Menu

ATTAC/CADTM Marruecos Contra la mundialización neoliberal

9 febrer, 2012 - Moviments Socials

Declaración final del 4º Congreso nacional de ATTAC/CADTM Marruecos
La asociación ATTAC/CADTM Marruecos ha celebrado su 4º congreso nacional el 27, 28 y 29 de enero de 2012 bajo el lema «Por el refuerzo de la dimensión popular en la lucha contra la mundialización capitalista en Marruecos». A pesar del acoso de las autoridades públicas, esta cita se efectuó en Rabat como estaba previsto. Las presiones ejercidas por el Estado sobre los responsables del Centro Social Sahb dahab de Poste Maroc, donde el congreso estaba programado, nos obligó a trasladar la actividad a la sede de la Unión regional del sindicato marroquí: Unión marroquí del trabajo (UMT). Los asistentes al congreso saludan y agradecen, en esta ocasión, a los compañeros de la UMT y de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos por su apoyo moral y logístico que contribuyó al éxito de nuestros trabajos.
Al concluir nuestros debates, nuestro Congreso Nacional hace las siguientes constataciones:
1.- Este congreso se ha celebrado en un contexto internacional marcado por la amplificación de la crisis del capitalismo globalizado y la explosión de la crisis de la deuda en los países del Norte con el acompañamiento de las respectivas medidas de austeridad. En el ámbito regional, todavía se escuchan las revueltas en el Magreb y el Mashrek. En el ámbito nacional, el Movimiento del 20 de febrero (M20F) no es un paréntesis en la historia sino la primera fuerza de la oposición en el país.
2.- Siempre en el ámbito nacional, el balance económico de 56 años de «independencia» confirma nuestra «interdependencia». Nuestro país es dependiente de sus antiguos «protectores» (el capitalismo europeo). Este último se benefició de esa situación para saquear nuestras riquezas y aumentar nuestra dependencia. Desde entonces, las instituciones económicas internacionales (FMI, BM, OMC) controlan de manera indirecta las opciones estratégicas de Marruecos. El capitalismo local, íntimamente ligado al poder político, sacó provecho de esas políticas y acumuló riquezas ostensibles a expensas de amplias capas de la población.
3.- En ese contexto nació el M20F. Decenas de miles de manifestantes todas las semanas, desde el 20 de febrero de 2011, reivindican un mejor reparto de las riquezas, el aumento de los salarios, la creación de empleo y de viviendas decentes, el acceso gratuito a la asistencia médica y a la enseñanza, etc. Estas reivindicaciones constituyeron el núcleo de las luchas sociales desde comienzos de los años noventa. El M20F tiene el mérito de haber impreso a estas reivindicaciones un carácter popular. Este movimiento consiguió, por primera vez en la historia de Marruecos, reunir a los ciudadanos urbanos y rurales en torno a estos temas así como en la lucha contra el nepotismo que gangrena el Estado.
4.- Estas movilizaciones obligaron a la clase dirigente en Marruecos a hacer concesiones. Su objetivo: eludir las reivindicaciones populares. Al mismo tiempo que continúa reprimiendo y criminalizando los movimientos de protesta.
5.- La pequeña reforma constitucional únicamente maquilló el rostro del despotismo. Las últimas elecciones sólo fueron una representación de una mediocre comedia que finalizó en un parlamento no popular y un gobierno pura fachada.
6.- El apaño efectuado por estos dirigentes no llega a suavizar la crisis política y social, causada por las políticas liberales del Estado. El programa de gobierno de «fachada» reconduce estas políticas (los acuerdos de libre comercio, el reembolso de la deuda que absorbe una tercera parte del presupuesto, las privatizaciones, etc.)
7.- Una buena parte del pueblo supo reconocer el carácter superficial de estas reformas, que no cambian en nada las condiciones miserables en las que viven más de la mitad de los marroquíes. Las recientes inmolaciones de diplomados en paro son la expresión trágica de esta crisis social. La continuación de las manifestaciones y de las movilizaciones es una nueva prueba de que el pueblo boicotea a las instituciones.
8.- Constatando este contexto explosivo, el Estado aumentó la represión contra los movimientos de protesta (diplomados en paro, estudiantes en Taza, Fes, Marrakech; habitantes de chabolas, etc.) El movimiento social a Bouarfa (al este del país) como en Safi ( en el centro) tuvieron derecho a un tratamiento «especial» de parte del Majzen. Juicios inicuos condenaron a los símbolos de las luchas en muchas ciudades. Encabezados por Saddik Kabouri en Bouarfa y Abdeljalil Agadil en Safi. Y también el rapero Mouad L7a9ed (El indignado) en Casablanca. La represión del Estado también se cebó en el sustento de varios militantes, entre los cuales Mustafá Sandia, miembro de nuestro Secretariado nacional (SN) saliente, que desde hace meses ha sido suspendido de su trabajo sin motivo legal.
Considerando todos estos elementos, nuestra asociación saca las siguientes conclusiones:

El 4º congreso nacional de ATTAC/CADTM Marruecos
Rabat, 29 de enero de 2012

Etiquetes: ,

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.