Teresa Forcades y la falta de éxito del capitalismo

9 junio 2013 | Categorías: Crisi sistémica, Opinió | 619 lecturas |

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

Sorprende este intervención de Teresa Forcades realizada en el foro Enciende La Tierra. Sorprende por su gran conocimiento de historia económica y su aguda mirada crítica al modelo capitalista que nos ha sumergido en la actual crisis global. Teresa Forcades es monja benedictina y doctora en Salud Pública. Aquí habla de la gran farsa de los “rescates”, ese gran negocio para la banca que ha empobrecido a la gente y a los países; de la necesidad de la Tasa Tobin para las transacciones financieras, de los peligros de la acumulación capitalista planteada por Rosa Luxemburgo; de la tasa de plusvalía planteada por Karl Marx y la explotación del trabajo; del costo de oportunidad de la teoría neoclásica y hasta de la obsolescencia programada. Teresa nos dice algo que todo el mundo sabe pero que nadie se atreve a decir con firmeza: no hay ética en el capitalismo y esto nos está llevando a un colapso social. Se rinde culto a la avaricia mientras se reducen los salarios y se propaga el desempleo. Cuanta razón tiene Teresa. Es sorprendente. Y su lucidez mucho mayor que la de muchos políticos y economistas.

El Blog Salmón

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu