Europa cobija 14 de los 100 paraísos fiscales con ‘la City’ como primer operador opaco

13 agosto 2013 | Categorías: Paradisos fiscals | 1.043 lecturas |

Pepa Montero - elEconomista.es

Para evadir impuestos o pagar los mínimos, las grandes fortunas y empresas multinacionales no tienen que irse a destinos exóticos y soleados, ya que en la propia Europa -y aun en la eurozona- hay plazas que lo facilitan. Las islas del Canal -Jersey, Guernesey- por ejemplo, son las cajas fuertes favoritas de los financieros británicos, pero también están Irlanda o Luxemburgo, además de otros países como Suiza o Letonia.

En total, Europa alberga un mínimo de 14 paraísos fiscales, de los aproximadamente 100 que el consenso mundial tiene censados. Así se desprende del listado que resulta al cruzar las plazas recalificadas recientemente por dos organismos oficiales: la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO), una organización del Congreso estadounidense encargada de auditar el Presupuesto federal, y el Consejo fiscal de la Cámara de Cuentas de Francia.

Algunos de estos refugios y sus transacciones con dinero opaco son históricamente bien conocidos, como el Principado de Mónaco, Andorra o Liechtenstein. Y, entre los Estados miembros de la Eurozona, el accidentado rescate de la isla de Chipre ha puesto en la diana a otros enclaves financieros -Malta entre ellos- además de extender hasta Letonia la telaraña de sospechas de evasión y elusión fiscal. Hay incluso otros organismos y organizaciones no gubernamentales que van más allá e incluyen a Bélgica, Holanda, Hungría y Austria en el epígrafe de plazas poco transparentes.

Ahora, una iniciativa del Parlamento y de la Comisión europeos pretende poner coto a la evasión fiscal internacional, que le cuesta a la UE un billón de euros anuales, según sus propios cálculos. Para combatir esta fuga de ingresos y evitar acusaciones de lavado de dinero, las autoridades del Viejo Continente tienen a su alcance una herramienta clave: imponer el intercambio automático de información entre sus miembros (incluido Luxemburgo) y con refugios extracomunitarios, desde Suiza a las islas Caimán pasando por Singapur.

Fácil, pero no se hace

Sobre el papel, saber cuándo un europeo abre una cuenta en Zurich, crea un fideicomiso o da de alta a una empresa pantalla en las Islas Vírgenes Británicas es algo fácil de hacer, pero muy delicado en el plano político.

De hecho, medios internacionales como Le Monde o Der Spiegel señalan el oportunismo político de algunos líderes, entre ellos el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron, al abanderar esta nueva cruzada contra la inversión irregular. Al primero le acusan de buscar rédito político para compensar su bajada de popularidad, y al segundo, que ampare a la City de Londres.

Oficialmente, David Cameron está decidido a recortar terreno a los refugios opacos, con la reciente firma de intercambio de información tributaria entre el Reino Unido, por un lado, y Suiza, las islas del Canal y la isla de Man, por otro.

Pero, en realidad y en la práctica, la City es el mayor paraíso fiscal del mundo, ya que, aunque es un centro financiero onshore -radicado en tierra nacional-, de él irradian multitud de plazas de inversión offshore. Entre ellas, antiguas colonias del Reino Unido, como las islas Caimán o las islas Vírgenes Británicas, Gibraltar, Bermudas, Hong-Kong, Irlanda o Dubai. Todos ellos, enclaves que sirven para promocionar Londres como polo financiero de fortunas que se administran en las instituciones financieras con sede en la capital británica.

Según un informe reciente de la ONG Tax Justice Network, la City ampara 2,4 billones de euros en depósitos extraterritoriales, lo que supone el 55 por ciento del total. De esa cifra, Jersey, Guernesey y Man aportarían el 10 por ciento.

Legales e impenetrables

Para proteger su preeminencia, la City cuenta con un arsenal de abogados que diseñan estructuras financieras extraterritoriales mediante las cuales poner el dinero a recaudo del fisco. Al decir de los expertos, desde el corazón inversor del Reino Unido se desarrolla la gestión alternativa de inversiones, a través de hedge funds -fondos especulativos- así como de entidades diseñadas a medida, a modo de conchas vacías, que minimizan el pago de impuestos.

Otra especialidad británica son los trust (fideicomisos), de los que no se conoce el beneficiario y que son administrados por una firma legal o una auditora radicada en un paraíso fiscal. Todos las fórmulas que encubren pistas para ocultar el movimiento de activos.

La opacidad que rodea a los paraísos fiscales es tal que ni siquiera hay una única definición aceptada a nivel internacional, aparte de la realizada en 1998 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): plazas con impuestos bajos o inexistentes; sin transparencia; sin intercambio de información; sin actividad económica real.

El reciente caso del informe del Senado estadounidense, que asegura que Apple utilizó un complejo andamiaje para no pagar impuestos por ganancias de al menos 74.000 millones de dólares entre 2009 y 2012, es el último ejemplo de cómo, a través de firmas subsidiarias, un grupo multinacional logra proteger sus ganancias en el exterior y pagar los menores tributos.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu