Menu

El megamillonario George Soros comparó a EEUU con el Imperio Romano

3 novembre, 2010 - Entitats financeres


José De LukasLa Onda Digital
“En la Roma antigua, sólo votaban los romanos. En el capitalismo global moderno, sólo votan los (norte) americanos, los brasileros no votan”, dijo el millonario, de origen húngaro, George Soros, al hacer referencia a la crisis financiera que soporta Brasil y a las elecciones en ese país. En Uruguay el profesor Mario Cayota se manifestó con el mismo talante, aunque en tono mucho más crítico: “Para esta Nueva Roma, que para mí es el predominio de las trasnacionales, el mundo conocido es donde las trasnacionales tienen su residencia y lo demás es una especie de excrescencia del mundo civilizado, del mundo conocido”. A la vez el premio Nóbel de economía 2001, el estadounidense Joseph Stiglitz, arremetió contra el millonario al sostener que ” El interés de George Soros y de muchos inversores no es el interés del Brasil”.
En el número 93 de La ONDA subrayamos que con particular énfasis en el último periodo se insistía una y otra vez -por parte de personalidades del mundo financiero, informes de instituciones bancarias o certificadoras de riesgos-, en el “efecto Lula” o en el “virus argentino”.
Hoy nos interesa detenernos en el “efecto Lula” que tiene varias particularidades o variantes específicas. Apoyándose en encuestas que dan como favorito al candidato de la izquierda brasileña, manejan el llamado “riesgo país promoviendo variaciones en el tipo de cambio real – dólar, que derivan en grandes y riesgosos movimientos de capital.
En una economía asentada esencialmente en mecanismos de mercado financiero esto incide de inmediato en el conjunto de ésta, provocando un alarmante riesgo de calidad de vida para miles o a veces millones de personas.
Esta posible catástrofe es la que se la quieren atribuir a Luis Inacio Lula da Silva candidato a presidente por el Partido de los Trabajadores, un candidato presidencial a elecciones nacionales que se realizarán el próximo 6 de octubre, que hoy es sólo eso, un candidato.
Este mecanismo desarticulador de economías, con efectos directos e inmediatos sobre lo político, no es nuevo, ni siquiera es una novedad de esta época globalizante, pero sí tiene efectos catastróficos y de saltos al vacío de sociedades o naciones enteras. Como ejemplo contemporáneo basta ver lo que pasa con la Argentina de estos días.
A continuación los lectores pueden leer dos opiniones distintas sobre el llamado “efecto Lula”. 1º – La del mega financista George Soros; 2º – la del premio Nóbel de economía 2001, Joseph Stiglitz. Por su parte el profesor uruguayo Mario Cayota también identifica al capitalismo global con el Imperio Romano.
Las opiniones de Soros muestran el descarnado desprecio y la búsqueda de descalificación de los derechos democráticos de los ciudadanos brasileños y por extensión de todos nosotros, con el único sentido de que sus intereses económicos supuestamente correrían riesgos.
Para Stiglitz, estas declaraciones demuestran que el interés de George Soros y de muchos inversores, no es el interés del Brasil.
Soros dice que los Estados Unidos impondrán a Serra y que Lula sería el caos
“George Soros, sinónimo mundial de megainversor (o megaespeculador, como muchos prefieren)”.
El caos vendrá, opinó Soros, por una cuestión de “profecía que se autocumple”. De acuerdo a su evaluación, funcionaría de esta manera: los mercados sienten que Lula no pagará cuando asuma y ya comenzaron a prevenirse, apostando contra el Brasil o, más específicamente, contra el real.
La apuesta irá aumentando mientras las chances de Lula permanezcan en pie, una tendencia que probablemente irá hasta el día de la segunda vuelta. Si Lula venciera, asumirá con una situación financiera tan dramática que no tendrá otra alternativa, a no ser dejar de pagar, cosa que el mercado ya anticipaba que era lo que haría. La profecía entonces se autocumpliría.
“Sólo los americanos” –
La Folha manifestó a Soros que ese mecanismo es absolutamente antidemocrático, en la medida que impide que los electores, teóricamente soberanos, elijan a quien ellos quieran.
El inversor concuerda. Y compara a los Estados Unidos de hoy con la antigua Roma Imperial. “En la Roma antigua, sólo votaban los romanos. En el capitalismo global moderno, sólo votan los (norte) americanos, los brasileros no votan”, dice Soros. Está claro que los (norte) americanos a los que Soros se refiere son los agentes financieros, no necesariamente el gobierno de los Estados Unidos o el conjunto de la sociedad, que, con seguridad, no tiene ni idea de que habrá elecciones en el Brasil, salvo los pocos académicos interesados en el país.
Clovis Rossi Folha de S.Paulo
Cayota también indetifica a EEUU con el Imperio Romano
El pasado domingo 30 de junio el profesor Mario Cayota, dirigente del Partido Demócrata Cristiano denunció, desde el diario La República de Montevideo, la nueva política de Estados Unidos. Lo que sigue es parte del diálogo que mantuvo con el periodista Raúl Legnani.
“- Uno tiene la sensación que el primer mundo resolvió que sobramos. Europa pone leyes contra los inmigrantes, Estados Unidos aprieta con el Fondo y no nos deja margen de salida. ¿Este momento se puede comparar con alguna otra situación similar vivida por la humanidad?
– Cayota: Pienso que el Imperio Romano tenía algunas características parecidas. Estaba el mundo conocido con sus esclavos y una especie de deuda externa terrible, debido a que los pueblos tenían que pagarle al imperio. Y luego estaba el mundo de los bárbaros, donde no imperaba el Derecho Romano, que eran los que sobraban, de los cuales el Imperio ni se preocupaba. El Imperio pudo, del punto de vista militar, haberse expandido aún más. Pero en un momento las famosas legiones romanas no avanzaron más, porque consideraron que todo lo demás sobraba, que estaban demás. Recordemos que los esclavos, en la noche, tenían que salir de Roma, fuera de las murallas. Hoy algún sociólogo ha hablado de los “insignificantes”, porque para ellos una gran parte de la humanidad no significa nada. Para esta Nueva Roma, que para mi es el predominio de las trasnacionales, el mundo conocido es donde las trasnacionales tienen su residencia y lo demás es una especie de excrescencia del mundo civilizado, del mundo conocido.
– Voy a cortar muy grueso. ¿La clase dirigente que ha gobernado este país en los últimos 50 años se siente identificada totalmente con la política de la Nueva Roma?”
Cayota: Cortando grueso, sí, sí. Creo que estamos presenciando un proceso acelerado de identificación de esa clase dirigente con la Nueva Roma. Puede ser que hayan algunos planteos que no sean ortodoxos en relación a la Nueva Roma, pero entiendo que en las últimas décadas hay un deterioro, un agravamiento y una identificación con la ideología del nuevo poder. Es un volver a las ideas de los unitarios de la época de Artigas, que se identificaban no solo con la filosofía, las doctrinas del Imperio Británico, sino también con sus intereses.
Cuando nosotros no asumimos una actitud crítica frente a los intereses de los imperios, nos convertimos en sus esclavos. Yo creo que aquí hay una filosofía que nos está diciendo, de alguna manera, que es bueno ser sus esclavos, es bueno pertenecer a ese imperio. Y ante este planteo uno se resiste”.
Joseph Stiglitz: “Preocupaciones exageradas”
“- George Soros, por ejemplo, dijo que el Brasil tiene dos alternativas: el candidato del gobierno o el caos…”
Stiglitz – Yo, como muchas otras personas, creo que las preocupaciones en relación a Lula y al PT son exageradas. Él se convirtió en un hombre de centro. El interés de George Soros y de muchos inversores no es el interés del Brasil.
– Si Ud. fuera un inversor, ¿tendría la misma opinión y diría que la llamada “riesgo Lula” no existe?
Stiglitz – Seguramente. No veo riesgo alguno. Pienso inclusive que, a pesar de que los mercados son importantes para el crecimiento económico, deben ser regulados de acuerdo con los intereses nacionales de cada país. Vea el caso de los Estados Unidos. En la era de Ronaldo Rehagan, gran parte de la regulación sobre el mercado financiero fue abolida y el resultado fue la falencia del sistema de ahorro y financiamiento inmobiliario. Eso le costó al contribuyente americano centenas de billones de dólares. El mercado financiero desreglado es mucho más peligroso que Lula o cualquier partido de izquierda”.
Entrevista de Leonardo Attuch, de Revista Isto É

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.