Catalunya de la Frontera

23 noviembre 2014 | Categorías: Estatal, Opinió | 687 lecturas |

Manuel Herrero Villanueva – ATTAC Jerez

En el diccionario hay palabras que te gustan tan solo por su sonido, sin tener en cuenta su significado. A mí me pasa con azul, cariño, sultana, calabaza, morena, cielo, sin embargo a otras les tengo manía, no me gustan. Una de ellas es patria. No me gusta su sonido, pronunciar su “tr” es como si mordiera un cartílago, como cuando arañas una pizarra, me da cierta grima.

Pero tampoco me gusta su significado, cuando la veo en los azulejos de las puertas de los cuarteles, en los monumentos a héroes descerebrados o de padres de los nacionalismos me suena a exclusión, es como si me gritaran que si no enloquezco con sus colores y por ser de su mismo color y de su misma tierra soy un apestado y no tengo hueco en sus dominios.

Puede parecer muy simplista pero para mí es así, el llamamiento a la patria nunca me supo levantar. Dicho esto, para que nadie se llame a engaño, me gustaría reflexionar sobre el asunto Catalunya.

En el simulacro de referéndum que se hizo en Catalunya el pasado 9N votaron 2,4 millones de personas. En las últimas elecciones al Parlamento catalán en noviembre de 2012, 3,6 millones de personas, es decir, han votado un 66 % de los votantes habituales. Esta cifra no es nada despreciable, menos aún sabiendo que los principales opositores a esta consulta tuvieron entre los dos (PP y Ciudatans) 746.000 votos. Así que los comentarios de que esto fue un fracaso no se sostienen con un mínimo de rigurosidad.

Esas cifras permiten por simple lógica afirmar que Catalunya no es un invento de Artur Mas y cuatro iluminados más, que hay un sentimiento nacionalista muy implantado en el pueblo catalán. Es verdad que a ese sentimiento nacionalista se le han sumado en los últimos tiempos algunas cosas que le han servido de altavoz, lo han agrandado, por ejemplo la crisis económica y el rechazo a la política tradicional general. En Catalunya esa desafección se ha ido volcando en un rechazo a los partidos “nacionalistas españoles” PP y PSOE, a lo que hay que añadir la torpe actuación de los líderes regionales de esos partidos.

Pero por más que se puedan encontrar justificaciones de todo signo a los resultados no se puede ignorar que ese sentimiento es real y que hay que darle alguna salida, salida que por una parte no puede escudarse en la legalidad y la Constitución, preceptos estos que los partidos tradicionales se han saltado a la torera cuando les ha dado la gana, y por la otra tampoco puede encontrar un numantino enroque victimista que tan sólo responda culpando de todos los males al nacionalismo español. Diálogo, hace falta mucho diálogo.

Pero después de ese análisis a mí me quedan muchas dudas, por ejemplo, la oportunidad del estallido del sentimiento nacionalista, por los dos lados, dos líderes salpicados de corrupción hasta las cejas, Rajoy y Mas, de pronto se enzarzan en una batalla en la que pringan al Tribunal Constitucional, la Unión Europea, partidos, asociaciones, sin dar la mas mínima solucion. ¿Se está escenificando una pelea entre estos dos líderes para desviar la atención de los votantes hacia otro lado? No lo sé, pero da muy mala espina y no creo en las coincidencias.

Por otro lado me pregunto ¿qué significaría una independencia de Catalunya para nuestra sociedad? ¿Habría menos paro? Por ejemplo. Y es que creo que los problemas de nuestra sociedad no son territoriales. Un parado catalán necesita tanto un trabajo digno como uno extremeño y un corruptor es tan sinvergüenza y se siente tan impune en Premiá de Mar como en Sevilla.

El problema según mi punto de vista es de políticas, CiU es un partido que comparte ideología, y parece que métodos de financiación, con el PP y con el PSOE, han votado con éstos en miles de ocasiones, cuando les ha convenido a ellos, no a su comunidad, presupuestos, planes de inversión, nombramientos, etc. ¿Qué va a cambiar si siguen mandando en una posible Catalunya independiente? Creo que nada.

Se seguirán protegiendo corruptos, se llevarán a cabo políticas que supongan que las grandes fortunas paguen menos impuestos que sus limpiadoras y que se puedan marchar a paraísos fiscales, se seguirán cerrando hospitales públicos para que tengan más negocio las empresas sanitarias privadas, se seguirá privatizando el ciclo integral del agua a favor de AGBAR, perteneciente a la multinacional SUEZ… aunque todo esto lo hagan envueltos en una bandera cuatribarrada y con una barretina encasquetada hasta las cejas.

Artículo publicado en La Voz del Sur

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu