Menu

Andalucía: lucha o fracaso

11 abril, 2012 - Estatal

Carlos Martínez– ATTAC Andalucía
La política tiene entre otros muchos problemas y negatividades un lado todavía más malo, y es que hay que tomar decisiones. Las decisiones que a veces parecen fáciles en un muro de facebook o en un blog, afectan a muchísima gente, en nombre de la cual se habla, pero que ni se entera, ni es consultada.
Estamos en una situación de extrema gravedad, una situación de una agresión criminal contra los pueblos y su futuro por parte del capitalismo, la UE, su tinglado, y aquí en el estado español, el PP su partido con mando ¿O no es el PP el que manda? Que impone la austeridad, una opción criminal para que todas y todos seamos saqueados en favor de los bancos. Aún con más dureza y saña que lo hizo Zapatero. Pero que además y con total desfachatez añade que aún no hemos terminado con los “ajustes” y ahora señala la sanidad y la educación, por parte de la lumbrera esa de Lehman Brothers que tienen de ministro de Economía. Recordad que este mismo anunció la contra-reforma laboral.

En Andalucía, el pueblo andaluz ha votado contra el PP y que esto no lo perciba un radical de Madrid, -dicho sea con respeto y sin voluntad de polemizar-, vale. Pero aquí sabemos de qué va esto y sabemos lo que quieren nuestros vecinos. También la reacción de la gente, si se le engaña o manipula su voto y no quiero recordar pasados fracasos.
El problema no es lo que queremos. Para un marxista hay que analizar la situación que vivimos y tejer lo que permita combatirlo por los intereses de las clases populares y obreras, yo añadiría, no ver siempre la botella medio vacía y regodearnos en lo malo. Yo como no soy ni cura, ni maoista, pues no sé lo que es malo en doctrina, pero sí se lo que es malo para la gente.

El próximo gobierno andaluz, será se quiera o no,- si nos es del PP y sé lo que digo -, un gobierno de resistencia frente a Madrid. Un gobierno de lucha, de lucha del pueblo andaluz contra agresiones y recortes. Yo que ni soy ingenuo ni pido el voto de nadie, sé de sobra, que el próximo gobierno, si no es el presidente el señorito Arenas, será boicoteado y eso, quieran o no los socioliberales, le llevará al ejecutivo a serlo de resistencia y lucha, incluso contra la UE o a los seis meses deberá irse a casa y fracasará, mejor dicho, la dictadura de los mercados lo hará fracasar.
Si el gobierno fracasa por cobardía o por claudicación, TODA LA IZQUIERDA Y EL CENTRO-IZQUIERDA ANDALUZ FRACASARÁN, QUIERAN O NO, porque la gente no está para tantas sutilezas carajo, que algunos no se enteran.
Por lo tanto, creo que no cabe pensar con las vísceras y saber muy bien qué terreno se pisa y sobre todo qué pide de nosotras y nosotros el personal y no el militante o la militante x con una mochila de agravios ideológicos a la espalda, sino la señá Josefa y el tío Manuel, que quieren seguir cobrando su pensión no contributiva, que sus nietos puedan seguir estudiando y a sus hijos e hijas, si lo tienen, no les quiten el trabajo, y sus nueras puedan seguir cobrando el paro; no les cierren el ambulatorio y la escuela infantil de su pueblo a los nietecitos pequeños. Así pues becas, pensiones, salud, empleo y educación, además de dignidad y poder decidir, es decir extender la democracia participativa.

Mis propuestas de gobierno son:
-Apoyo a la economía social, prioritario. Las cooperativas y las SAL primero. Apoyo a pymes y a familias emprendedoras.
-Banco Público Andaluz ya, que haga posible lo anterior e impedir que lo que queda de Caja de Ahorros por aquí NO SEA PRIVATIZADO.
-Ni un aula pública, ni un quirófano, ni un ambulatorio cerrados.
-Los impuestos de gestión autonómica, muy duros y a la cabeza con ricos y rentistas. ITF en Andalucía y justicia fiscal progresiva a tope.
-Apoyo decidido y mejora de la calidad de la educación pública.
-Transparencia total.
-Democracia participativa por ley en los ayuntamientos y crear instrumentos de amplia participación social en la autonomía.
-Iniciar la renta básica, mediante la figura de salario social con causas justificadas.
-No a los desahucios.
-Limitación de mandatos -tres como máximo- que ya esta bien, al objeto de sanear y renovar y hacer más participativo, el tejido político.
-Gobierno de resistencia frente a las políticas de austeridad y movilizador del pueblo andaluz en lo que será casi seguro una “ECONOMÍA DE GUERRA” o un comunismo de guerra en el sentido histórico y no literal de esta palabra.
Y yo que no pido votos, insisto, si esto fracasa, que nadie sea tan ingenuo de pensar que a él no le va a manchar porqué no estaba en el gobierno, no, la gente con la que está cayendo no está para sutilezas. Lo que pasa es que hay que hablar alto y claro y eso da miedo, mucho miedo.
Y si alguien por muy rojo que crea ser desea que gobierne el PP, por las razones que sea, que tenga valor y lo diga, pero que no maree la perdiz.
Además esto debe ser una apuesta del pueblo andaluz de izquierdas, de los sindicatos -exijo la opinión clara de los mayoritarios, pues entre bastidores ya sé lo que opinan, pero de todos los demás también- de los movimientos cívicos y sociales -Attac Andalucía, ya se ha mojado- y de la sociedad civil en lucha y no solo de aparatos y aparitillos políticos. Esto es demasiado serio como para dejarlo solo en manos de políticos.
Finalmente, perdón por mis duras palabras, pero os quiero a todas y todos los que somos colegas en lucha por otro mundo. Otra Andalucía es posible, si, pero eso hay que hacerlo realidad.
Politólogo,  ex presidente de Attac España. Miembro de SOCIALISMO21
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.