Hay que iniciar ya la transición energética

8 diciembre 2014 | Categorías: Opinió | 866 lecturas |

David Hervás – ATTAC Castelló

La reciente publicación del Word Energy Outlook 2014[1] por la Agencia Internacional de Energía (AIE en adelante) el pasado 12 de noviembre, ha confirmado lo que se venía anunciando desde hace años [2]: ha llegado ya el inevitable agotamiento de los recursos energéticos no renovables baratos, principalmente los combustibles fósiles. Esto plantea un escenario futuro con una oferta decreciente de energía que no podrá cubrir una demanda de energía creciente en los próximos años.

“El sistema energético mundial corre el peligro de no colmar las esperanzas y expectativas puestas en él” [3], dice el primer párrafo del resumen ejecutivo. Y no es para menos, si observamos los siguientes escenarios futuros de producción de las distintas fuentes de energía no renovables, todos ellos sacados de informes oficiales:

14.6 PETRÓLEO: FUENTE : World Energy Outlook 2013, Agencia Internacional de Energía.5.9 CARBÓN: FUENTE : World Energy Outlook 2014, Agencia Internacional de Energía.
AZUL: minas existentes. MARRÓN: ampliación de minas existentes. VERDE: reservas hipotéticas en minas sin abrir.GAS:FUENTE : World Energy Outlook 2014, Agencia Internacional de Energía. GAS:FUENTE : World Energy Outlook 2014, Agencia Internacional de Energía.URANIO: FUENTE : World Energy Outlook 2014, Agencia Internacional de Energía. URANIO: FUENTE : World Energy Outlook 2014, Agencia Internacional de Energía.LA FAMOSA REVOLUCIÓN DEL FRACKING NO CUBRIRÁ LA DEMANDA DE EEUU. LA FAMOSA REVOLUCIÓN DEL FRACKING NO CUBRIRÁ LA DEMANDA DE EEUU.
La producción petrolera de EEUU, fracking incluido, alcanzará su cénit en 2019. FUENTE: US Energy Information Administration.

Estas previsiones, que aparecen dispersas en distintos informes oficiales, confirman las previsiones que aparecen en estudios académicos independientes aparecidos este mismo año 2014, como el publicado en agosto por la Universidad de Melbourne [4] que destaca el acierto de las previsiones del libro Los Límites del Crecimiento, [5] primer informe del Club de Roma que en 1972 alertó tempranamente de este problema. En abril se público el más reciente informe encargado por el citado Club de Roma[6] que advierte de la amenaza que supone la escasez de todos los recursos mineros en general, dado que las reservas existentes no se pueden explotar sin utilizar combustibles fósiles en abundancia.

También hemos de destacar otro estudio aparecido en octubre en la revista Energy firmado por un equipo de investigadores de la Universidad de Valladolid [7], que se concentra principalmente en el tema energético.

En el Estado Español cuando se habla de energía, inmediatamente nos viene a la cabeza la electricidad, que no es una energía primaria, sino que es simplemente un fenómeno físico que permite dar aplicaciones variadas a la energía que facilitan su consumo. La realidad es que el consumo de energía eléctrica en España representaba sólo el 23,4% del total consumido en 2013. Para la producción de esa pequeña fracción, existe un abanico de energías primarias: solar, eólica, hidroeléctricas, nuclear, gas, fuel, carbón, biomasa…

Fuente: La energía en España 2013. Ministerios de Industria, Energía y Turismo. Fuente: La energía en España 2013. Ministerios de Industria, Energía y Turismo.

Agregando las fuentes de energía primaria previstas se puede predecir que la oferta mundial de electricidad cubrirá la demanda hasta aproximadamente 2030.

FUENTE: Iñigo Capellán‐Pérez, Margarita Mediavilla, Carlos de Castro, Óscar Carpintero, Luis Javier Miguel. “Fossil Fuel Depletion and Socio‐Economic Scenarios: An Integrated Approach”. Energy, Oct. 2014. FUENTE: Iñigo Capellán‐Pérez, Margarita Mediavilla, Carlos de Castro, Óscar Carpintero, Luis Javier Miguel. “Fossil Fuel Depletion and Socio‐Economic Scenarios: An Integrated Approach”. Energy, Oct. 2014.

El problema está en el resto, ya que de entre todos los recursos renovables, sólo va a aumentar la oferta de gas de manera sostenida de aquí a 2040.

En el 76,6 % restante, la mayor parte de la energía se utiliza en transporte, además de en calefacción. Agregando la oferta mundial de combustibles prevista, se puede predecir que en un momento antes de 2020 no se podrá cubrir la demanda mundial para transporte. Hay que tener en cuenta que, con la tecnología existente, los motores eléctricos no son bastante potentes para mover camiones grandes, maquinaria pesada (la empleada en obra pública y en minería) y cargueros navales (aunque existen buques de propulsión nuclear, todos son militares con la excepción de unos pocos buques rompehielos árticos rusos), con lo que la dependencia del sistema económico de los combustibles fósiles es crucial.

FUENTE: Iñigo Capellán‐Pérez, Margarita Mediavilla, Carlos de Castro, Óscar Carpintero, Luis Javier Miguel. “Fossil Fuel Depletion and Socio‐Economic Scenarios: An Integrated Approach”. Energy, Oct. 2014. FUENTE: Iñigo Capellán‐Pérez, Margarita Mediavilla, Carlos de Castro, Óscar Carpintero, Luis Javier Miguel. “Fossil Fuel Depletion and Socio‐Economic Scenarios: An Integrated Approach”. Energy, Oct. 2014.

Esta carencia de combustible tendrá un efecto sobre el actual modelo productivo, la globalización, que ha hecho aumentar el consumo de combustible para el transporte de mercancías, siendo por esto el comercio uno de los principales contribuyentes al calentamiento global.

Rutas marítimas en 2008, antes de la crisis global. Fuente: http://gcaptain.com/new-satellite-data-reveals-major-uptick-in-global-maritime-traffic/

De hecho ya se está observando que el comercio internacional no recupera los niveles anteriores a la crisis. Al clima de recesión hay que añadir factores estructurales, ya que según un informe reciente del Fondo Monetario Internacional [8], la fragmentación de la producción que se instaló en la economía mundial desde los años 1990 se está reduciendo, ya que China está disminuyendo sus importaciones de partes y componentes, y los Estados Unidos han ralentizado el proceso de deslocalizaciones.

Es la demanda la que produce las bajadas de precio y no el aumento de la oferta de petróleo. Las mayores bajadas de precio las producen las recesiones globales: la más abrupta se produce en 2008-2009 , y otra más errática pero sostenida de 2012 hasta ahora. Fuente: The 2014 Oil Price Crash Explained. Euan Mearns, en su blog el 24.11.2014 http://euanmearns.com/the-2014-oil-price-crash-explained/ Es la demanda la que produce las bajadas de precio y no el aumento de la oferta de petróleo. Las mayores bajadas de precio las producen las recesiones globales: la más abrupta se produce en 2008-2009 , y otra más errática pero sostenida de 2012 hasta ahora. Fuente: The 2014 Oil Price Crash Explained. Euan Mearns, en su blog el 24.11.2014 http://euanmearns.com/the-2014-oil-price-crash-explained/

Paradójicamente, los actuales precios del petróleo parecen indicar una abundancia en la oferta de petróleo. Sin embargo, estos precios bajos lo que indican es la recesión que viven la mayor parte de las economías y que se está agravando y extendiendo a las economías emergentes[9], siendo estos bajos precios originados por la baja demanda. Los argumentos que defienden que la bajada de precios se debe al incremento de la oferta son discutibles: la cacareada independencia energética de EEUU es un mito (según la US Energy Information Administration los EEUU producen 11,1 mbd pero consumen 18,9 mbd actualmente[10] y su producción declinará a partir de 2019); además, se habla del aumento de producción de Libia e Irak y se olvidan las ventas por debajo de coste efectuadas por grupos insurgentes en ambos países[11] [12]; por último se ha afirmado en los media que Arabia Saudita ha incrementado su producción para bajar el precio del crudo con el fin hacer quebrar el frackingnorteamericano, que dejaría de ser rentable entre 80$b y 50$b, cuando en realidad tanto Arabia Saudita como el conjunto de la OPEP ha reducido su producción en octubre, según datos oficiales de la OPEP [13].

En cualquier caso, y aunque en un futuro se incrementase la oferta de combustibles fósiles, existe otra restricción que no se puede obviar: para cumplir el objetivo recomendado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) a fin de limitar el aumento global de la temperatura a 2ºC, el mundo no podrá emitir más de unas 1.000 gigatoneladas de CO2 de 2014 en adelante[14] si quiere evitar una catástrofe. Catástrofe que de no evitarse sería irreversible.

Por todo ello, debe iniciarse una transición hacia otro modelo energético, lo que implica un nuevo modelo productivo, de transportes y de hábitat. Dicho modelo difícilmente se va poner en marcha sin una intervención regulatoria decisiva por parte del Estado, aunque desde el mercado lleguen señales de empresas que replantean sus estrategias a fin de reducir su factura energética en pos de una mayor eficiencia económica, o surjan iniciativas como las cooperativas de energía. Sin embargo, por el lado del consumo la eficiencia energética hasta ahora no ha sido un objetivo de los hogares, todo lo contrario, el objetivo ha sido la comodidad y el confort, de modo que durante los años de crecimiento económico se han despilfarrado recursos no renovables, y ahora, en años de recesión, esta misma sociedad ve aparecer en su seno la llamada “pobreza energética” de los hogares, que no es sino una manifestación de la redistribución desigual de la riqueza propia de una economía capitalista, agravada por las medidas de austeridad presupuestaria.

De cara a un nuevo modelo, no todos son malas noticias: si un modelo futuro no puede contar con la oferta de energía exosomática de la que se disponía hasta ahora, hay que recordar que dicha energía se ha utilizado para sustituir empleos con la mecanización de la producción industrial. También se ha invertido la energía en las relocalizaciones de las industrias que se han efectuado buscando el dumping salarial y social, relocalizaciones que han motivado un enorme consumo de combustibles en transporte marítimo, terrestre y aéreo. Un nuevo modelo, implica también la relocalización de las actividades y un mayor empleo de energía endosomática, es decir, de trabajo humano.

En este sentido, cabe destacar el informe efectuado por ATTAC France, diseñando las líneas maestras de un modelo de transición ecológica y abordando el tema de su financiación [15]. ATTAC France realizó este trabajo en el marco de una consulta pública planteado por el gobierno francés, para un anteproyecto de Ley Transición Energética para el Crecimiento Verde. Los objetivos de dicha Ley son:

- Reducir en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 y dividirlas por cuatro en2050, en comparación con 1990.

- Aumentar la producción de energías renovables hasta el 32% del consumo de energía final en 2030.

- Techo de 63,2 GW de capacidad nuclear en Francia
- Reducir consumo de energía en un 20% en 2030.

Entre las propuestas formuladas por ATTAC France de políticas de transición energética cabe destacar los siguientes programas:

- Eficacia y sobriedad energética:

  1. Renovación térmica del hábitat con sus propios dispositivos de financiación, incitando y ayudando a los territorios a su ejecución. Programa de renovación térmica de la vivienda social.
  2. Programas de inversión en energías renovables ofreciendo cada vez que sea posible soluciones locales y cooperativas.
  3. Programas de inversión en los transportes públicos «limpios» y las diversas modalidades de transporte sin motor.

- Uso justo y sostenible de los bienes comunes:

  1. Puesta en marcha de un principio de tarificación progresiva para los bienes comunes esenciales, que persiga disminuir los derroches, reducir el consumo y asegurar el derecho de todos al acceso de los bienes comunes esenciales, por ejemplo: a servicios energéticos de calidad y al agua.
  2. Recuperar la gestión pública del agua, adoptando modelos de participación ciudadana.
  3. Políticas de recuperación pública o colectiva del medio peri-urbano, bajo la forma de gestoras municipales de suelo. Para ello, se imponen leyes y nuevas financiaciones, que reorienten las ayudas y subvenciones públicas en contra de los lobbies agrícolas dominantes.

- Relocalización de actividades:

  1. Políticas territoriales regionales encaminadas a desarrollar el sector agro-forestal.
  2. Promoción de los circuitos cortos de producción y consumo; fin de las políticas que conducen a la deslocalización de las actividades, y sobre todo de la multiplicación de los tratados de libre comercio.
  3. Políticas de reducción de las desigualdades de ingresos, sobre todo por limitación de los ingresos más elevados que promueven los modelos de consumo particularmente contaminantes.
  4. Construir la resiliencia de los territorios y de las poblaciones, fomentando iniciativas participativas como las Ciudades en Transición, las Città slow o los proyectos de agricultura urbana, así como todas las iniciativas que pretenden mejorar la calidad de vida, reforzar los vínculos sociales y recuperar la economía local, reduciendo la huella ecológica.

La financiación se ha de efectuar mediante:

  1. Creación monetaria dedicada específicamente a proyectos que respondan a los criterios de una transición ecológica y social eficaz con control de resultados.
  2. Utilización de la banca pública existente, BPI (Banque publique de investissement) y CDC (Caisse des dépôts et consignations)
  3. Prohibir a los bancos públicos la financiación de las energías fósiles, y aplicación de medidas disuasorias a los bancos privados.
  4. Implantación de una fiscalidad ecológica cuyo objetivo ha de ser, al mismo tiempo, permitir la aplicación del principio contaminador-pagador y poner un impuesto a la contaminación, con vistas a modificar los comportamientos y, para asegurar un principio redistributivo con el fin de asegurar la lucha contra las desigualdades o las exclusiones en el acceso a los bienes comunes esenciales. Se trata sobre todo, de ecoimpuestos que cargan los costes soportados por la colectividad sobre los contaminadores.
  5. Favorecer y facilitar las diferentes modalidades de financiación ciudadana o participativa.
  6. Poner fin al mercado del carbono de aquí al 2020. Puesta en marcha, a nivel europeo, de un impuesto sobre el carbono.
  7. Para la elección de infraestructuras se han de seguir estas pautas: evitar, reducir, compensar. Un buen número de los grandes proyectos relacionados con los transportes (aeropuertos, alta velocidad), el comercio (superficies comerciales gigantes), la agricultura industrial (embalses, granjas gigantes de tipo industrial), deben ser revisados y suprimidos.
  8. Implantación de un impuesto sobre los productos, calculado en función de los kilómetros recorridos y puesto en marcha, de manera que favorezca las economías locales, y que suponga un coste para las deslocalizaciones y para las estrategias industriales globales que empobrecen a los trabajadores y saquean el planeta.
  9. Implantación de un Impuesto sobre las transacciones financieras al nivel europeo, cuyos resultados podrían destinarse en parte, a financiar proyectos europeos de reducción del consumo de energía, y la lucha contra la precariedad energética, y a financiar transiciones industriales.

En la tramitación parlamentaria del proyecto de ley, que empezó el 14 de octubre pasado, se han ido introduciendo enmiendas que por su interés habría que incorporar a cualquier modelo de transición energética:

  • Instauración en el Código Penal del delito de Obsolescencia Programada con penas de 10 años de prisión y multas de 300.000€, obligando al suministro de las piezas necesarias para la reparación.
  • Instauración de la economía circular (economía en que todo lo que se produce se reutiliza al final de su uso como materia prima) como objetivo a conseguir.
  • Obligación de todas las empresas con más de 100 trabajadores de elaborar antes del 1 de enero de 2019 un plan de mejora de la movilidad de sus empleados basado en los transportes en común, en los vehículos compartidos o en el teletrabajo, si no quieren verse excluidas de la contratación pública.

Sería oportuno plantear medidas similares para nuestro país, que necesita reducir su dependencia energética de combustibles fósiles de los que carece, cuando disfruta de ventajas naturales para producir energías renovables como la solar, o la eólica (esta última porque tiene muchos kilómetros de costa, ya que es en la plataforma marítima donde su utilización es óptima).

Para adaptar medidas semejantes, en el Estado Español tendrían que implantarse instituciones que ya existen en el país vecino y que por tanto no aparecen en las propuestas: una Banca Pública, una Renta de Inserción (aunque la versión francesa existente es muy mejorable), o sea, una renta similar a la Renta Básica, aunque sólo para los ciudadanos que no tienen o no pueden acceder a un empleo, y por supuesto, la abolición de la infame legislación energética que ha perpetrado el gobierno del PP en contra de las energías renovables.

Dado el elevado nivel de desempleo existente en España, habría que añadir la implantación de Planes de Trabajo Garantizado por el Estado[16], orientados a dar un empleo decente a los desempleados en actividades con nulo efecto sobre el medio ambiente que no son cubiertas por el sector privado por no ser rentables económicamente (economía del cuidado: cuidado de dependientes, guarderías, cuidado de ancianos), o en programas directamente relacionados con el medio ambiente o la mejora de la eficiencia energética (obras de aislamiento térmico y mejora de la eficiencia energética, instalaciones de autoproducción energética solar en edificios públicos y centros educativos, preparación y mantenimiento de huertos urbanos comunitarios, reversión de solares a suelo rústico, reciclaje, reparación, reforestación, recogida del exceso de biomasa forestal para prevenir incendios y canalizarla a microcentrales térmicas de biomasa…).

Existen estudios [17] [18] que muestran las ventajas de los Planes de Trabajo Garantizado para la sostenibilidad ambiental, dado el carácter finalista que se da a los fondos destinados a dichos planes. No puede decirse lo mismo de la Renta Básica Universal, ya que de los fondos a ella destinados disponen libremente sus beneficiarios, pudiendo adquirir con ellos cualquiera de los bienes o servicios que ofrezca la economía capitalista sin importar cómo y a costa de qué o de quién se hayan producido[19]. Esto es un lujo que el medio ambiente y las generaciones futuras no se pueden permitir.

El documento de ATTAC France le da a los impuestos la función de penalizar las conductas que se quieren evitar y la función de redistribuir tanto los ingresos, como las cargas de la transición energética de una manera justa, favorable a los que menos ganan y a los que menos poseen. Sin embargo, si además se quiere reactivar el empleo, no pueden ser los impuestos la principal fuente de financiación, sino que dicha financiación debe basarse prioritariamente en la creación de dinero por el Banco Emisor. Esto sólo es posible en un Estado con plena soberanía monetaria, sin más restricción que los objetivos que él mismo Estado se plantee en cuanto a inflación o tipo de cambio. Esto no es posible para los estados miembros de la Eurozona, que no tienen moneda propia, sino que son usuarios de una moneda, el euro, que funciona sin un control democrático sobre su banco emisor, el Banco Central Europeo. Por si esto no fuera poco, al Banco Central Europeo estatutariamente no se le permite trabajar para el bienestar de la mayoría de la población, sino que su objetivo es el control de la inflación, es decir, la protección del valor de los activos de los rentistas.

Sin embargo, como sostiene el economista griego Yanis Varoufakis en un reciente artículo de opinión [20], las instituciones de la Unión Europea pueden financiar un programa de inversiones para sacar a Europa de la recesión con los instrumentos de que disponen. Según Varoufakis, el Banco Europeo de Inversiones puede emitir obligaciones para financiar el total de los programas de inversión y el Banco Central Europeo podría comprar parte de dichos bonos en el mercado secundario para mantener bajos los tipos de interés de dichos bonos y para inyectar dinero de nueva creación de un modo indirecto en dichos programas, del mismo modo que compra bonos privados en las operaciones de Flexibilización Cuantitativa en beneficio del sector financiero europeo.

Dada la urgencia de la reconversión energética y ecológica de nuestra economía, podrían utilizarse estas vías indirectas de financiación, mientras no se produzca una reforma de las instituciones europeas. Dicha reforma ha de suponer la reconquista por la ciudadanía del Banco Central Europeo como instrumento al servicio del interés público, poniendo entre sus fines el apoyo a las políticas de los gobiernos destinadas a la consecución del pleno empleo y la construcción de una economía ecológica, sostenible y liberada de la obsesión por el crecimiento del PIB. Si no, sólo queda la vía del desmembramiento de la Eurozona, recuperando cada estado miembro su soberanía en política fiscal y monetaria, ya que actualmente el egoísmo y la ceguera de las clases sociales más ricas de la Unión Europea y de las sociedades que han optado por imitarlas o se han resignado a obedecerlas, está impidiendo combatir una crisis que no es sólo económica, sino también ecológica y de nuestra civilización. Por que llegará el momento en que todas las sociedades no tendrán otra opción que cambiar de modelo, ya que el existente es inviable, y las sociedades que lo hagan antes tendrán una transición más fácil.


NOTAS:
[1] http://www.worldenergyoutlook.org/

[2] The End Of Cheap Oil Colin J. Campbell and Jean Laherrère. Scientific American. March. 1998. Disponible online:http://nature.berkeley.edu/er100/readings/Campbell_1998.pdf

[3] http://www.iea.org/publications/freepublications/publication/WEO2014_ESSpanish.pdf

[4] Is Global Collapse Imminent? An Updated Comparison of The Limits to Growth with Historical Data. Graham Turner. Melbourne Sustainable Society Institute, The University of Melbourne. Disponible online: http://www.sustainable.unimelb.edu.au/files/mssi/MSSI-ResearchPaper-4_Turner_2014.pdf

[5] http://es.wikipedia.org/wiki/Los_l%C3%ADmites_del_crecimiento

[6] Extracted. How the Quest for Mineral Wealth Is Plundering the Planet. Ugo Bardi. Chelsea Green2014.http://www.chelseagreen.com/bookstore/item/extracted:paperback

[7] Fossil Fuel Depletion and Socio-Economic Scenarios: An Integrated Approach. Iñigo Capellán-Pérez, Margarita Mediavilla, Carlos de Castro, Óscar Carpintero, and Luis Javier Miguel. Energy. Disponible online en español: http://www.eis.uva.es/energiasostenible/wp-content/uploads/2014/09/Capellanetall2014_esp.pdf

[8] Slow Trade Cristina Constantinescu, Michele Ruta, Aaditya Mattoo IMF December 2014 .Disponible online:http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2014/12/pdf/constant.pdf

[9] Se acerca otra recesión…antes de lo que piensas Philip Pilkington http://attaccastello.blogspot.com.es/2014/10/se-acerca-otra-recesion-antes-de-lo-que.html

[10] Challenging (crude) convention Daniel Davis, Mark Lewis, J.David Hughes. Huffington Post 18-11-2014 http://www.huffingtonpost.com/daniel-davis/challenging-crude-convent_b_6175278.html

[11] How the west created the Islamic State .Nafeef Ahmed . Medium 11-09-2014 https://medium.com/@NafeezAhmed/how-the-west-created-the-islamic-state-dbfa6f83bc1f

[12] Libya says fuel smuggling to Malta increasing Reuters 18-06-2014 http://www.reuters.com/article/2014/06/18/us-libya-oil-idUSKBN0ET14X20140618

[13] Monthly Oil Report. OPEC 12-11-2014 , página 54 . Disponible online :http://www.opec.org/opec_web/static_files_project/media/downloads/publications/MOMR_November_2014.pdf

[14] Fifth assesment report AR5 Synthesis Intergovernmental Panel on Climate Change. Nov- 2014 http://www.ipcc.ch/pdf/assessment-report/ar5/syr/SYR_AR5_SPMcorr1.pdf

[15] Financement de la transition écologique: nos analyses et propositions. Geneviève Azam, Maxime Combes, Jean Gadrey, Jean-Marie Harribey. Attac France, 14-02-2014 https://france.attac.org/IMG/pdf/attaclivreblancvf1.pdf disponible online en español aquí: https://drive.google.com/file/d/0B5yvo-v5WdmrWkRXVk9wRGV6WXNkTUlnX0MtdWtrSFFiOGpv/view?usp=sharing (Traducción: Sandra Soutto y David Hervás)

[16] ¿Qué es el Trabajo o Empleo Garantizado? Eduardo Garzón Espinosa, en su blog 9-10-2014 http://eduardogarzon.net/que-es-el-trabajo-o-empleo-garantizado/

[17] Evaluating the economic and enviromental viability of Basic Income and Job Guarantee Pavlina Tcherneva, capítulo 7 de Environment and employment: A Reconciliation, Philip Lawn. Ed., Routledge, Londres. 2012.

[18] Public employment and enviromental sustainbility. Mathew Forstater. Journal of Post Keynesian Economics, Spring 2003. Disponible online :http://cas.umkc.edu/econ/economics/faculty/Forstater/420/420papers/jpke%202.pdf disponible online en español aquí: https://drive.google.com/file/d/0B5yvo-v5WdmrTDkySnBTbDdZcUk2MDlXd3dHOHNocXplbEdJ/view?usp=sharing

[19] El Empleo Garantizado es muy respetuoso con el medio ambiente Eduardo Garzón Espinosa en su blog 26-11-2014 http://eduardogarzon.net/el-empleo-garantizado-es-muy-respetuoso-con-el-medio-ambiente/

[20] A QE proposal for Europe’s crisis Yanis Varoufakis. The Economist 07-11-2014. Disponible online: http://yanisvaroufakis.eu/2014/11/10/a-qe-proposal-for-europes-crisis-oped-in-the-economist/#more-6104

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu