Menu

La Asamblea de Docentes de Illes Balears nos enseña el camino

3 Octubre, 2013 - Educació, Moviments Socials, Portada, Serveis Públics

Moisés López Vizuete – Rebelión El modelo económico de les Illes Balears Les Illes Balears han sido históricamente, un modelo de la visión de país que tienen las élites españolas. Con una población de 1 millón de habitantes, reciben al año, no menos de 10 millones de turistas. La tradicional economía agrícola de las islas […]

Moisés López VizueteRebelión

El modelo económico de les Illes Balears
Les Illes Balears han sido históricamente, un modelo de la visión de país que tienen las élites españolas. Con una población de 1 millón de habitantes, reciben al año, no menos de 10 millones de turistas. La tradicional economía agrícola de las islas ha pasado a ser sustituida por una economía casi puramente de servicios. Los emporios turísticos, como Barceló, o Meliá sustituyeron el cacicazgo rural por una oligarquía empresarial que ha dominado la política autonómica a través de sus representantes políticos, especialmente -pero no únicamente- del PP. El poder de las élites Baleares, representada especialmente por los March en Mallorca (1) o los Matute en Ibiza, han convertido le Illes Balears en un paradigma de la economía post-industrial: la quinta Comunidad Autónoma con más ingresos por habitante de España, con un modelo económico basado en el hotel, la construcción y la especulación sobre el suelo. Una transición de la agricultura a los servicios en apenas una generación.
Sin embargo, hace tiempo que el modelo hace aguas. Según los datos del estudio “La pobreza en España y sus comunidades autónomas. 2006-2011”(1), con el inicio de la crisis económica, desde el 2009 la pobreza ha crecido en les Illes Balears más que la media española, situándose como la segunda comunidad autónoma con más crecimiento de la pobreza en 2011, con 27,6% (solo superada por Canarias, con un 29,8 %, el otro modelo de economía turística) y con el mayor crecimiento de la pobreza de España entre 2008 y 2011. Los parados de larga duración de Illes Balears (7%), entre 2006 y 2011 han crecido a un ritmo que es el doble de rápido que en el promedio del Estado Español. En llles Balears la pobreza económica ha aumentado en un 40% entre 2006 y 2011, el tercer mayor crecimiento después de Canarias y Murcia y muy por encima de la media española (17%). Incluso antes de la crisis, ya en 2008, el Índice de Pobreza en Capital Humano en las Illes Balears, que suma las carencias en educación y salud, era, junto con Canarias, el mayor del Estado Español.
Lo que nos indican estos datos es que en Illes Balears, a pesar de ser la quinta comunidad en Ingresos per cápita, tiene una estructura económica – el monocultivo hotelero- que tiende a imponer una sociedad de dos clases: el hotelero y el empleado de hotel poco cualificado. Algunos autores, como Goerlich y Villar (2009) (3), destacan, en favor de lo anterior, que la única comunidad autónoma donde ha crecido la desigualdad en el Estado español, desde los años 70 son les Illes Balears.
La crisis de la educación en Illes Balears y el ataque a la lengua catalana.
En 2008, antes de la crisis, el porcentaje de población que abandonaba tempranamente los estudios era , en Illes balears del 44,4 % (el mayor del estado español). Esta autonomía es, según la Comisión Europea (5), la octava región con menor nivel educativo de Europa y la segunda con menos titulados universitarios del estado español (17,54%). Posiblemente la atracción de los jóvenes hacia el principal sector económico balear, que necesita mucha mano de obra temporal y poco calificada para la hotelería y la restauración, esté entre las causas estructurales de este fenómeno. Los flujos de emigración y la poca inversión en el sector propician el desastre (4).
El hachazo neoliberal de recortes sociales, adquiere en Illes Balears especial dramatismo: entre 2009 y 2013, los docentes han dejado de cobrar una media de 4.657 euros; Balears está a la cabeza de recortes en profesorado, con una reducción presupuestaria del -15,1%, lo que ha supuesto 1.000 docentes menos. Desde Octubre de 2011, no se pagan los dos meses de verano a los profesores interinos, en contra incluso de lo que dicta la ley. En abril de 2012 el Parlament Balear acordaba reclamar a Madrid 860 millones de euros pendientes por inversiones estatutarias, pero el Gobierno del PP se nego a acogerse a la via judicial. Desde el 2004, el ejecutivo calculaba que el Estado acumulaba una deuda histórica de 582 millones de euros en salud y educación, deuda que hoy se calcula en 2.000 millones.
