En España el dinero no paga sus impuestos

19 marzo 2015 | Categorías: Entitats financeres, Justícia Fiscal y Financiera Global, Opinió | 653 lecturas |

Antón Losadaeldiario.es

El caso Banco Madrid y su entramado de blanqueo y evasión fiscal, invisible hasta ahora para unas autoridades españolas ocupadas investigando asuntos tan preocupantes como la desgravación por vivienda, han aflorado una realidad que el gobierno y el ministro De Guindos se empeñan en calificar como “hecho aislado”. En España el dinero no paga sus impuestos porque el sistema está montado para que así sea. Aquí sólo las rentas del trabajo soportan la fiscalidad debida.

Con la actual regulación el titular de una SICAV tributa al 1 por ciento, muy por debajo del treinta por ciento del Impuesto de Sociedades, puede retirar capital sin tributar mientras no supere la cantidad inicialmente invertida e imputar toda clase de gastos; cuando decide cobrar sus ganancias cotiza al exiguo tipo máximo del 21 por ciento de las rentas de capital.

La figura de las SICAV carece hoy de sentido y no aporta valor económico alguno. Sólo sirven como artefactos para pagar menos a Hacienda. Pero no crean que es la única figura que permite al capital ahorrarse cientos de millones en impuestos.

Según datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) en España, ese país pobre y sin dinero, en 2013 había 244.646 millones de euros depositados en diversas instituciones de inversión colectiva, más de veinticuatro mil millones de euros se encontraban en unas SICAV que apenas suponen la punta del iceberg.
Sólo durante 2013, tras la amnistía fiscal de Montoro, se constituyeron tres veces más SICAV que durante 2012 (116 frente a 36). En 2014 se ha constituido más de doscientas, justo el doble, mientras el capital invertido ya supera ampliamente los treinta dos mil millones de euros. Vistas las cifras de crecimiento y creación de empleo de nuestra economía no parece que se hayan constituido para efectuar precisamente inversiones productivas.

El negocio resulta tan rentable fiscalmente que todos los bancos, grandes corporaciones y principales fortunas españolas poseen una o varias SICAV. Desde el BBVA al Santander y la familia Botín, desde el grupo Acciona a NH Hoteles, desde la familia del Pino de Ferrovial hasta la familia Fernández Somoza de Azkar, desde Alicia Koplowitz a la familia Mera o Amancio Ortega. Todos tienen sus chiringuitos para ahorrarse los impuestos que usted sí paga.

Según los cálculos más prudentes subir un par de puntos el tipo de la SICAV supondría recaudar casi mil millones de euros más. Ni siquiera durante los años más duros de la crisis gobierno alguno se planteó revisar la fiscalidad de semejante fraude de ley. La excusa siempre fue evitar el riesgo de “estampida fiscal” de nuestros ricos. Que le pregunten al piloto Mark Márquez si realmente resulta tan fácil coger el dinero y correr fuera de España.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu