Menu

Alegoría del G-20

30 juny, 2010 - Organismes internacionals

Un grupo de 40 activistas de ATTAC Madrid representó el domingo por la mañana una alegoría del G-20, reunido en Toronto, Canadá, durante el pasado fin de semana. Frente a la puerta del Museo Reina Sofía, en la madrileña calle de Santa Isabel, los activistas desarrollaron un partido de un nuevo deporte, el “Vóley Financiero“: dos equipos, de cuatro jugadores cada uno, se disputan la posesión de una gran bola del mundo de plástico.
Los cuatro componentes del G-20 vestían camiseta blanca, con el anagrama del equipo, y se tocaban con un negro sombrero de copa. Tenían plena libertad de movimientos, como la tienen las instituciones financieras y empresas transnacionales a las que protegen los gobiernos de los países más ricos, reunidos en Toronto. El equipo representativo de los ciudadanos vestía camiseta roja, y sus movimientos quedaban constreñidos al tener que jugar con los brazos dentro de la camiseta. Porque para la ciudadanía sí hay leyes y normas. “La Roja” estaba compuesta por:

El arbitraje estuvo a cargo de un representante del Fondo Monetario Internacional, íntimo amigo de los gobiernos de los países del G-20, y de sus protegidas, las instituciones financieras y las grandes empresas transnacionales. Ya de salida, el árbitro advirtió muy severamente a los jugadores de La Roja que no le consentiría ninguna brusquedad. Para demostrarlo, portaba en la mano, no en el bolsillo, una tarjeta roja. El partido fue corto, dado el absoluto dominio del G-20, que incluso se permitieron burlarse descaradamente de la selección ciudadana. Estos apenas podían moverse, disminuida su capacidad de juego por las estrictas normas dictadas para superar la “crisis”, únicamente aplicadas a ellos. Apenas transcurridos cinco minutos, tras la expulsión del cuarto jugador de la Roja, el árbitro dio por concluido el partido, con victoria aplastante del G-20 y sus protegidos.
Tras la representación, los activistas desplegaron una gran pancarta en las escalinatas que dan acceso al Museo Reina Sofía. Tras la lectura de un comunicado, aplaudido por el público presente en la plaza, el acto terminó pasadas las 13 horas del mediodía.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.