Economía europea en su mayor estancamiento en 7 años

Marco Antonio Moreno - Consejo Científico de ATTAC España

 

La economía europea está oficialmente estancada. Con los datos del trimestre en mano, la UE ha reducido su expectativa de crecimiento al 1,1%. Era evidente que el estado de la crisis va mucho más allá de la ralentización que advertía el FMI. Porque esta recesión que se apunta en Alemania, Francia e Italia es todo menos local y coyuntural. Los datos de la producción industrial están dando los peores resultados mundiales en 7 años. Y esta vez la inquietud se ha extendido a los bancos centrales. Desde 1973 los bancos centrales no compraban tanto oro. Incluso China ha tratado de ponerse a cubierto de futuras guerras de divisas con la masiva compra de oro. La clave de la desaceleración actual está en la caída de las exportaciones. No es solo Alemania o China. En España o Portugal es exactamente igual. La ausencia de nuevos mercados y el angostamiento de los existentes no pueden sino traducirse en caídas de la producción. Viene, indefectiblemente un repunte del desempleo. Pero además, el mecanismo del crédito ha colapsado y los bancos centrales se han quedado sin municiones. En China, la deuda acumulada es ya 3 veces el PIB. En Alemania, la idea de que los bancos autocondonen la deuda de los estados y las empresas empieza a tomar fuerza y a discutirse abiertamente. La imposibilidad de subir los tipos durante la supuesta bonanza ha colocado al euro frente a cuestiones existenciales y, de repente, todas las cuestiones que hasta hace poco se consideraban heréticas, son ahora legítimas.La burbuja del crédito es asfixiante: solo en EEUU 7 millones de personas no pueden pagar las cuotas del coche que necesitan para ir a trabajar. En China el sobreendeudamiento reduce por primera vez las ventas de coches. En Chile, el fuerte endeudamiento de la pequeña burguesía ha derribado las perspectivas de crecimiento. Ni hablemos de Argentina, Colombia o Brasil…

Hoy todo parece originado por la guerra comercial… y es verdad que la guerra comercial y de divisas está siendo el acelerador que está convirtiendo la crisis de fondo en una nueva recesión. Pero la guerra comercial en todas sus vertientes no es más que una respuesta frente a la crisis. EEUU no tomó el camino de la guerra comercial por capricho de Trump, sino porque su mercado interno estaba quedando arrasado y produciendo tensiones sociales crecientes. La guerra comercial fue la forma en que una parte del capital nacional americano ha intentado coger aire a base de usar todo su poderío político y militar para arrancar mercados y colocaciones de capital provechosas a sus competidores y aliados.

Lo mismo cabe decir del Brexit: la burguesía británica no está empantanada en una fractura cada día más peligrosa por sus sentimientos respecto a Europa. Vayamos a donde vayamos, el problema de fondo es que el capital ya no cabe en el mercado mundial. Por eso los capitales chocan continuamente en su búsqueda a toda costa de nuevos mercados donde colocar la producción y destinos de inversión en los que colocar el capital ocioso. Choques comerciales que cada vez con más frecuencia devienen choques militares.

La guerra comercial es el acelerador, no el motor de este nuevo empellón de la crisis. El problema es que el mundo se ha quedado pequeño para unos capitales nacionales hambrientos de mercados y ocupaciones.

Es el capital el que se ha convertido en un peligro para la sociedad y no podemos olvidarlo. Especialmente ahora, cuando en un nuevo ahogo, nos diga que aparquemos nuestras necesidades porque no puede satisfacerlas mientras no vuelvan los beneficios. Al revés, es sacrificarnos por sus beneficios lo que permite que el mecanismo infernal de la crisis y la guerra vaya cada vez a más. Dejar de aceptar el sometimiento de nuestras necesidades al capital, las necesidades humanas universales, es el único camino para vencer a la crisis perenne y sus miserias. Que no hay salida a base de reformas a la crisis debería ser obvio tras más de diez años. La única salida pasa por todo lo contrario: no aceptar la supeditación de las necesidades humanas a la producción de ganancia.

Jaque al Neoliberalismo
ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu