Menu

¡Hay que echarlos!

24 Agost, 2014 - Estatal, Opinió

Manuel Herrero – ATTAC- Jerez El Ayuntamiento de Jerez, o mejor dicho, los que lo han gobernado en los últimos tiempos, han generado una tremenda deuda, no la económica, que ya la conocemos bien, sino otra, aún mayor pero posible de pagar. Esta no es con los bancos o proveedores, sino con los vecinos de Jerez, sus únicos […]

Manuel Herrero – ATTAC- Jerez
El Ayuntamiento de Jerez, o mejor dicho, los que lo han gobernado en los últimos tiempos, han generado una tremenda deuda, no la económica, que ya la conocemos bien, sino otra, aún mayor pero posible de pagar. Esta no es con los bancos o proveedores, sino con los vecinos de Jerez, sus únicos y verdaderos dueños. Es sencillamente darles información de cómo se han gestionado sus recursos, los impuestos de todos, y su patrimonio, el que se ha ido haciendo con el esfuerzo de muchas generaciones de jerezanos y jerezanas. Nos deben información y transparencia.
Y es que por más tiempo que ha pasado y por más colores distintos que han gobernado nuestra corporación, los ciudadanos, los jerezanos, no sabemos aún ni una pequeña parte de cómo funciona esta institución tan cercana y tan necesaria, veamos…
No sabemos nada de dónde sale el dinero que entra en el Ayuntamiento, quién paga y quién deja de pagar, cuanto se paga en Montealto y cuanto en El Chicle, cuanto paga un kiosko y cuanto un puesto del mercado de abastos. ¿Y por qué es así? No sabemos casi nada de cómo son nuestros impuestos y si pagamos más que nuestros vecinos o los de otra población como la nuestra.
Esa es una de las partes porque la otra pata, la de los gastos, es aún menos transparente, ¿Cuánto se gasta el Ayuntamiento en intereses? ¿Y en comidas y publicidad? ¿Cuánto cobran los altos funcionarios municipales? ¿Quien ha decidido el importe? En definitiva, saber dónde va nuestro dinero y por qué. Cualquiera que tuviera un empleado a su cargo, le haría ese esas preguntas, ¿no? Quizás es que si se conociera eso algunos harían un ridículo muy evidente ante la ciudadanía o quedarían en una situación muy comprometida ante la policía.
Hay también preguntas que son fáciles de contestar, y en las que el silencio es muy esclarecedor: ¿Hay empresas que reciben más contratos que otras? ¿Hay medios de comunicación mejor tratados que otros? ¿Hay acreedores que cobran más rápidos que otros? Sólo hay que hacer público el listado de gastos, accesibles, y que los ciudadanos lleguen a conclusiones y si quieren que tomen sus decisiones posteriormente.
Pero de estos asuntos generales hay tres particularmente que necesitan una amplia y detallada explicación, tres asuntos que los próximos gobernantes del Ayuntamiento de Jerez deberían explicar a los ciudadanos, ya que los que hasta ahora han gobernado no lo han hecho:
La deuda municipal 
Primero la tremenda e impagable deuda municipal, unos y otros se echan la culpa, pero seguro que un par de técnicos municipales, que los hay muy bien preparados, nos dan en pocos días un listado con la composición de la deuda y cómo se ha ido formando, a quién se le debía, como se aprobó el gasto, cuando se hizo… Estoy seguro de que no nos llevaremos muchas sorpresas, porque todos intuimos quiénes son los culpables y a quien ha beneficiado la deuda. Esto en un lenguaje más técnico se llama auditoría de la deuda y puede llevarnos a conclusiones como que hay parte de esa deuda que es ilegítima y que por tanto los jerezanos no tenemos por qué pagar, y la otra mucho más difícil si cabe, señalar responsables y exigirles reparación a sus actuaciones.
Aguas de Jerez
Este es otro asunto, todavía nadie me ha explicado ni encuentro una respuesta lógica a que se venda una empresa que daba beneficios, unos 10 millones de euros anuales, a una empresa privada, para quelimpiamente se gane mas de 300 millones de euros (300.000.000 de euros), se dice pronto. Pero para los antiguos serían cuarenta y nueve mil ochocientos millones de pesetas (49.800.000.000), importe que serviría para quitar la tercera parte de la deuda municipal. Con cara de tonto sigo preguntándome: ¿Por qué?
Circuito de velocidad
Este es de los asuntos más escabrosos y opacos del Ayuntamiento de Jerez, ha estado años sin ningún control, los responsables políticos, de todos los colores y rangos, hasta el Rey, han mirado para otro lado mientras disfrutaban de prebendas, langostinos, pases VIP, fiestas privadas y muchos etcéteras más. ¿Nadie, de ningún partido, se ha preguntado por los elevados beneficios de empresas ligadas a directivos de la federación de motociclismo, a los distintos gerentes y responsables que han pasado aumentando considerablemente su patrimonio? ¿Nadie ha sospechado nunca nada? Todo el mundo podía comprobar que las entradas vendidas no se correspondían con los espectadores que decían que acudían los tres días de pruebas y carreras, todo el mundo sabía que el circuito es alquilado casi diariamente, ¿todos lo sabían y nadie nunca hizo nada por aclararlo? Este es un asunto que cuando cambie el gobierno municipal y no esté ninguno de los que han hecho la vista gorda puede dar muchas sorpresas y muy desagradables, seguro.
Bueno, y esto no ha hecho más que empezar, hay una, por desgracia, larga lista, de asuntos de los que nada, o muy poco ha trascendido a la opinión pública jerezana: la relación con la Unión de Hermandades, las subvenciones a peñas y asociaciones, las contrataciones de personal a dedo, los eventos deportivos como la Vuelta Ciclista o el apoyo al Xerez CD, el asunto Fitur, que ha incluido el nombre de Jerez en la famosa trama Gürtel, los convenios urbanísticos de la Gerencia de Urbanismo, y de seguro muchos más que se me quedan en el tintero.
Es hora de que el Ayuntamiento pague esa deuda con los ciudadanos, es hora de que nos enteremos de verdad de todo lo que ha estado pasando a nuestras espaldas, es hora además de exigir responsabilidades. Pero claro, los que están implicados no lo van a hacer, por eso es hora también de cambiar a quienes mandan, para que nos enteremos y exijamos responsabilidades. Pero hay que tratar de que eso no pase más, y por tanto no sólo hay que cambiar a las personas, hay que cambiar la forma de elegirlos, como fiscalizarles, cómo y aún más, hay que hacer que el ciudadano sea.
Y eso es posible sólo dentro de menos de un año, en las elecciones municipales, así que es en estos momentos es cuando debemos actuar, debemos poner los cimientos, las bases, para que ese cambio sea posible y tengamos un Ayuntamiento del que nos podamos sentir orgullosos y responsables.
Sólo un eslogan final: ¡Hay que echarlos! Hay que recuperar Jerez, ganar Jerez. 
Artículo publicado en LaVozdelSur.es
 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.