Menu

El día después

4 octubre, 2010 - Estatal

José Luis Alzola – ATTAC Canarias
Cómo ha cambiado la sociedad en los últimos 40 años…
Educación, sanidad, derechos humanos, política, libertades individuales. Cómo se consiguió, quiénes lo consiguieron, de qué manera se logró; pocos parecen acordarse. La juventud lo desconoce y vamos camino de perderlo en menos de una década, aparentando tranquilidad, estando tan callados (salvo para criticar a una parte de los culpables, los políticos), individualizados (alienados por el consumismo y los medios de comunicación afines) que no vemos el retroceso que estamos sufriendo, y todo en tan poco tiempo. A veces pienso que eso de que la historia siempre se repite no es tan bueno. No, cuando lo que se repite es el egoísmo del hombre con el hombre, la falta de escrúpulos de unos pocos a los que sólo les guía el afán de perpetuarse entre las élites del dinero y el poder, a costa de lo que sea. Da igual que se les critique, no les afecta pues tienen sordera selectiva. No se les puede exigir solidaridad con los débiles pues eso les convierte en débiles, pero exigen del resto que nos ajustemos en el gasto, pues es como podremos igualarnos a ellos. Nos preguntamos porqué sucede esto, porqué pierdo el trabajo, porqué pago más impuestos, porqué algunos dan su vida trabajando a cambio de...migajas, comparado con lo que otros obtienen especulando, evadiendo, malversando, defraudando, ROBANDO. Dirán que nos lo merecemos porque no somos “competitivos”, no estamos “cualificados”, no nos hemos “preparado” adecuadamente para estar a su altura, pero no es verdad. El problema es que “existen ellos”. Ellos, que con sus fondos especulativos causaron la crisis hace 3 años; ellos, que con su irresponsabilidad y codicia obligaron a acudir al rescate de los grandes bancos; ellos, que ahora tienen la osadía de exigir reducciones de gasto público cuando los Estados les reflotan, son los causantes de todo lo que sucede, son los causantes de esta huelga ya pasada, valorada como un fracaso por “ellos” porque no quieren verla como lo que realmente es, el arranque de un movimiento de respuesta social ante un sistema de hacer las cosas con el que muchos, por no decir casi todos, no estamos de acuerdo.
Qué se puede esperar de quienes manejan a su antojo a nuestros gobernantes, que no sea ir contra la clase trabajadora para atenazarla aún más de lo que ya estaba. Nos dicen que el ajuste es necesario para poder estar de nuevo en la línea marcada por el FMI y el BCE. Yo pensaba que la línea que debe de seguir un país la marca su Gobierno, pero viendo lo que ocurre tendré que cambiar ese pensamiento, no mi forma de pensar. Que sólo se pretenda disminuir el déficit recortando gasto social no es muy de “socialistas”, más en un país donde el déficit sobre el PIB es menor (62,8%) que el de otros países de la zona euro (Alemania 73,3%, Francia 77,6% y Reino Unido 68,1%, no digamos Italia 115,8%) ; pero como siempre, se corta el grifo del gasto donde más necesario es, a pesar de lo injusto, y se dejan sin tocar temas como la reimplantación del Impuesto de Patrimonio (1.800 millones de euros al año), el control a las S.I.C.A.V., aplicación de los impuestos a la Banca y grandes fortunas, perseguir la evasión de capitales a paraísos fiscales, una reforma del I.R.P.F para que el impuesto sea progresivo (más ingresos, más impuestos), imponer un impuesto a las transacciones financieras (I.T.F. o Tasa Tobin ), como propuso Zapatero en la O.N.U (aunque ahora no parece tenga claro ese apoyo). Hay muchas maneras de reducir el déficit pero no son las deseadas por el sector del capital, y está claro que éste es el que manda.
Ayer se decía ante una cámara de TV que las huelgas ya no se llevan, que están trasnochadas y desfasadas en nuestra sociedad, que eso era antes, hace 150 años, cuando tenían razón de ser. Lo que ha corrido desde entonces. Incluso se dijo por parte de un empresario que hay que revisar la Ley de Huelga. Por suerte el derecho a la huelga y el derecho a elegir a nuestros representantes aún no se han suprimido. Por ahora son las únicas armas de que dispone el ciudadano para hacerse oír, pero…quién sabe!! No hace mucho, nada menos que el Presidente de la Comisión Europea, el portugués Durao Barroso, amenazó a España, Grecia y Portugal con la posibilidad de que “si no se implantan los paquetes de medidas de austeridad, en esos países podría desaparecer la democracia como la conocemos actualmente”.
Por todo esto la huelga de ayer, a pesar de ser tan denostada por los sectores empresariales, mediáticos y políticos, y pese a estar convocada por los sindicatos mayoritarios, necesitados de una profunda autocrítica, era muy necesaria. Se convirtió en el inicio de la protesta de gran parte de la ciudadanía ante este sistema neo-liberal que sí que es caduco, trasnochado e insolidario; que no debe de seguir perpetuándose más en el tiempo, que debe desaparecer con la actitud firme de los Estados en su regulación financiera, para conseguir un reparto más solidario de los recursos, y con nuestra actitud crítica ante el sistema, haciendo llegar esta información a todos los ciudadanos, porque como dice Jean Ziegler, (entrevista de David Rojo, 27-09-2010, 20minutos.es)…“La ignorancia de la realidad es impresionante”…”Esta oligarquía del capital financiero organizado tiene un poder como jamás lo tuvo un papa, un rey o un emperador. Creo que la ceguera y la arrogancia de los occidentales es total”. Como dice el dicho, se puede decir más alto, pero no más claro.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.