Menu

Impuesto sobre las transacciones financieras: el momento de la verdad para Merkel y Sarkozy

17 juny, 2010 - Comunicats

Comunicado de ATTAC Francia
Después de la cumbre franco-alemana celebrada en Berlín el lunes 14 de junio, Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel han dicho que llevarían de forma conjunta la propuesta de un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) a la reunión del G-20 prevista para la semana próxima en Toronto.
Ha sido necesaria una crisis financiera de magnitud sin precedentes, seguida de una crisis europea muy importantes para forzar a los gobiernos de los dos países más influyentes de la Unión Europea a considerar la adopción de esta propuesta histórica de ATTAC: en efecto, desde hace 12 años ATTAC ha impulsado la creación de un impuesto como el ITF dirigido a controlar la especulación financiera y a generar al mismo tiempo nuevos recursos para financiar las necesidades ecológicas y sociales básicas.
Conocida la oposición firme de su homólogos del G-20 (Canadá, Australia, Estados Unidos, entre otros), la probabilidad de llegar a un acuerdo sobre esta propuesta es mínima, sabiendo además que la “pasión altermundialista” de estos jefes de estado es puramente electoral. Cansados de sus declaraciones sin consecuencias y de los efectos mediáticos que buscan, vamos a evaluar el señor Sarkozy y a la señora Merkel sólo por sus acciones, por lo que les instamos a:
– No aceptar la renuncia del ITF a cambio de la aceptación de un impuesto sobre la banca, que tiene mucho más apoyo por los líderes del G-20, pero cuyas funciones de reglamentación de las finanzas son nulas.
– Defender un tipo lo suficientemente alto en el impuesto, para que tenga un impacto marcadamente disuasivo sobre la especulación financiera.
– Cualquiera que sea la decisión del G-20, demostrar su compromiso mediante la aplicación del impuesto a nivel europeo, y si no hay acuerdo europeo al menos implantarlo en la zona del euro, inmediatamente después de regresar de Toronto.
Montreuil, 15 de junio.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.