Con la mayoría absoluta del PP, surgida de las elecciones autonómicas del 2011, se inicia, paralelamente, un intento de “descatalanización” de la educación balear. En 2012, el gobierno autonómico del PP impone un proceso para la libre elección de lengua, con la finalidad de “acabar con la dictadura catalanista”(6), iniciando con la primaria. Con una campaña a favor del voto por el castellano como lengua vehicular, el gobierno obligó a los ciudadanos a elegir entre castellano y catalán, a través de una casilla en la hoja de matrícula. El resultado fue que el 62% de los alumnos eligió el catalán como primera lengua de escolarización, un 10% el castellano y un 28% se adscribió al proyecto lingüístico del centro. El resultado final fue que el 87% de infantil y primer ciclo de primaria se escolarizó finalmente en catalán y el 13% en castellano.
Habiendo perdido esta primera batalla, el PP vuelve a la carga con un nuevo proyecto: el 19 de Abril de 2013, el Consejo de Gobierno balear aprueba el decreto de tratamiento integral de lenguas (TIL), que obliga a dar la misma presencia a catalán, castellano e inglés en todos los centros docentes no universitarios.
A pesar que el Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears paralizó cautelarmente el calendario de aplicación del TIL el 6 de Septiembre de 2013, al día siguiente, el gobierno balear aprueba de urgencia un decreto ley para la aplicación del trilingüismo en la educación desde el inicio del ciclo educativo 2013-2014.
El TIL dinamita el modelo de normalización lingüística vigente desde 1987, impulsado, entonces, por el mismo PP.  En este último modelo, se aseguraba un mínimo del 50% de la enseñanza en catalán. Es decir, el decreto TIL actúa bajo el mismo objetivo: si no podemos prohibir el catalán en las escuelas, al menos lo diluimos metiendo una tercera lengua.
La chapuza del decreto obligaría a los profesores a impartir diferentes asignaturas con un conocimiento básico o mínimo del inglés. Viendo la resistencia social generada, incluso en la misma administración balear, el President Bauzá, destituyó al consejero de Educación y a 17 inspectores de Enseñanza. En Agosto de este año, en Menorca, la Concellería de Educación suspendía de empleo y sueldo por tres meses a tres directores de institutos de secundaria, por «desobedecer abiertamente» el polémico decreto.
Por si fuera poco, en Julio de 2013, se aprobó en Illes Balears una Ley de Símbolos, que permite al gobierno multar con 10,000 euros a los institutos que usen el lazo con la senyera (bandera catalana), símbolo usado popularmente durante el proceso de defensa del catalán en las escuelas.
Reacción de los maestros
Ante este estado de las cosas, los Sindicatos STEI Intersindical, FETE UGT, ANPE, FECCOO convocan en Marzo de 2013 en Marratxí a representantes de diversos centros escolares más la Plataforma Educativa de Muro y la Assemblea de Mestres i Professors en Català. En esa reunión se aprueba la constitución de Asambleas de Maestros en los centros, como base de una Asamblea General de Profesores a nivel de les Illes Balears. La Asamblea General de Maestros se compone de representantes de Asambleas de Centro Educativo más los representantes de los sindicatos, pero superando la tradicional dinámica sindical.
Desde esta primera Asamblea, empiezan a oírse propuestas de huelga general indefinida. En posteriores asambleas, el sindicato ANPE se descuelga de la propuesta de huelga.
En Mayo, se aprueba poner a votación en las Asambleas de Maestros de los centros el inicio de una huelga indefinida. En Junio, ante la presión de las Asambleas de Centro, los sindicatos STEI-i, CCOO y UGT acaban dando apoyo a la huelga, pero sin firmar la convocatoria. A partir de este momento, será la Asamblea de docentes la que liderará el proceso de convocatoria a huelga indefinida, creando el Comité de Huelga, creando una Caja de Resistencia y estableciendo las demandas, entre ellas, la retirada del decreto de TIL, del decreto de Convivencia , de la Ley de símbolos y de la LOMCE, la convocatoria a tiempo de las becas de transporte y alimentación, la recuperación de plazas de profesores y la contratación de interinos en los meses de verano.
La huelga indefinida inició el 15 de Septiembre. Una semana después, el seguimiento era masivo. En Ibiza, un 73%; en Formentera un 89%; en Mallorca un 55% y el 34% en Menorca. En total, en primaria, el seguimiento era del 55%, subiendo hasta el 59% en secundaria. Todo ello a pesar de la represión, la andanada mediática, y las amenazas de los diputados del PP, como la de Antoni Camps Casasnovas de levantar “listas negras” de los profesores huelguistas, o la de Ana María Aguiló, con retirar la custodia a los padres y madres que no lleven a sus hijos a la escuela para apoyar la huelga.
