Menu

ATTAC y el G-20

15 abril, 2009 - Organismes internacionals

David Catalá MonterEl País
Se veía venir. El grupo G-20 se ha convertido en un grupo antisistema y antiglobalización. Soy socio de la organización ATTAC desde hace unos años y siempre hemos tenido que soportar que nos califiquen con dichos epítetos. Hace diez años que se creó la asociación, a raíz de la crisis asiática, con el objetivo de defender la regulación de los mercados financieros y acabar con lo paraísos fiscales.
Ya sé, ya sé, los economistas del Sistema dirán que ya existen organismos reguladores (repiten esta letanía en todos los altavoces que les prestan los medios), pero estos organismos son en cada país y lo que se pretende es que exista regulación “intermercados”, mediante tasas (la TT de ATTAC es la tasa Tobin) y normas.
Sé que las medidas que han tomado en la última reunión son tibias -tal vez para que los dueños del dinero salgan ordenadamente de los paraísos fiscales y sin que ninguno salga herido- pero ponen el punto de mira en los objetivos de ATTAC.
Es por esto que me surgen una serie de preguntas que me generan inquietud ante la certeza de que los gobernantes sabían que el sistema capitalista globalizado tenía ciertas carencias que podían provocar la crisis que se ha producido. La inquietud me viene del hecho de que no hayan hecho nada antes. ¿Es que, como pasa a menudo, no se hace nada hasta que no es imprescindible? ¿No tocaban nada porque “iba bien”? ¿Es porque necesitaban legitimarse ante los dueños del dinero para estos cambios? ¿Es porque saben que en una situación como la actual tendrán el respaldo de los ciudadanos y los dueños del dinero no se podrán negar a los cambios?
¿A quién le hemos de pedir responsabilidades de los “muertos económicos” actuales? Hay que pedir parte de responsabilidades a los gobernantes y que los que tienen mucha parte del poder real son los dueños del dinero, pero creo que una de las razones fundamentales es que los ciudadanos no han ejercido de ciudadanos. Si los ciudadanos exigimos, los gobernantes tienen que responder y los dueños del dinero no podrán protestar. Sé que el sistema actual provoca que la mayoría no tenga ganas ni tiempo para preocuparse de los asuntos públicos, ¿pero podemos dejar que siga siendo así?
Texto original de la carta publicada en El País.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.