Los ‘lobbies’ cercan a Bruselas y llevan la tasa Tobin a vía muerta

22 julio 2013 | Categorías: ITF Impuesto a las Transacciones Financieras, Unió Europea | 1.065 lecturas |

Enrique UtreraTeinteresa.es

Los grandes inversores internacionales y los grandes ‘lobbies’ financieros están en contra de la medida y los propios Estados que la iban a llevar a la práctica y hasta del Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen cada día más dudas.
Bruselas ha provocado un incendio de enormes proporciones. En abril, el Reino Unido recurrió la Tasa ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el argumento de que se están vulnerando los intereses de los países que no participan en la iniciativa.

La Global Financial Markets Association (GFMA) ha sido la última en hurgar en la herida. En una carta dirigida a los bancos centrales, la asociación de mercados financieros más poderosa del globo acaba de advertir nuevamente de que la aplicación del impuesto sobre las transacciones financieras -más conocido como Tasa Tobin- que Bruselas quiere sacar adelante en 2014 causaría estragos en la política monetaria, elevaría el coste de financiación de los Estados y las empresas y por lo tanto jugaría en contra de la recuperación económica europea y global.

Se trata del último gran ataque contra un medida que con la excusa de que la industria financiera devuelva parte de las ayudas que ha recibido durante la se había convertido en la gran esperanza recaudatoria de los países europeos en apuros. Según su diseño inicial, la Tasa preveía repartir entre 30.000 y 35.000 millones de euros anuales entre los once países que la querían poner en marcha el uno de enero del año que viene. De esa cantidad, alrededor de 5.000 millones recaerían sobre España.

Una cifra que sería algo más que un balón de oxígeno para las necesitadas arcas del Estado, pero que cada vez parece más lejana. La oposición en bloque de los grandes inversores internacionales, de los grandes ‘lobbies’ financieros, y desde los dos últimos meses las dudas de los propios Estados que la iban a llevar a la práctica y hasta del Fondo Monetario Internacional (FMI) amenazan con llevar el proyecto a la vía muerta.

Según su diseño original, la Tasa Tobin consiste en gravar con una tipo del 0,1% todas las transacciones sobre acciones y bonos y del 0,01% las de derivados en todas las operaciones realizadas en los once países en los que está prevista su aplicación. Además, para garantizar que los inversores internacionales no hacen trampas, Bruselas introdujo la obligatoriedad de hacer frente al pago del impuesto independientemente del mercado en el que se realizara la transacción.

El resultado es que Bruselas ha provocado un incendio de enormes proporciones. En abril, el Reino Unido recurrió la Tasa ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el argumento de que se están vulnerando los intereses de los países que no participan en la iniciativa. Pero lo más relevante es que Francia, el país europeo que la han defendido con más ahinco hasta, ahora ha dado un paso atrás, en lo que puede suponer el certificado de defunción del impuesto al menos en los términos previstos originalmente. “La posibilidad de que la Tasa salga adelante tal y como se planeó originamente es prácticamente cero”, subrayan fuentes financieras españolas.

Marcha atrás

Contra todo pronóstico, Francia ha decidido poner entre interrogantes el impuesto que puso en marcha en solitario el año pasado, a la vista del enorme fracaso de una iniciativa que ha provocado un desplome del 20% en el volumen de negocio de la bolsa gala. Ahora, el ministro de economía Pierre Moscovici dice que “la propuesta de la Comisión Europea me parece excesiva y corre el riesgo de ser contraproducente” y pide cambios en el impuesto para que no ponga en peligro la economía.

Las tremendas dudas de Francia confirman que los países europeos no quieren correr riesgos. Ya en abril los once países involucrados expresaron a la Comisión Europea su temor que la aplicación de la Tasa encarezca los costes en los mercados. Una iniciativa que supone frenar en seco un proyecto que ahora corre el riesgo de quedarse totalmente en el camino o, lo que podría ser peor, quedarse en una versión tan ‘light’ que no tenga efectividad alguna y sólo aporte confusión.

De momento, toca esperar. Alemania tiene mucho que decir, y nadie prevé que la primera economía del mundo mueva ficha hasta las elecciones del próximo mes de septiembre. Entonces será el momento de saber si la Tasa Tobin ha pasado definitivamente a la historia.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu