas inspiran desconfianza en el exterior con mercados interbancarios cerrados prácticamente.  La cuestión de fondo es la dedicación bancaria a la especulación financiera con apoyo de los mismos gobiernos y del BCE (préstamos al 1 % para compras de bonos al 7% de rentabilidad) en lugar de incentivar el crédito.
Recuperar el crédito  en esta situación no puede ser una tarea de los bancos sino el resultado de políticas del Gobierno para cumplir los compromisos de creación de empleo y reactivación económica; y no solo como resultado de la disminución del coste del endeudamiento público. Y estas políticas están inéditas porque exigen auténticas reformas estructurales en los sistemas financiero y tributario, lucha contra la evasión y el fraude fiscal (en lugar de amnistías), etc.; proyectos ignorados por el actual gobierno.
4.- ¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de una intervención de España?
La intervención de la política económica española es ya un hecho en virtud de los acuerdos del Eurogrupo y  la firma del Memorándum de Entendimiento (MOU) para el rescate o definitivo saneamiento de la banca española cuando llegue. La cuestión pendiente es si el Gobierno acude o no a los Fondos del Eurogrupo (al FEEF o al MEDE) para cubrir necesidades de financiación. El problema fundamental más que el llamado “rescate” en si mismo es cómo lograr que aumente el crédito para reavivar la economía productiva y reducir el desempleo.
Lamentablemente frente al elevado endeudamiento público y la vulnerabilidad frente a la especulación financiera,  la intervención de la Troika europea representaría tal vez una garantía hacia el exterior  sobre la fiabilidad de las cuentas españolas, cuyas trampas contables y muestras de corrupción bancaria son de dominio internacional. Lo preocupante es la continuación del círculo vicioso de inactividad-menos recaudación-más déficit-más deuda-más recortes…con endurecimiento del ajuste fiscal previsible para alcanzar un objetivo arbitrario de déficit y sin medidas de reactivación del crédito y de la economía real; algo que queda como una hipótesis religiosa, que se supone que se logrará dado que tras los injustos recortes sociales.
Aunque dependerá del grado de intervención europea acordado en el correspondiente  Memorando que se suscriba, la previsible agravación  de la recesión económica acelerará la necesidad que ya se atisba de que los bancos acreedores tengan que aceptar una reestructuración de la deuda pendiente.
(Respuestas del autor de este blog al cuestionario de la revista Temas para el debate, que aparecen en el número 216, noviembre 2012)  
www.laeuropaopacadelasfinanzas.com/                                           

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.