Menu

Baleares, Ibiza. Cuando quien privatiza es la “izquierda”, las “plataformas en defensa de la sanidad pública” de la Cumbre Social guardan silencio

15 juliol, 2014 - Estatal, Sanitat, Serveis Públics

Coordinadora Anti- Privatización de la Sanidad Pública de Madrid (CAS)
Es elocuente el silencio de PSOE, IU, CCOO, UGT, así como de las plataformas -subvencionadas por la izquierda institucional- en defensa de la sanidad pública, respecto al recién inaugurado hospital modelo PFI de Ibiza-Can Misses.
Y nos llama la atención porque lo que –con toda razón- es ruido y privatización en Madrid, Valencia, Castilla y León (Burgos), Extremadura (Don Benito), Aragón (Alcañiz),  Cantabria (Valdecilla) o Castilla La Mancha (Toledo), es el silencio más absoluto en el caso de Baleares.
El motivo fundamental para este silencio es que, cuando en marzo de 2010 se tomó la decisión de privatizar el hospital de Ibiza**, fue un gobierno de PSOE, IU, ERC, PSM y Los Verdes quien adjudicó su construcción y explotación, por 32 años, a un grupo de empresas privadas (Acciona, Iridium, y Concessia), que se harían  cargo de todos los servicios “no sanitarios”.
La inversión inicial de las empresas -para la construcción y equipamiento del hospital- asciende a 132 millones, recibiendo a cambio un canon anual de unos 22 millones, hasta el año 2043; es decir, en unos 6 años habrán recuperado la totalidad de la inversión, disponiendo de otros 25 años para obtener beneficios; exactamente lo mismo que está ocurriendo en el resto de hospitales de este modelo en diferentes puntos del estado.
Es necesario recordar que el mismo gobierno de “izquierdas” también privatizó el hospital de Mallorca (Son Espases), cediéndoselo a un grupo de empresas (FCC, Dragados, Llabrés Feliu y Melchor Mascaró) por 30 años (hasta 2039), por lo que se embolsarán más de 1.100 millones (cuando los costes fueron de alrededor de 300 millones).
La puesta en manos privadas, mediante el modelo PFI, de los principales hospitales de las Baleares, hipoteca por décadas la asistencia sanitaria, ya que una parte muy importante de los presupuestos anuales está  comprometida con los accionistas de estas empresas.
Para salvaguardar el interés general y el de los pacientes, se deben rescindir los contratos con las empresas y recuperar los centros para el sector público-estatal, introduciendo mecanismos de transparencia que permitan conocer en todo momento como se gestiona el dinero de nuestros impuestos, cuáles son los indicadores de calidad y los niveles de actividad de los centros, así como estableciendo mecanismos democráticos de gestión en los que pueda participar la población a través de representantes revocables en todo momento, y con posibilidades reales de veto en el caso de que se tomen decisiones que vayan en contra de los interese sanitarios de la población.
Julio 2014
** Iridium logra la adjudicación del Hospital de Can Misses y dos centros de salud asociados al mismo, en la isla de Ibiza (España). La inversión total asciende a 132 millones de euros y el plazo de la concesión es de 32 años y 7 meses. Incluye también, la prestación de los servicios no clínicos en los centros construidos, así como los otros 5 centros de salud y el hospital de Formentera.
Comunicado.
Comunicado para imprimir
Coordinadora Anti- Privatización de la Sanidad Pública de Madrid (CAS)
www.casmadrid.org – info@casmadrid.org
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.