España, uno de los países con más desigualdad y pobreza

15 septiembre 2015 | Categorías: Estatal, Justícia Fiscal y Financiera Global, Opinió, Serveis Públics | 677 lecturas |

José OnetoLaRepública.com

pobrezaEspaña es uno de los países europeos que tiene más personas que no pueden satisfacer las necesidades materiales básicas, es decir, que no pueden calentar sus hogares o afrontar gastos inesperados. Nuestro país se sitúa, de esta forma, en el cuarto lugar entre los países más desiguales de la Unión Europea, ya que el número de esas personas se eleva, según un informe que acaba de hacer público la ONG Oxfam Intermon, a más de tres millones de personas, una cifra que se ha duplicado desde el comienzo de la crisis en 2008. Algo que indica, según los redactores del Informe, la “ineficacia del sistema fiscal para reducir la desigualdad” y que la recuperación económica que se está produciendo no llega a esos sectores más desprotegidos de la sociedad.

Los responsables de la ONG han concluido que no se protege a los más vulnerables o que existe un sistema fiscal que beneficia a los que más tienen y empobrece a la mayoría. En nuestro país existían en 2014 13,4 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social, 772.000 más que en 2013 y más de tres millones que antes de iniciarse la crisis y fueron las medidas de austeridad impuesta por la troika las que causaron un incremento de la pobreza en más de un 65%.

La situación ha llegado a tal extremo que a la lista de numerosos informes de The Save The Children, Cáritas Europa y ahora Oxam Intermon, se sumaba hace meses, la propia Comisión Europea, alarmada de que nuestro país albergase a más de 12,5 millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión social, y considerase que “se ha avanzado poco” en la mejora de la situación de los hogares de bajos ingresos con niños. La Comisión es muy dura con España y le echa en cara que figure entre los países de la Unión Europea que “mayores desigualdades” en materia de ingresos registraron en 2014.

Bruselas ponía números y caras a este análisis. Recordaba que los niños y los jóvenes eran los grupos “más afectados” por la pobreza, así como las familias mono parentales. De hecho, el número de personas que sufren privaciones materiales graves, decía, ha aumentado en un 6,2% en 2013, frente a un 5,8% un año antes, (+154.000). Su conclusión no dejaba lugar a dudas: la situación de grupos específicos, tradicionalmente más afectados por la pobreza y la exclusión social (los inmigrantes, y las personas discapacitadas), “ha empeorado significativamente durante la crisis”.

España “ha avanzado poco en la mejora de la situación de los hogares de bajos ingresos con niños, pese a algunas iniciativas modestas”, dice la Comisión Europea. El sistema de protección social sigue teniendo dificultades en términos de cobertura y de eficiencia, y se aprecia que sus efectos redistributivos entre los diferentes grupos de renta son limitados. Para la Comisión Europea, se observa “alguna mejora” debido a las nuevas condiciones económicas, pero los efectos de la protección social en la reducción de la pobreza, en particular de la pobreza infantil, “siguen siendo escasos en España”.

Una pobreza severa que está amenazando a muchas familias que, hasta hace muy poco tiempo, se encontraban integradas en la sociedad y que están hoy en riesgo de ser excluidas de ella. Y la amenaza se extiende a una parte de la clase media que no está psicológicamente preparada para asumir el tránsito hacia la marginación social. En términos claros, que es incapaz de aceptar psicológicamente ponerse en la cola de una institución social para recibir un plato de comida. Una pobreza impropia del primer mundo. Vivir por debajo del umbral de la pobreza en España significa que se ingresa menos del 60% de la renta mediana de los 17,6 millones de hogares, cifrada en 23.123 euros anuales, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por otra parte se da el fenómeno de que puede aumentar el empleo e incrementarse la pobreza ya que en muchas ocasiones contar con un trabajo no garantiza, ni mucho menos, erradicar la pobreza y la causa hay que buscarla en el carácter del empleo temporal, parcial y precario. El informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN), viene a coincidir con el último estudio de Cáritas que llama la atención sobre la llamada “pobreza severa”, es decir, vivir con menos de 307 euros al mes, que afecta ya a tres millones de personas en España, el equivalente al 6,4% de la población. Son el doble de las que estaban en esta situación antes del comienzo de la crisis en 2008, Datos que coinciden con el informe hecho público este miércoles por Oxam Intermon.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns Telegram ATTAC España

20 aniversari d’ATTAC España

Economía para la ciudadanía

Opinió gràfica

No a todos los machismos - Forges

ATTAC Mallorca dóna suport

PAH


Plataforma contra l'ampliació de l'aeroport de Palma

Arxiu