Menu

D´Escoto y Stiglitz impulsan el papel de la ONU en la crisis

25 juny, 2009 - Organismes internacionals, Portada

Ricardo García Zaldívar – Delegado de Attac España en la Conferencia de la ONU
Ayer miércoles 24 de junio comenzó la Conferencia de Naciones Unidas sobre la crisis. La cumbre planteada al más alto nivel se ha quedado en un encuentro internacional que muchos tratarán además que pase lo más desapercibida posible, casi clandestina como dice con razón Joaquín Estefanía. 140 naciones han mandado al final delegación pero sólo 14 están encabezadas por un jefe de estado o de gobierno y 10 de ellos son latinoamericanos. Chávez, Evo Morales y Correa pueden aprovechar esta Conferencia para reafirmar su liderazgo en la región y cargar contra una salida excluyente y en falso de la crisis: Miguel D’Escoto, Presidente de la Asamblea General de UN les ha ofrecido una excelente caja de resonancia.
Ayer comenzó por tanto mi trabajo como delegado de ATTAC en la Conferencia, aunque el día anterior ya se había producido un animado debate en el Foro de la Sociedad Civil que reunió a un centenar de delegados toda la mañana en una sala cedida por Naciones Unidas. Estos encuentros te permiten comprobar la variedad y dinamismo que caracteriza a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de todo el planeta, y sobre todo te sirve para ponerles cara a las más activas, a las que Internet ha ofrecido la posibilidad de estrechar lazos y constituirse en redes muy interconectadas, para presionar socialmente en temas comunes. Sí que se observa en cualquier caso unas ciertas diferencias de planteamiento y de temática entre aquellas que provienen básicamente de los países del Sur y el resto.
Pese a la cómoda hora prevista como inicio de la sesión que abre la Conferencia, las 10 de la mañana, ha tocado madrugar porque a las 8:45 estaba convocada una reunión previa en la propia sede de la ONU para debatir la estrategia de las OSC en el desarrollo de la Cumbre. Es una cita que se repetirá los tres días del encuentro internacional y que busca acercar posiciones entre todos y presentar un frente común. Esta primera ha tenido mucho de informativa sobre aspectos prácticos de cómo participar en los debates, aunque también se ha hecho referencia a la Declaración final de la Conferencia, que aún está en discusión, lo que a los movimientos sociales y ONGs nos preocupa mucho por cuanto su redacción pueda escudarse en excesivas ambigüedades e inconcreciones y ni siquiera recoja las propuestas más enjundiosas contenidas en el Informe Stiglitz,
La sesión plenaria se ha desarrollado en la conocida sala de la Asamblea General, en sesiones de tres horas, mañana y tarde. El discurso inaugural del Presidente, el Padre Miguel, ha sido particularmente vibrante para un hombre de 76 años, que ha estado trufado de referencias a la Madre Naturaleza y de llamamientos a salvaguardar el bien común de la Tierra y la Humanidad. Tras una breve intervención del Secretario General, Ban Ki-Moon, en la que ha alertado de la larga duración previsible de los impactos negativos de la crisis, ha comenzado el desfile de jefes de delegaciones por la tribuna, que continuará hoy y mañana.
Uno de los momentos más interesantes de la jornada ha tenido lugar en la sala del ECOSOC donde en la hora del almuerzo se ha producido un rico intercambio de ideas entre la Comisión de expertos que preside Stiglitz y las OSC. Durante hora y media, movimientos sociales y ONGs hemos tenido la ocasión de pedir aclaraciones a los miembros de la Comisión sobre su informe y reflejar nuestras dudas o inquietudes respecto a su contenido. Attac por ejemplo preguntó a la Comisión si estaba de acuerdo en que había llegado la hora de aplicar impuestos globales y de erradicar los paraísos fiscales, para lo cual Naciones Unidas tendría que crear un programa específico como hizo cuando constituyó el Programa para el Desarrollo (PNUD) o para el Medio Ambiente (PNUMA). Yaga V. Reddy primero y Stiglitz después, se mostraron receptivos a la idea desde la Comisión, sobre todo en el tema de los paraísos fiscales, aunque no quisieron pronunciarse abiertamente en lo referente a impuestos internacionales por lo “delicado” que resulta afectar a la soberanía de los estados.
Por la tarde, en la sala plenaria continuaron las intervenciones de las delegaciones. Una vez confirmado que ni Evo Morales ni Correa hablarían el primer día, y que la delegación española aún no había ni llegado a Nueva York, pareció más conveniente dejar la gran sala para asistir a la primera de mesas redondas previstas y que respondía a un título larguísimo: El papel de la Organización de Naciones Unidas y sus Estados Miembros en los debates internacionales en curso sobre la reforma y el refuerzo del sistema financiero y económico internacional y de su arquitectura. En estos debates, al igual que en los plenarios de la Conferencia, las OSC asistimos de oyentes en la tribuna, desde donde seguimos las ponencias desarrolladas por los que interviene desde la mesa, y el turno para que las delegaciones de los países expongan sus posiciones. En este templo de La Palabra que es la ONU, algunos discursos como el de la OMC nos llegaron absolutamente alejados de La Realidad, aunque otros, como por ejemplo el de Cuba o el de Venezuela, nos resultaron ciertamente muy próximos a ella. Es verdad que cada cual tenemos una concepción sumamente particular de lo que es real y lo que no lo es.
Está confirmado que habrá Resolución al final de la Conferencia con lo que el fracaso que desde hace semanas planeaba sobre la sede de la ONU se disipa. Y también se ha aclarado quien sucederá a Miguel D’Escoto cuando en septiembre termine su mandato como Presidente de la Asamblea General: será el libio Ali Treki de quien el Padre Miguel ha declarado que está seguro que impulsará como él lo ha hecho el papel de las Naciones Unidas y su Asamblea General en la resolución de los graves problemas que tiene planteados la Comunidad internacional.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.