Eléctricas versus devaluación interna

25 abril 2016 | Categorías: Estatal, Opinió | 516 lecturas |

Ernesto Ruiz Ureta - nuevatribuna.es

Con la crisis, la teoría neoliberal imperante basó el crecimiento económico en la exportación y con esa finalidad se proponía una reducción de los costes empresariales que mejoraría los precios de los productos exportables. Parece, sin embargo, que el único coste que se tuvo en cuenta y había que bajar era el coste de los salarios y por ello la reducción de los mismos en los últimos años ha sido significativa. Pero, se olvidó que también había otros costes empresariales que podrían haber sido recortados, entre ellos, los beneficios de las grandes empresas exportadoras y los costes de la energía que eran muy importantes en la contabilidad de las grandes y pequeñas empresas y que, en este artículo, queremos poner en comparación con los recortes del salario.

En nuestro entorno político y económico parece que la única forma de poner en marcha una economía embarrancada es la devaluación interna, la devaluación salarial; la política de devaluación interna ha sido justificada desde las instituciones comunitarias no sólo como instrumento para resolver los desajustes de balanza de pagos, sino, como la base sobre la que se debía asentar la recuperación del crecimiento económico. Así, una reducción de los costes laborales unitarios en aquellas economías con mayores déficits comerciales y con más endeudamiento externo debería permitir el restablecimiento de su competitividad, de modo que fuese la demanda externa la que impulsase la recuperación económica. El salario se convierte de este modo en variable macroeconómica de ajuste con la pretensión de que favorezca la demanda de exportaciones (1)”. La posibilidad de que los ciudadanos de nuestro país pudieran impulsar la economía mediante la demanda interna, no era para tener en cuenta y, por tanto, parece que no era importante si se empobrecía o no a la población.

Hay que constatar que la reducción de los Costes Laborales Unitarios, la mayor productividad y el crecimiento económico por sí mismos no han garantizado la generación de empleo ni el aumento del bienestar de las sociedades. Basar la mejora de la competitividad en la devaluación interna lo que sí ha provocado es un aumento de los beneficios de los que más tenían y un perjuicio de los trabajadores tanto en empleo como en salarios. Ha significado, en definitiva, un reparto más desigual de tarta nacional que todos contribuimos a crear.

¿Y que ha pasado con los costes de nuestra electricidad que han subido sin desmayo? ¿Qué beneficio han reportado a la sociedad del Reino de España? Resumiendo podemos decir que también han contribuido a una mayor desigualdad, al empobrecimiento de los que menos tienen y a una menor competitividad de todas nuestras empresas. Haciendo incluso que muchas de ellas rebosaran el vaso, tuvieran unos gastos inasumibles y quebrasen. Todo ello en un contexto en el que “La regulación del sector eléctrico ha configurado un sector ineficiente, en el que las grandes empresas han disfrutado de injustificadas rentas de oligopolio, que no han utilizado para la innovación en la generación y transmisión de la electricidad (2).”

Los más importante de todo, no obstante, es que estas empresas que se han caracterizado por su escasa innovación, tenían las espaldas cubiertas a pesar de no emprender nada y arriesgar aún menos; el lobby de las eléctricas, por tanto, ha obtenido una gran bicoca con los gobiernos “democráticos” de nuestro país: “Las empresas [de la electricidad] recibieron entre 1998 y 2005 indemnizaciones millonarias, 8.664 millones de euros por los llamados costes de transición a la competencia (CTC), que les permitió la recuperación de su inversión en el conjunto de las plantas nucleares e hidroeléctricas. De hecho, recibieron más, pues esas indemnizaciones se calcularon para cubrir un precio de hasta 36 euros el MWh y, a partir de determinado momento, el coste del mercado superó ampliamente este nivel. Se estima que recibieron indebidamente cerca de 3.000 millones de euros adicionales (3)”. La mejor definición de todo esto es que es un robo a los ciudadanos en toda la regla. Además, para mayor INRI, las eléctricas han dejado sin luz a muchos ciudadanos y sin embargo han conseguido beneficios record.

Lo duro de esta comparación entre las políticas llevadas a cabo en relación con los salarios y la electricidad es que se constata que ni se puso coto a los beneficios de las eléctricas, que hubiera evitado un perjuicio claro para la sociedad y sus ciudadanos, ni se mantuvo una política de estímulo de la demanda interna, que, también, hubiera evitado mucho sufrimiento a la ciudadanía. Fueron éstas políticas desechadas, y en su lugar se ampararon los privilegios desorbitados de las eléctricas y se tomó como ideal y fundamental la política de empobrecer al trabajador ahogado de hipotecas y deudas.

Se nos olvidó también el futuro. Las energías renovables que habíamos empezado a desarrollar y empezábamos a liderar, se tiraron por la borda, olvidándonos de los recursos empleados y ahora, sin embargo, nos damos cuenta de que este sistema energético podría y puede darnos un futuro muy diferente para España, mucho más innovador y mucho más sostenible en términos no solo ambientales sino también económicos y sociales. ¿Por qué hemos consentido esto? ¿Por qué hemos permitido que en nuestro país solo se defiendan los intereses de unos pocos dejando que otros muchos queden desamparados cuando había mejores políticas que tomar?


(1) Álvarez, Luengo y Uxó (2013:247). Fracturas y crisis en Europa. Clave intelectual.

(2) Sebastián, Carlos (2016:79) España estancadas. Galaxia Gutemberg.

(3) Sebastián, Carlos (2016:81)

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria de la reunió ordinària de socis d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà el Dilluns dia 27 de Novembre de 2017 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca (Francesc de Borja Moll, 10 Entl B . 07003 Palma Illes Balears).

Arxiu