A la convocatoria de huelga se sumarán apoyos de gran parte de la sociedad Balear, desde los artistas, como Miquel Barceló, Maria del Mar Bonet, Toni Catany, Dolores Sampol, Pedro Oliver o Antoni Aloy hasta las cooperativas de trabajadores y los jubilados.
El 29 de Septiembre de 2013, la segunda semana de huelga indefinida acababa en la mayor manifestación de la historia de Les Illes Balears, con una participación de 100,000 maestros, padres, alumnos y ciudadanos, manifestación liderada por la Asamblea de docentes y co-organizada por organizaciones sindicales y sociales como Crida, STEI-i, Obra Cultura Balear, UCTAIB Cooperativas de Trabajo, Asociación Directores de Educación Infantil y Primaria, Federación de las Asociaciones de Directores de Secundaria de Baleares (FADESIB), FAPA, COAPA Baleares, Joves de Mallorca per la Llengua, CCOO, CGT-Baleares, FETE-UGT, Jubilats per Mallorca y Plataforma de Estudiantes Islas Baleares
Lecciones de los maestros
Los maestros baleares nos están dando la pauta a seguir si queremos detener el proceso de destrucción de derechos en el estado español.
Primero, porque ha sido desde un proceso asambleario, democrático, sin siglas ni prejuicios políticos, desde donde se construye la acción. Han sido los trabajadores de la enseñanza los que han definido los tiempos, las formas de lucha y las alianzas. Esto ha permitido que las inercias de las burocracias sindicales sean superadas y los hayan obligado a acelerar sus decisiones o a subirse al carro por la misma presión de los maestros.
Segundo, porque no han recurrido al corporativismo, y han involucrado a los padres y alumnos en la defensa del derecho universal a la educación pública de calidad. Han conseguido movilizar sectores sociales diversos (cooperativas de trabajo, jubilados, sectores culturales, etc.) y a generar un estado de opinión que ha roto con el cerco informativo de la mayoría de los medios de comunicación.
Tercero, porque nos plantean una acción extremadamente radical (la huelga general indefinida) con medios extremadamente pacíficos, realizando una labor pedagógica hacia el resto de la sociedad y construyendo elementos para la autogestión de la protesta – como la Caja de Resistencia.
Cuarto, porque los maestros no han separado los derechos de los ciudadanos a una educación de calidad, de sus derechos laborales ni de los derechos identitarios del pueblo balear, de la defensa de la lengua y la cultura propias.
Los sindicatos más domesticados deben poner sus barbas en remojo. O inician por voluntad propia un proceso de acercamiento a todos los sectores en lucha, desde las bases y con instrumentos asamblearios, o su papel como representante de los trabajadores corre el riesgo de ser irrelevante. Hasta ahora, la estrategia de los sindicatos mayoritarios de huelgas de un día, no han conseguido asustar a los poderosos y acaban por desmovilizar los ímpetus de protesta. Illes Balears nos demuestra que la base no está tan desideologizada y tan apática como nos dicen. A lo peor, han sido los mismos sindicatos los que están frenando una mayor profundización de la protesta de ciudadanos y trabajadores.
Por todo ello, hoy, es más importante que nunca que desde todos los sectores progresistas sociales, sindicales y políticos del Estado Español, apoyemos, en la práctica, la lucha de los compañeros de Illes Balears. Primero, apoyando su Caja de Resistencia y haciéndonos voceros de sus demandas. Luego, imitándolos, creando la conciencia y capacidades propias, desde la base.
Debemos asegurar la victoria de la Asamblea de docentes de IB frente a la imposición irracional, autoritaria, antiidentitaria y antipopular del Govern Balear. Su lucha es nuestra lucha.
Para apoyar el esfuerzo de los docentes de illes Balears, podéis enviar vuestras donaciones a la cuenta 2056-0009-74-4102003418 de Caixa Colonya (a nom de l’Obra Cultural Balear) y para ingresos desde el extranjero: ES54 2056-0009-74-4102003418 (IBAN) swift/BIC: CECAESMM056.
Más información de la lucha de los docentes de Illes Balears, en: http://assembleadocentsib.blogspot.com.es/
Notas:

(1) Recomendamos ver, para más información, el video Joan March, los negocios de la guerra en http://www.youtube.com/watch?v=PPms3-8k4SA (2) http://www.ivie.es/downloads/2013/05/Pobreza-Villar-Bancaja-Informe-2012.pdf
(3) http://www.centrodeestudiosandaluces.info/cursos/adjuntos/Antonio_Villar.pdf
(4) Ver entrevista de Ernest Cañada a Joan Amer Educación y sociedad turística en las Islas Baleares http://www.albasud.org/noticia/es/262/educacion-y-sociedad-turistica-en-las-islas-baleares(5) http://ec.europa.eu/education/news/20120914docs_en.htm
(6) http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2012/05/08/bosch-pp-logrado-acabar-dictadura-catalanista-comunidad/764442.html

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.