Menu

ATTAC Aragón: hay soluciones al fraude fiscal y a la corrupción.

22 Febrer, 2014 - Justícia Fiscal y Financiera Global

Para ATTAC Aragón hay soluciones al fraude fiscal y a la corrupción. Solo hace falta voluntad política de ponerlas en práctica.   Mientras que en España estamos viviendo una de las peores crisis financieras y económicas de su historia vemos como el erario público deja de ingresar más de 90 mil millones de euros por […]

Para ATTAC Aragón hay soluciones al fraude fiscal y a la corrupción. Solo hace falta voluntad política de ponerlas en práctica.

 

Mientras que en España estamos viviendo una de las peores crisis financieras y económicas de su historia vemos como el erario público deja de ingresar más de 90 mil millones de euros por el fraude fiscal. ¿Qué ha hecho hasta ahora el Gobierno para erradicar o aminorar el fraude fiscal?. Nada que no sea la de otorgar una amnistía fiscal a los defraudadores, la de ocultar la identidad de los contribuyentes que mantienen cuentas opacas en el extranjero para evitar tributar en España y la de poner trabas a los funcionarios de la Agencia Tributaria para que investiguen a las multinacionales y a las grandes fortunas.
Ante esta situación cabe preguntarnos si existen soluciones para luchar contra el fraude fiscal y la corrupción. Sin ningún tipo de ambages, desde Attac, podemos afirmar que sí existen soluciones, solo hace falta voluntad política para ponerlas en práctica.
La recuperación de estos 90 mil millones de euros por el fraude fiscal podrían servir, entre otras cosas, para:

Medidas contra el fraude fiscal y la corrupción
1.- Reforzando el control sobre las grandes fortunas y las grandes corporaciones mediante el incremento de los recursos humanos y económicos destinados a la lucha contra el fraude fiscal, fundamentalmente en el ámbito de la Agencia Tributaria.
Desde que se creó la Agencia Tributaria en el año 1992, esta posee el mismo número de empleados públicos mientras ha aumentado el número de contribuyentes a los que inspeccionar. En el año 2009 el número de ciudadanos por cada empleado de la Administración Tributaria era de 697 en los Países Bajos, 729 en Alemania, 860 en Francia, 862 en el Reino Unido y de 1.928 en España. Además en términos de gasto como porcentaje del PIB, España aplica en la lucha contra el fraude un tercio de lo que Francia y menos de la mitad que Alemania. Siendo en estos países la economía sumergida mucho menor que en España al dedicar un mayor gasto en su erradicación. En los últimos años el presupuesto de la Agencia Tributaria española se ha reducido en un 12%, asimismo se ha reducido de forma efectiva el numero de medios humanos destinados a la lucha contra el fraude fiscal, paralizándose la oferta de empleo público en 2012.
El Artículo 31 de la Constitución española, en su punto 1 dice: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso tendrá alcance confiscatorio”. Pues bien, la Agencia Tributaria  da un trato diferente según el tipo de contribuyente o renta. Mientras que las rentas derivadas del trabajo y del capital mobiliario se someten a una vigilancia exhaustiva, las rentas derivadas de actividades económicas y de las grandes corporaciones, en particular el fraude sofisticado, no están sometidas de igual manera, existiendo graves deficiencias en su control.
Para combatir el fraude fiscal hay que dotar a la Agencia Tributaria de más medios humanos, de mayores medios materiales y presupuestarios, así como realizar profundos cambios normativos.

2.- Poniendo en marcha un sistema impositivo justo que sea capaz de recaudar lo suficiente para financiar el Estado de Bienestar, favoreciendo a las rentas del trabajo frente a las del capital.
Para lograr este objetivo se hace necesaria e imprescindible una verdadera reforma fiscal que corrija las injusticias del actual sistema, en la que los contribuyentes aporten al erario público en función de su capacidad económica de acuerdo con lo estipulado en el Artículo 31 de la Constitución española, favoreciendo a las rentas del trabajo frente a las del capital, mediante las siguientes medidas:

3.- Haciendo público la identidad de aquellos contribuyentes que mantienen cuentas en el extranjero con el fin de evadir impuestos.
Cuando un ciudadano normal y corriente deja de pagar el IBI, una tasa o una multa su nombre sale publicado en los Boletines Oficiales de las respectivas provincias, entonces cabe que nos preguntemos, ¿Por qué no se han de publicar los nombres de los que mantienen cuentas en el extranjero sin declararlas en España con el fin de evadir el pagar impuestos?. Sería una medida ejemplarizante el que todos los ciudadanos conociésemos la identidad de los evasores de impuestos.
4.- Eliminando los paraísos fiscales y, mientras esto no se consiga, sancionar duramente a las empresas españolas que utilicen o incentiven su uso.
No se puede consentir que existan paraísos fiscales, y mucho menos que las empresas españolas cotizadas en el IBEX35 paguen menos impuestos que las medianas y pequeñas empresas valiéndose de la laxitud de la legislación fiscal española.
De las 35 empresas cotizadas que componen el IBEX35, 33 de ellas tienen sociedades participadas con domicilio social en países considerados como paraísos fiscales y cuyas actividades declaradas no tienen relación con la producción de bienes o prestación de servicios, sino con actividades financieras de sociedades de cartera y sociedades holding. Las 33 empresas cotizadas son: Abengoa, Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Amadeus, ArcelorMittal, Bankia, Bankinter, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco Santander CH, Bolsas y Mercados, CaixaBank, Ebro Foods, Enagás, Endesa, FCC, Ferrovial, Gamesa, Gas Natural, Grifols, Iberdrola, IAG Iberia, Inditex, Mapfre, OHL, Red Eléctrica, Repsol, Técnicas Reunidas, Mediaset y Telefónica. Las dos empresas no incluidas son Indra y Sacyr Vallehermoso; aunque ambas dos tienen varias empresas en paraísos fiscales su actividad está relacionada directamente con su operativa de negocios en los países en los que actúan.
Si alguien siente curiosidad por saber cuáles son las sociedades participadas de estas empresas cotizadas en el IBEX35 puede obtener dicha información en la web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. A modo de ejemplo citaremos a Telefónica y Endesa. Una de las sociedades participadas de Telefónica es Telefónica Finance USA, L.L.C. domiciliada en el Estado de Delaware de los Estados Unidos de América, sociedad controlada por Telefónica, S.A. a través de la sociedad Telefónica Europe, B.V. En cuanto a Endesa, una de sus sociedades participadas es Endesa Capital Finance, L.L.C. domiciliada también en el Estado de Delaware y controlada en su totalidad, de forma indirecta, por Endesa, S.A. a través de la sociedad Internacional Endesa, B.V. El Estado de Delaware está considerado paraíso fiscal por la legislación española, la OCDE, el Parlamento Europeo o la Tax Justice Network.
Para eliminar los paraísos fiscales habría que solicitar a la Unión Europea las siguientes medidas:

5.- Obligando a las multinacionales que operan en España a declarar aquí los beneficios obtenidos y los impuestos pagados.
No se puede consentir que las grandes multinacionales instaladas en España, ya sean productoras de bienes y servicios o comercializadoras, escasamente tributen en España por el negocio que generan en nuestro país trasladando el  mayor importe de su facturación a otros países con tributación más baja e inclusive a paraísos fiscales. El ejemplo lo podemos tener en las siete grandes multinacionales de informática e internet: Apple, Google, Amazon, Facebook, eBay, Microsoft y Yahoo, que trasladan la mayor parte de su facturación a países europeos como Irlanda y Luxemburgo.
6.- Luchando firmemente contra la corrupción en España
Los ciudadanos españoles estamos sufriendo una de la peores crisis económicas que se han dado en España, sufriendo el mayor nivel de desempleo de todos los países occidentales y de los mayores recortes sociales habidos en toda la historia, sin que se vea luz al final del túnel y observando como el nivel de corrupción y fraude fiscal se ha instalado firmemente en España con practicas casi mafiosas.
En los últimos años estamos viendo como jueces que están luchando contra la corrupción y el fraude fiscal están siendo apartados de sus labores cotidianas expulsándolos de la carrera judicial con el beneplácito o la instigación de la Fiscalía General del Estado. Al igual que vemos como responsables de la Agencia Tributaria y de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), son cesados y apartados de sus cargos, o dimiten hartos de las presiones políticas. Casos como el de Gürtel, Bárcenas, Noos, Bielsa, ERES…, son más que representativos del nivel de corrupción existente en España. Por ello, no nos debe de sorprender que la Comisión Europea señale a España como uno de los países con más corrupción en su informe anual sobre la corrupción  en el que dedica un capítulo a España junto con estadísticas informativas, indicando que las mayores prácticas de corrupción habidas en las últimas décadas se han producido en el desarrollo urbanístico, la financiación de los partidos y en la contratación pública. La práctica de la corrupción se ha extendido en estas últimas décadas como una mancha de aceite por todo el territorio nacional en donde algunos políticos sin escrúpulos, actuando en simbiosis con poderes económicos, se han venido enriqueciendo ilícitamente amparados por los “aparatos” de los partidos políticos que actuando bajo la “ley de hierro de las oligarquías” han permitido sus latrocinios y que la corrupción sea hoy vista por la inmensa mayoría de los ciudadanos como su segunda preocupación tras el desempleo.
Para actuar firmemente y con voluntad política contra la corrupción, se debe:

Todos contra el fraude fiscal y la corrupción
Los ciudadanos debemos de exigir a los poderes públicos que actúen firmemente contra la evasión fiscal, la economía sumergida y la corrupción política, financiera y económica.
Desde ATTAC España y ATTAC en Aragón creemos que sí hay soluciones para luchar contra el fraude fiscal y la corrupción con las medidas que hemos propuesto. Luchar contra el fraude, la evasión fiscal y la corrupción es una cuestión de voluntad política.
http://www.aragon.attac.es/

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.