Menu

Banqueros islandeses se exilian ante las continuas amenazas ciudadanas

25 octubre, 2009 - Entitats financeres

Svanborg SigmarsdottirLa Voz de Galicia
Un año después del sorprendente colapso económico de Islandia, la mayoría de los altos ejecutivos de las entidades financieras que acabaron en la quiebra han abandonado el país, cansados de los ataques verbales y las estigmatizadoras pintadas realizadas por los damnificados en sus viviendas y automóviles.
En octubre del 2008, la solitaria isla del atlántico Norte, conocida por su estabilidad financiera, vio como su economía se derrumbaba en pocos días a raíz de la crisis crediticia mundial, que obligó al Gobierno islandés a hacerse cargo de los tres principales bancos del país y a suspender las actividades bursátiles. Con Islandia al borde de la bancarrota, los islandeses salieron a las calles a manifestar su ira tras haber perdido sus ahorros y sus trabajos mientras la inflación se disparaba y la moneda se devaluaba, todo como consecuencia, a su entender, de unos pocos banqueros fuera de control.
Antes de la tormenta, Islandia había disfrutado de más de una década de prosperidad con sus grupos financieros invirtiendo con fuerza en el extranjero y sus directivos rodeados de un halo de magos. Ahora, un año después, con una economía que debería contraerse un 9% este año y un consumo doméstico que cae a un ritmo del 20%, la mayoría de los directivos de la banca se han ido del país para trabajar como consultores financieros de misteriosos empleadores. Birgitta Jonsdottir, una manifestante que acabó convirtiéndose en parlamentaria, está sorprendida de que los bienes personales de los banqueros no hayan sido congelado, y está convencida de que las protestas del año pasado volverán a repetirse.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.