Menu

En las calles de NY, la reunión clave sobre cambio climático

22 Setembre, 2014 - Internacional, Notícies

La ONU convocó a una cumbre el martes; día de acción global David Brooks – Periódico La Jornada Nueva York, 19 de septiembre. La Organización de Naciones Unidas ha convocado una cumbre sobre el cambio climático el próximo martes para impulsar acciones inmediatas ante esta emergencia que está a punto de provocar daños irreversibles al planeta, […]

La ONU convocó a una cumbre el martes; día de acción global
David Brooks – Periódico La Jornada

Nueva York, 19 de septiembre.
La Organización de Naciones Unidas ha convocado una cumbre sobre el cambio climático el próximo martes para impulsar acciones inmediatas ante esta emergencia que está a punto de provocar daños irreversibles al planeta, pero para algunos la reunión más importante sobre el asunto será la que se llevará a cabo en las calles de Nueva York el domingo.
Sus organizadores esperan que decenas de miles participen en La marcha del pueblo sobre el clima, así como en cientos de acciones y otros encuentros alrededor del mundo. Será la marcha sobre cambio climático más grande de la historia, dicen.
La iniciativa tiene entre sus consignas para cambiar todo, necesitamos a todos, y con ello, se ha convocado a una muy amplia gama de participantes, desde agrupaciones ambientalistas nacionales tradicionales hasta ecologistas radicales, desde liberales de Wall Street a activistas que aún se identifican como Ocupa Wall Street. La idea es expresar que todos enfrentan la misma emergencia [http://peoplesclimate.org/esp/].
Los organizadores dicen que más de mil 400 grupos de todo tipo están colaborando en esta iniciativa. “Nuestra demanda es: acción, no palabras –tomar la acción necesaria para crear un mundo con una economía que funciona para el pueblo y el planeta– ahora”, afirman los organizadores en lo que llaman un día de acción global. De hecho, señalan que esto no se limita a la marcha en Nueva York, sino que se realizarán acciones en decenas de otros lugares alrededor del mundo, incluyendo actos masivos en Río de Janeiro, Bogotá, Londres, Berlín, París, Ámsterdam, Lagos, Delhi, Melbourne, Estambul y Johannesburgo.
El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon ha indicado que se sumará a la marcha en Nueva York. Entrelazaré brazos con aquellos marchando por acción sobre el clima. Estamos con ellos del lado correcto de este tema clave para nuestro futuro común, declaró en conferencia de prensa el miércoles.
Algunas agrupaciones que participarán en la marcha anunciaron que, además, realizarán acciones para enfocar la atención sobre los que acusan son los más responsables de la crisis ambiental: el sector financiero-empresarial, pues afirman que las inundaciones, entre otros desastres, se han intensificado alrededor del mundo como resultado de las políticas del gran empresariado industrial y financiero. Los activistas –entre ellos veteranos de Ocupa Wall Street– han invitado a todos a vestirse de azul e inundar a Wall Street el lunes [http://floodwallstreet.net].
Brechas y conflictos
El secretario general de la ONU programó la cumbre sobre el cambio climático un día antes del inicio del debate anual de la Asamblea General, y se espera la participación de decenas de mandatarios, incluyendo a Barack Obama, con el propósito de promover avances en las medidas para reducir la emisión de gases de invernadero en preparación de la cada vez más clave reunión mundial en París el año próximo, cuyo objetivo es un acuerdo universal sobre el clima.

Aunque la previa reunión mundial sobre cambio climático en Copenhague 2009 marcó la primera vez en que Estados Unidos acordó fijar metas de reducción de emisiones y que algunas de las principales economías en desarrollo (China e India, entre ellas) se comprometieran a limitar las suyas; la conclusión de esa reunión también ilustró enormes brechas y conflictos entre países y regiones.
Europa –a diferencia de casi todos los demás– es la única región que se comprometió a un plan concreto para reducir en 40 por ciento las emisiones para año 2030.
La idea de la cumbre en Nueva York es buscar cómo superar esos obstáculos antes de la próxima reunión en París en 2015, cuyo objetivo es instaurar un nuevo acuerdo para reducir emisiones de gases de invernadero después del año 2020, cuando caducan los compromisos actuales.
Sin embargo, algunos gobiernos aún no se han comprometido a enviar a sus líderes a la cumbre del martes, entre ellos los de China e India, jugadores clave en todo esto, mientras que el gobierno de Obama aún no ha dejado en claro si se comprometerá a metas más extensas y concretas que las de ahora, donde ha ofrecido más retórica y medidas limitadas –mientras amplía su producción de hidrocarburos– en torno al cambio climático.
Desde hace 25 años científicos han advertido lo que algunos llaman colapso sistémico causado por el cambio climático. Informe tras informe de los expertos mundiales, cada uno más alarmante que el anterior, documentan que el mundo ya se encuentra en el proceso de colapso y el informe más reciente del grupo de expertos de la ONU, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, dejó claro que los fenómenos relacionados ya están afectando todos los continentes y océanos del mundo; un borrador filtrado de su último informe concluye que sin mitigación, el calentamiento global llegará a tener impactos severos, amplios e irreversibles por todo el planeta a finales de este siglo. La semana pasada, científicos concluyeron que el pasado mes de agosto fue el más caliente jamás registrado a nivel mundial.
Sin embargo, aunque casi todos los gobierno y los sectores empresariales y financieros están conscientes de que ponen la sobrevivencia planetaria en jaque, aún no hay los acuerdos necesarios a escala mundial para frenar el fenómeno y rescatar el futuro.
El elenco de líderes mundiales ha fracasado, por ahora, en hacer lo que la comunidad científica considera necesario para evitar la aceleración de un desastre ya anunciado, generando poca confianza en que se logrará algo ahora. Tal vez por esa falta de credibilidad en los políticos no sorprende que el secretario general Ban Ki-moon ha nombrado a Leonardo DiCaprio mensajero de la paz de la ONU dedicado al tema de cambio climático y que el actor dará el discurso inaugural de la cumbre el martes.
Pero como comentó una fuente de La Jornada al enterarse: “Bueno, es apropiado que la estrella de Titanic sea mensajero oficial sobre el cambio climático… aunque ese viaje no terminó bien”.
 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.