Historias de Semana Santa. “Las Penas” de “Graná”

19 abril 2014 | Categorías: Estatal, Opinió | 687 lecturas |

Carlos Martínez – Presidente de ATTAC Andalucía

La semana de pasión la estamos pasando millones de personas, paradas, precarias, pobres incluso con sub-empleos. Desahuciados en espera del embargo, cual nazarenos que saben que su cruz es la muerte de sus esperanzas vitales en manos de banqueros sayones y soldados que van a asestar la lanza que acabe con la ilusión vital y el esfuerzo de años en una obra, una oficina, un aula o limpiando para otros.

La semana de pasión la sufrimos los que tenemos que ir a las procesiones a distraernos porque en la “tribunas de los pobres” o las calles de los barrios, todavía son gratis y hacen pasar la tarde, sentir la emoción de las saetas o le energía de las cornetas que tocan personas tan desgraciadas como nosotros. Los sin playa, a no ser que vivamos en la Malvarrosa, el Huelin o la Caleta, nos apretujamos en una ilusión tan falsa y vana como el oropel de los tronos o los anhelos y necesidades expresados en forma de promesa. Estos días miles de personas han pedido empleo detrás de un anda. Hace tres semanas más de un millón lo exigimos en las carreteras y las calles del centro del poder financiero y cruel que nos despoja de nuestras vestiduras, en Madrid. Ese es en mi opinión el camino.

Semana de pasión de cientos de miles de camareras y camareros precarios que sirven a destajo, mal pagados y contando los días que quedan de desfiles católicos, no por devoción cofrade, sino por lo que va a durar su empleo. El turismo se basa en la precariedad, el subempleo y la explotación pura y dura en la inmensa mayoría de los caos. Europa, el Gobierno del PP, la gran patronal ya han decidido que el único oficio con futuro en el Reino de España es el de camarero o camarera. Somos eso, un centro de vacaciones de ricos, jóvenes borrachos de los barrios de clase media británicos y de rusos y chinos emergentes. La industria ¿Para qué? La investigación ¡¡Que inventen ellos!! Vuelve con rotundidad la alabanza de la ignorancia y el fin de las becas. Total para servir copas o hacer camas de hotel, los títulos no hacen falta y si estudiamos aunque sea primaria, nos podemos sublevar.

Siempre en esta semana conocida en los países de tradición católica como santa, recuerdo que, siendo diputado provincial de Granada, delegado del Área de Cultura, la Cofradía de “Las Penas” de la ciudad del Darro me vino con un conflicto que consistía, según me expresó su hermano mayor el profesor de Derecho Mercantil Señor Pérez Serrabona, con mucha educación, respeto por la laicidad y por mí, en que una imagen de un Jesús atado a la columna, de Pablo de Rojas, del siglo XVI, había sido restaurada y los técnicos de “cultura” de la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial no la dejaban procesionar. Yo, agnóstico convencido y ateo militante, lo reconozco, había sido educado de adolescente en un seminario menor de la Orden de las Escuelas Pías y guardaba buen recuerdo de mis profesores, varios de ellos amigos de la teología de la liberación, de formación teológica de la escuela jesuítica y progresista y que me ayudaron a descubrir la justicia social, el antifranquismo e incluso la introducción del marxismo. Guardo pues grato recuerdo de aquellos escolapios valencianos, que me dieron una vasta cultura humanística. Pues bien, aunque descreído, las cosas de la religión no me resultan lejanas. Atendí pues con atención a Pérez Serrabona y confieso que con suspicacia a los técnicos. Las Diputaciones Provinciales, muchas de ellas, poseen un curioso patrimonio muy interesante y además fruto de la desamortización de Mendizábal a mediados del siglo XIX; muchas poseen capillas, iglesias e imágenes, incluso antiguos conventos. Pues bien, la de Granada es la propietaria del Cristo columnario de Pablo de Rojas y por tanto decidí yo, no siendo desautorizado por mi amigo el también socialista descreído Antonio India, que la imagen estuviera en las calles de Granada. Pensé que el pueblo, no tanto los cofrades, el pueblo, gozaría en la calle de una obra del siglo XVI joya de la imaginería barroca, hecha para procesionar, sí, pero que también transforma, los miércoles santos, las calles de Granada en un Museo. En agradecimiento me hicieron hermano honorario y me atendieron con sus oraciones y una “levantá” de honor. Por eso muchos miércoles santos, incluido este último, me apretujo entre la gente para ver salir a “las Penas” de San Matías y sentir que algo he podido hacer por la cultura popular, y es que esa imagen, todo el año en un altar, pueda ser contemplada en su hermosura barroca por quienes, como yo, este año no hemos tenido para ir de vacaciones. Eso sí, la propiedad de la imagen es y sigue siendo pública, de la Diputación, eso lo dejé muy claro y documentado; de hecho no podía ser de otra manera. Pues bien, esa acción cultural por Granada no la ha posibilitado sino un socialista marxista y republicano, laico y no creyente y ahora me apetece que la derechona falangista y reaccionaria que domina Granada se entere o al menos no lo oculte.
La Semana de pasión la hace más dura todavía la beata rociera Fátima Báñez con sus mentiras insultantes sobre el fin de la crisis y la recuperación, así como las torpes y soeces mentiras del jefe del estado afirmando en los Emiratos Árabes Unidos lo bien que está su reino. Estos católicos mienten como bellacos e imagino se habrán confesado ya. La verdad es que el ligero repunte en las cifras de la economía española, en primer lugar, es temporal, pues vienen más crisis y repuntan los problemas y, en segundo lugar, se debe a que estos “patriotas” están vendiendo el Reino de España a los fondos buitre a precio de saldo. Están cual comerciales sin escrúpulos vendiendo “su patria, su reino y su hacienda” a comisión seguramente a fondos especulativos internacionales.

Hemos de acabar con tanta mentira, con tanto recorte, con la troika y con el objetivo de déficit, para que dejen de abusar cruelmente de nosotras y nosotros, seguir luchando en las calles y en las urnas frente a los que nos roban la vida, pero también frente a los que nos engañan. Los del 135, los mismos que crean nuestra pobreza y nuestros recortes y ahora tratan de volver a tomarnos por imbéciles. Pronto habrá una oportunidad en las urnas. Ni el caduco régimen del 78, ni el bipartidismo corrupto harán nada porque volvamos a poder ir de vacaciones. Pero sí hay algo muy ilusionante y es que nuestra Pascua de Resurrección ya ha sido y fue un sábado, el 22 de Marzo. Las personas dignas apuntamos el camino y marchamos, no al son de trompetas y tambores, sino de cantos de justicia, libertad, pan, techo, trabajo y contra la troika. Sin disfraces, la Troika es nuestra cruz y la deuda nuestro látigo. A por ellos.

www.portuarioenexcedencia.com

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

20 aniversari d’ATTAC España

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH


Plataforma contra l'ampliació de l'aeroport de Palma

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Arxiu