La nueva economía femenina (II)

16 enero 2015 | Categorías: Estatal, Opinió | 747 lecturas |

 Marc MasmiquelEl Periscopi

(viene de un artículo anterior)

Y esto sigue y sigue, y en una de las últimas tertulias del G-20, los cabecillas han vuelto a conferir al comercio un papel trascendental… ¿Cómo? Inyectando capital para reactivar los intercambios comerciales, pero ayudar al que explota es promover la explotación, y este shock es el talante del sistema de la usura y de la cuchillada que desangra, no de la mano que ayuda y del abrazo que reconforta. La vieja economía es un machete y una herramienta que se llama machete es un símbolo de una época que debe acabar. La nueva economía necesita menos machetes y más hembras, más amores, más madres.

 

Hablemos claro, lo que está en crisis es el régimen de la especulación y los políticos que lo defienden. Por lo que a mi respecta, y me baso en toda la gente honesta y sencilla que conozco: se puede acabar con este sistema, buscando una vida más satisfactoria y simple, sin tanto abalorio. Busco fraternidad, no sucedáneos. Muchas y muchos debemos emigrar y la vida es éxodo, muchas familias se expanden y disgregan por el mundo. Pero somos parte de este mundo, pieza, órgano, recipiente de vida y debemos ayudarnos. No hay violencia en cambiar un sistema agresivo, hay curación y sanación. Ya encontraremos el modo. En mi memoria suena una canción titulada “In this world”, se mezcla con la música de mis ancestros, con el llanto de niños, y con el tráfico. Lo que veo desgarra mi paciencia y me duele. Mil millones de personas viven en refugios y chabolas, en villas miseria. Es una mecha que arde: hace dos siglos el 3% de la población vivía en ciudades, a principios del siglo pasado el 14%. En 2014 el 50% de la población mundial… y en 15 años las dos terceras partes de los 8000 millones que habrá. Es un cáncer urbano. La vieja economía acabará con el planeta si no cambiamos. Las empresas harán lo que ya hacen: marketing y maquillaje social corporativo, pero eso no sirve, no basta. ¿Dónde está la nueva economía femenina? Somos mamíferos, hay que cuidar a los cachorros, a las cooperativas, a los que decrecen y viven con menos, a los que miran a largo plazo y cuidan a los hijos de sus hijos. Diferencia lo falso de lo verdadero. Busca un cambio sin sucedáneos ni falsas “nuevas economías”. La falsa “nueva economía” es la economía que patenta y comercia con el conocimiento ancestral, con los saberes de miles de pueblos, con las patentes de cosas vivas. Necesitamos enfocar los cambios de la verdadera economía, la que defiende lo común, patrimonio común, el que seguirá tras nuestra muerte.

 

Coexistimos en rumbo malo, obsesos por cosas y baratijas. El dinero se acumula y la población subvive. ¿Cambiamos? Aunemos una red de inteligencias sensibles. Esto es grave y ningún ministro hablará con este enfoque. Hay un porqué: casi todos son hombres. Este sistema económico no ayuda a ser felices, no se preocupa por lo importante. Cada semana llegan a las ciudades del globo un millón de personas, de las áreas rurales. Casi 70 millones al año. Por eso el consumo no es una solución, es un agravante. Desde hace 5 años el consumo mundial está hundiéndose, el coste de los fletes para las materias primas aumenta cada año más. Este factor se mide con el índice del Báltico, que se hundió un 92% en 2008, más en 2009, más en 2010… Por eso los armadores mundiales dejaron un millar de buques de contenedores fondeados y anclados a puerto. Se ha forzado tanto la máquina y tal ha sido la labor de los usureros que para mantener sus ganancias ya pueden vender tanto… ¿cénit de la usura? No lo creo, pero sí cénit del consumo, y obviamente cénit del petróleo, cénit del agua, cénit de la comida… ¿cénit de la empatía? El cénit es el punto culminante, el punto máximo de algo. Ya lo hemos superado, es hora de mirar hacia abajo, hacia la tierra que nos sustenta. En astronomía el cénit es la intersección de la vertical por encima de la cabeza del observador con la esfera celeste. Las personas responsables podemos reactivar la esperanza resistente. Identificar soluciones reconociendo los peligros: el dinero especulativo es el peligro. Hay que iniciar sistemas paralelos que no dependan del dinero, y el dinero que exista debe circular entre los que aportan a lo común, basta saber con quien tratas, quien hay detrás de tus cosas. Cambio con propuestas. Be the change. El modo es cooperar. Sé el cambio. La mecha hace años que está prendida y se acerca al material inflamable. Somos material inflamable y protagonistas de la nueva economía, con alma y espíritu femenino.

 

Es hora de escarmentar, de detener los automatismos que llevamos todos encima. No sólo será sacar el (poco) dinero de los bancos, sino hacer cosas reales como compartir nuestros dineros con quienes son éticos, justos, transparentes y generosos y valorar la creatividad por encima de las modas. Como siempre me dice un amigo: si con una túnica, sandalias y unas uvas los filósofos vieron el problema que acumular podría desencadenar, ¿no podemos luchar por una vida más simple y justa para todas y todos? Espero esto sea la nueva selección natural, diciendo adiós a los machos vanidosos, plasmando un nuevo modo de vivir la economía. No olvidemos que las mujeres somos púgiles poderosas, pues sabemos por qué luchamos. Habrá que ser valientes. La crisis la llevamos encima y ese sambenito nos hace a todas verdaderas transformadoras, divina providencia ayúdanos: curvas peligrosas se aproximan, se acabó la época de la línea recta e indiscutible.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 17 de juny de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu