Mil kilómetros de muros en Europa contra migrantes y refugiados

28 junio 2019 | Categorías: Internacional, Opinió, Unió Europea | 113 lecturas |

Xavier Caño Tamayo ATTAC Madrid

Casi treinta años después de la caída del ignominioso muro de Berlín, la vieja Europa ha construido unos 1.000 bochornosos kilómetros de muros. El informe Levantando Muros. Políticas de miedo y seguridad en la Unión Europea, elaborado por el Transnational Institute de Holanda y el Centro de Estudios de Paz Delàs de Barcelona, muestra que en los años 90 solo había dos muros en suelo europeo, pero hoy ya son quince. Diez de los 28 Estados miembro de la UE, entre ellos España, han levantado muros en sus fronteras. Muros contra migrantes y refugiados.

Europa construye muros, cierra fronteras, niega la entrada a puerto a buques de rescate de refugiados, aumenta la vigilancia armada y suspende la libre circulación de personas. Es la vergonzosa Europa Fortaleza. Además de los casi 200 kilómetros de muro noruego en la frontera con Rusia, hay cuatro zonas europeas más con barreras. En la región del Báltico, Estonia, Letonia y Lituania han levantado muros en sus fronteras con Rusia. En los Balcanes hay vallas construidas por Austria, Eslovenia, Hungría, Macedonia, Bulgaria y Grecia. En el norte de África las ciudades autónomas españolas Ceuta y Melilla han alzado muros con Marruecos y Marruecos ha construido otro muro paralelo a los españoles, en tanto que en Calais el túnel que comunica esa ciudad francesa con la británica Dover de un kilómetro de largo y cuatro metros de altura está sometido a un riguroso control para contener el paso de migrantes hacia el Reino Unido. A lo que sumar además toda la parafernalia de medios humanos y técnicos de los programas de control y vigilancia para impedir la libre circulación de las personas.

Los inmigrantes son necesarios

Lo más indignante de esta situación es que la cada vez más envejecida Europa necesita más de 200 millones de inmigrantes en los próximos 30 años como reiteran estudios de Naciones Unidas. Lant Pritchett, ex economista del Banco Mundial y profesor de Harvard experto en migraciones, asegura que la actual inmigración a la Unión Europea es insuficiente y calcula que Europa necesitará unos 7 millones de inmigrantes anuales hasta el año 2050. Nadie quiere recordar esa indiscutible realidad.

Lo que prima son las noticias trágicas de migrantes y refugiados y las actuaciones represivas contra éstos. Hace unos días murieron siete personas al hundirse el bote en el que navegaban desde la costa turca hacia la isla griega de Lesbos. El petrolero Maridive, con 75 migrantes rescatados a bordo, ha sido obligado a fondear frente a Túnez desde hace más de dos semanas porque las autoridades tunecinas no aceptan esos refugiados. No ha de extrañar que aumenten los ahogados en el Mediterráneo: más de 2.000 en todo 2018, pues hay más ahogados porque se impide actuar a los barcos de rescate. El 8 de enero de 2019, por ejemplo, la Capitanía Marítima del puerto de Barcelona negó el permiso de salida de puerto al navío de salvamento Open Arms. Tal vez solo sea una coincidencia, pero la Organización Internacional de Migraciones denunció que desaparecieron 132 personas en la zona del Mediterráneo donde actúa ese buque de rescate español.

Frontex, agencia europea imperial

Otrosí, la postura xenófoba, cuando no racista, de algunos Estados miembros conocidos por su postura contra migrantes y refugiados (Italia, Hungría y Austria) impiden actualizar un protocolo europeo común de asilo que esclarecería el panorama. Pero el remate de la Europa Fortaleza lo borda la Unión Europea al desplegar efectivos de Frontex (Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas) junto con guardias albaneses para controlar la frontera de Grecia con Albania. Es la primera actuación imperial de la guardia europea de fronteras fuera del territorio de la Unión: 50 agentes, 16 coches patrulla y una furgoneta de termovisión. Frontex empieza a actuar contra la migración en territorios fuera de la UE. Como denuncia la europarlamentaria Sira Rego, ésa es una actuación sin legitimidad porque no está basada en ninguna norma ni tratado internacional.

Pero hay más hechos aberrantes en la tragedia de refugiados y migrantes que quieren llegar a Europa. Este 2019, más de 2.300 migrantes han sido detenidos frente a las costas de Libia y enviados a centros de detención de ese poco fiable Estado; la ONU ha alertado al respecto, que han desaparecido cientos de migrantes devueltos a Libia. Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el 23 de mayo pasado ingresaron en el centro de detención de la ciudad libia Al-Khoms 230 migrantes, pero hoy allí solo quedan 30. ¿Dónde está el resto? Según fuentes de derechos humanos de la ONU, esas desapariciones pueden significar que los migrantes han sido vendidos como esclavos a grupos criminales organizados.

¿Hasta cuándo se impondrá la caduca y envejecida Europa fortaleza a la Europa de la solidaridad, los derechos y libertades?

 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan són signats per la pròpia organització.

ATTAC TV

Segueix-nos

Segueix el nostre RSS Segueix-nos a Facebook Segueix-nos a Twitter Contacta'ns
Canal de Telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

ATTAC Mallorca dóna suport

Crida


PAH

Campanyes d’ATTAC

 


 

A la calle sin miedo

 

A la calle sin miedo

 


 

 

 


 

 


ILP Renta Básica

No a todos los machismos - Forges

Notícies d’ATTAC España

Convocatòria

Convocatòria a reunió ordinària d'ATTAC Mallorca, que se celebrarà dilluns 2 de setembre de 2019 a les 18.30 hores, a la seu d'ATTAC Mallorca.

LLOC: Seu d’ATTAC Mallorca, carrer Francesc de Borja Moll, 10, entresòl B, Palma.

Arxiu