Las sanciones a Rusia las pagan los agricultores y ganaderos de la Unión Europea. Otra política internacional es imprescindible

19 agosto 2014 | Categorías: Internacional, Opinió, Unió Europea | 570 lecturas |

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

Los agricultores españoles no se deben dejar engañar. El origen del boicot ruso a productos frescos españoles está en la decisión de Bruselas, impulsada por Washington y Berlin, de imponer sanciones a Rusia por su apoyo a la rebelión de la población de origen ruso de Ucrania y que supuestamente ellos apoyan.

Por tanto la Unión Europea debe pagar las pérdidas inducidas por sus políticas imperialistas ya pasadas de época y sin posibilidad real de influir sobre Rusia. Estas políticas trasnochadas al final solo perjudicarán a los agricultores y ganaderos europeos y españoles en particular. Europa no puede practicar políticas neoimperialistas y ser tan sumisa a los EE.UU. La UE alemana, neoliberal y dependiente del capitalismo anglosajón, es un fracaso para los pueblos de Europa.

La doble vara de medir nos hace recordar al Estado de Israel, que de forma fehaciente bombardea de forma criminal e indiscriminada. Ejecuta con precisión un holocausto diseñado ya en el siglo XX y sin embargo, actúa con impunidad y se le siguen suministrando armas.

Todo lo que ocurre forma parte de la geoestrategia imperialista del capitalismo y su afán de control mundial a sangre y fuego.

Pero el mundo está cambiando. Rusia accede a nuevos mercados. Los BRICS cada vez están mejor organizados y la crisis capitalista vuelve a repuntar.

Parte de ese repunte de la crisis capitalista se debe al estancamiento alemán y su freno en las exportaciones industriales. También a buen seguro las sanciones a Rusia que han contribuido y contribuirán a la crisis capitalista de mundo occidental.

Todo lo que esta ocurriendo en el sistema-mundo no son sino convulsiones del cambio que esta sufriendo. Situar a la UE entre las potencias decadentes, exige también la decidida reivindicación de que el estado español practique una política internacional radicalmente diferente, en la que el apoyo a la multipolaridad sea un exigencia imprescindible y de primer orden en el avance de la izquierda mosaico española y de las candidaturas populares y de unidad hacía el gobierno del estado. También en la exigencia de una Europa diferente.

Un melocotón de Guadix, una bomba de racimo arrojada sobre Gaza y el estancamiento alemán o una pera de Lleida están más conectados de lo que la gente cree. Mientras ellos -los poderosos sean gobiernos o corporaciones y ricos del mundo- juegan un ajedrez mortal y de control, los pueblos pagamos las consecuencias.

 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns Telegram ATTAC España

20 aniversari d’ATTAC España

Economía para la ciudadanía

Vinyetes

Crida

No a todos los machismos - Forges

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH


Plataforma contra l'ampliació de l'aeroport de Palma

Arxiu