Menu

ATTAC se hace escuchar en el Congreso de los Diputados

5 març, 2009 - Opinió

Mae Blanco y Ricardo Gª Zaldívar – ATTAC Madrid
El viernes 20 de febrero se celebró en la sala de Columnas del Congreso de los Diputados una Jornada Parlamentaria convocada por IU-ICV y en la que participaron media docena de integrantes de ATTAC y de su Consejo Científico.
La Jornada Parlamentaria estuvo estructurada en tres bloques: Perspectivas políticas y sociales de la crisis, Crisis y alternativas en España y en el marco europeo, y Crisis global y alternativas de sistema
La primera estuvo moderada por Joan Herrera e intervinieron el catedrático de la UCM, Jorge Fonseca, el rector de la UCM, Carlos Berzosa, ambos del Consejo Científico de Attac, y Juan José López de Uralde, de Greenpeace.
Fonseca describió el proceso globalizador que desde los años 70 ha llevado a la financiarización de la economía real y de los trabajadores, a la consolidación en los mercados mercado de la especulación permanente, y al saqueo de la clase media con la consolidación del neoliberalismo. Concluyó que en el momento actual a su juicio hay cuatro posibles salidas ante la crisis que estamos viviendo: la primera un keynesianismo de “derechas” que supone más banca y más financiarización; la segunda, un fordismo de ámbito nacional como el representado por Obama o Zapatero y sin desfinanciarización pero con ayudas a los pobres para expandir la demanda; la tercera un fordismo global, con desfinanciarización, opción que le parecía factible a corto pero no a largo plazo; y la cuarta consiste en la reorientación de la producción global hacia un consumo basado en necesidades sostenibles.
Para Uralde, de Greenpeace, hay que modificar el criterio de seguir potenciando el crecimiento sin considerar la variable energética que está en el origen, para valorar en su lugar la relación positiva que tiene la potenciación de las energías renovables con el empleo. Insistió en que no se puede eludir la cuestión ambiental en las posibles salidas a la actual crisis.
Berzosa comenzó constatando una falta de influencia del análisis de la izquierda en las salidas planteadas a la crisis: se escribe, pero no se actúa. Señaló que el capitalismo es cíclico y sus crisis no suponen su derrumbe. Las dos burbujas que han estallado en esta ocasión, la financiera y la de la construcción, son interdependientes y están vinculadas por la actuación financiera de la banca.
En la conclusión del bloque, Joan Herrera recordó que las propuestas realizadas por IU-ICV apoyando el crecimiento de lo público han sido despreciadas por PP y PSOE. Y sentenció que ante el encogimiento de la Izquierda es preciso organizar respuestas más allá del ámbito parlamentario.
El segundo bloque estuvo moderado por Pedro Chaves de la Universidad Carlos III e intervinieron Jordi Roca de la Universidad de Barcelona y Juan Hdez. Vigueras del Comité de Apoyo de Attac.
Chaves hizo una intervención introductoria en la que alertó del peligro que el lenguaje tecnocrático esté logrando el alejamiento de la población de la comprensión real de lo que está sucediendo, y que hoy no sea posible definirse de izquierdas; Tony Blair y Veltroni, por ejemplo, muestran la única voluntad de lograr un arreglo correctivo del neoliberalismo con lo que en este momento no hay ganadores políticos claros y faltan nuevos actores. Según expuso el moderador de la mesa podrían aparecer nuevas oportunidades de politización del momento actual siempre que se sea capaz de revalorizarla desde el modelo, no desde la gestión, ya que esta ni enamora, ni genera réditos políticos. Hay que ser conscientes según Chaves que nos encontramos ante un momento de acción y tenemos derecho a equivocarnos.
Roca planteó que desde la Economía Ecológica hay que buscar la contraposición entre público-privado, y lo que debe importarnos en este momento, y como alternativa, es la búsqueda del bienestar y sus perspectivas, y no el PIB, puesto que éste no tiene por qué estar unido al crecimiento forzoso. Abogó por un keynesianismo verde como motor de crecimiento económico en base a un potente sector energético-ambiental pero que si no se plantea desde un cambio en profundidad se queda en un mero oportunismo, y no debemos usarlo así. La sociedad debería pasar a primer plano las actividades que se deben incentivar en el modelo de cambio económico, de acuerdo con el proyecto alternativo.
Para Vigueras nos encontramos ante una crisis estructural, no pasajera. Hizo un repaso a la cronología de la crisis desde el verano del 2007 y resaltó que desde los 90 la sociedad no ha tenido en cuenta la transformación del mercado financiero, aceptando el mantenimiento de una gran opacidad sobre la Banca Internacional y los Centros offshore o paraísos fiscales. Acabó sentenciando que las ayudas actuales planteadas a la Banca constituyen un fracaso que no ha tenido en cuenta la realidad del sector y animó a pedir más información.
El último bloque estuvo moderado por Gaspar Llamazares e intervinieron otros dos miembros del Consejo Científico de Attac: María Pazos, investigadora del Instituto de Estudios Fiscales, y Juan Torres, catedrático de la Universidad de Sevilla. También participaron Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CC.OO., Cándido Méndez, secretario general de UGT y Andrés Recio de la Universidad de Barcelona.
Pazos, que comenzó con referencias directas a Susan George y a su planteamiento respecto al New Deal Global y al componente de género de la crisis, resaltó expresamente la importancia de los planteamientos demográficos y de las bajas tasas de fecundidad en las salidas de la crisis.
Las intervenciones de los representantes de los sindicatos mayoritarios tuvieron un tono más político, como era previsible. Méndez planteó la necesidad de un apoyo a la economía productiva contra esta crisis financiera y del refuerzo de la integración económica y política dentro de la UE, para evitar la xenofobia. Resaltó el papel de la crisis de la construcción en la situación española, y la necesidad de cuidar especialmente a los parados en la crisis actual. Según UGT, deberíamos ser capaces de llevar al centro del debate el cambio del modelo productivo y el refuerzo de la coordinación entre las distintas administraciones. Afirmó que en estos momentos no se plantea la repetición de los Pactos de La Moncloa.
Toxo señaló que en España tenemos nuestra propia crisis, además de la Internacional, la cual se ve contaminada y empeorada por esta. De nuestros 3,3 millones de parados, uno no recibe ningún apoyo económico. Pero a su juicio esta situación puede suponer una oportunidad no solo de recuperar lo que se ha ido perdiendo durante la globalización, si no de plantear otros enfoques. Abogó por no sostener la precariedad actual del mercado laboral, que cuenta con unos débiles controles de legalidad. Y por sostener nuestro sistema de Seguridad Social, lo que implica decir no a las privatizaciones. Según el Secretario de CCOO, a España le quedan márgenes de endeudamiento público que otros países no tienen, pero habría que revisar la política fiscal con criterios progresistas. Respecto a la actividad económica, propuso apoyar los planteamientos estratégicos españoles de futuro; energías renovables, ley de dependencia, protección social y de empleo, reforma del sistema educativo.
Torres recordó que el capitalismo es intrínsecamente inestable, y que nos encontramos ante una crisis eminentemente financiera, aunque con consecuencias económicas, por lo que no debemos fugarnos hacia propuestas de desmesurados cambios globales que de puro grandes y utópicos nos inmovilicen. Según expuso, las políticas neoliberales han frenado la actividad económica y han conseguido desnaturalizar el negocio bancario con trampas y todo tipo de chanchullos en los mercados. Afirmó que con la situación a la que ha llegado la Banca, el capitalismo ha perdido una pieza esencial de su motor, pero que las medidas que se están poniendo en marcha son ineficaces, pues ayudan a la Banca pero sin un control público de la misma. Planteó la necesidad que ese apoyo se produzca directamente sobre la economía real, al contrario de lo que el PSOE plantea con sus propuestas descontroladas, que son ajenas incluso a su propio programa. Para salir de esta ceremonia de la confusión, animó a los ciudadanos y ciudadanas a seguir denunciando abusos financieros como la decisión de BANIF- B. Santander de plantear un corralito durante dos años y los balances falsos de la banca española, que aplican criterios de evaluación que le benefician. Según Torres, se inicia el fin del sistema bancario actual, que se ha manifestado como insostenible por lo que hay que acentuar la presión para hacer realidad las propuestas que Attac viene repitiendo desde hace diez años: acabar con los Paraísos Fiscales; aplicar impuestos sobre las operaciones financieras (tasa Tobin), etc. Concluyó animando a los asistentes a no perder los referentes de la izquierda; valores morales, éticos, principios, etc.
Tras la breve intervención del último ponente, en la que Recio resaltó el fracaso de la gestión neoliberal, tras los últimos 30 años y la falta de un proyecto de izquierdas, junto a la necesidad de defender a las víctimas y los parados, Llamazares concluyó la Jornada mostrando su agradecimiento a todos los intervinientes con la propuesta de construir y fortalecer una red alternativa y de contestación ante la crisis.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.