Menu

Gasto Sanitario Público en España

23 gener, 2012 - Sanitat, Serveis Públics
 José Martínez LópezApuntes para la reflexión sanitaria
En 2009, mantener la sanidad pública costó 73.800 millones de € lo que equivale al 7,0 % de toda la riqueza producida por nuestro país (PIB[1]) durante ese año. Mantener nuestro Sistema Nacional de Salud, incluyendo el resto de competencias sanitarias de las Comunidades Autónomas (gasto organizacional, salud pública, etc.), nos costó 67.049 millones de €[2].
Con ese dinero se han pagado salarios a los empleados públicos, se han mantenido o mejorado las infraestructuras en hospitales y centros de salud, se ha invertido en tecnologías sanitarias (nuevos aparatos de RMN, TAC, PET, etc.), se han atendido a 28.438.666 de usuarios en atención primaria efectuándoles un total de 393.187.229 consultas de las que 11.824.281 tuvieron lugar en sus domicilios[3]; también se han realizado 15.593.198 de consultas en Centros de Especialidades,  se han atendido 70.041.105 consultas en los hospitales públicos y 21.217.425 urgencias hospitalarias[4], con una tasa de 100,18 intervenciones quirúrgicas por 1.000 habitantes/año o, por ejemplo, de 23,5 trasplantes de hígado por cada 100.000 habitantes[5]
Toda esta atención se ha producido a un coste cero para el usuario pero, además, se han efectuado 934.002.083 de recetas que han supuesto un gasto de 12.505.692.909,68 millones de €[6] de las que los usuarios no han tenido que pagar nada si eran pensionistas o un máximo del 40% del precio de la receta en el caso de estar en situación de activo.
Pero lo más importante de estos datos, es que se ha atendido a los ciudadanos con equidad, independientemente de su nivel socioeconómico (55,2% pertenecientes a clase social baja y 20,78% a clase alta[7]), de su base de cotización a la seguridad social o de sus retenciones fiscales. Se les han solicitado las exploraciones complementarias, administrado la medicación más adecuada a su problema de salud y han permanecido ingresados en un hospital el tiempo necesario sin más limitación que la inherente a su enfermedad,
Tiempo habrá para debatir sobre los excesos y las bolsas de ineficacia, pero la contundencia de los datos es rotunda, nuestro sistema sanitario no solo ofrece excelentes coberturas con un alto nivel de prestaciones[8], también produce buenos resultados en salud[9] y lo hace a un precio que nuestro país puede soportar teniendo en cuenta nuestro gasto público total[10].
 


ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.