Menu

Declaración de ATTAC Argentina

10 juliol, 2010 - Comunicats

Desde ATTAC Argentina denunciamos el reinicio de las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la Unión Europea (UE)
Rechazamos el avance de esta negociación por tratarse de un Tratado de Libre Comercio (TLC), que implica las mismas condiciones contractuales de lo que en su momento fue el proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). En estos tratados se incluyen los llamados “nuevos temas” del Comercio Internacional: Inversiones, Comercio de Servicios (agua, salud, educación), Derechos de Propiedad Intelectual (DPIs), Normas de Origen, Compras Gubernamentales. En otras palabras, se trata de un nuevo tratado al servicio de las necesidades de las corporaciones transnacionales, que pretende garantizar la extracción de nuestros recursos naturales y bienes comunes y que ofrece muy poco a cambio a nuestras naciones.
En las últimas dos décadas proliferó globalmente la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) y de Tratados Bilaterales de Inversión (TBIs). Esto se produce bajo el supuesto de que los flujos de inversión extranjera directa (IED), a los que es necesario asegurarles absoluta “seguridad jurídica”, generarán desarrollo económico y social. En este marco global el bloque del MERCOSUR mantuvo negociaciones comerciales con la Unión Europea entre 2000 y 2004. Estas negociaciones, en ese momento, fracasaron ya que la UE exigía que los países menos industrializados redujeran, sustancialmente, sus aranceles de importación a productos manufacturados. Desde el MERCOSUR se condicionaba esa apertura al compromiso de parte de la UE de abrir su mercado agrícola (altamente protegido y subsidiado) para colocar allí nuestras exportaciones. Esta misma situación, pero a escala global, se ha producido en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en donde las negociaciones por la liberalización comercial en la “Ronda de Doha” están trabadas desde 2003. Y el mismo problema trabó la firma del proyecto ALCA en 2005. La paradoja es que el fracaso de estas negociaciones venga de la mano de la concepción de que nuestros países deban especializarse en la exportación de materias primas con poco valor agregado.
Durante el año 2009, en el marco de la actual crisis global, se reinician las conversaciones entre la UE y el MERCOSUR para ver la posibilidad de que sean retomadas las negociaciones para la firma de un Acuerdo de Asociación Comercial (AdA). Aquí resaltamos que AdA (aunque suene más inofensivo) es una forma engañosa de decir TLC, Tratado de Libre Comercio y, como tal, abarca cuestiones comerciales que no representan sólo la importación y exportación de bienes industriales y agrícolas, sino que incorpora los, ya mencionados, temas de servicios, inversiones, propiedad intelectual y compras gubernamentales. Es preciso remarcar, también, que estos tratados son generalmente negociados con celeridad y con muy poca información proporcionada por parte de los organismos competentes. Así es como los borradores de negociación entre los bloques del MERCOSUR y la Unión Europea nunca fueron oficialmente publicados.
Por todo lo expuesto, desde ATTAC ARGENTINA seguimos diciendo No al Libre Comercio en todas sus formas. Denunciamos el contenido exctractivista de nuestros bienes y recursos presente en todos los Tratados de Libre Comercio (TLC) e insistimos en la necesidad de que los Pueblos de la región puedan decidir el futuro de sus economías de un modo directo. Este proceso es la mejor manera de profundizar la democracia. Y sostenemos, finalmente, la necesidad de poner en debate el modelo productivo del agronegocio, extractivista, concentrador de la riqueza y subordinado a la voluntad de los capitales transnacionales que sólo promueve la mercantilización de la Vida y la Naturaleza.
¡NO AL TLC MERCOSUR/UE!
¡NO AL LIBRE COMERCIO EN TODAS SUS FORMAS!
¡POR UNA VERDADERA INTEGRACION DE LOS PUEBLOS, PARA LOS PUEBLOS!
ATTAC ARGENTINA

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.