Menu

La contra-reforma financiera es también profundamente regresiva

18 febrer, 2012 - Estatal

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía
Nos han liado, con toda justicia, en contra de la brutal contra-reforma laboral, que nos arroja de bruces a 1910 o a 1940 en materia de derechos laborales, y ahora nos cuelan la contra-reforma financiera. Esta mal llamada reforma es socialmente tan negativa como la anterior.
Los bancos fuertes y de todas conocidos, se merendarán a nuestras cajas de ahorros, obligadas a fusionarse aun más, robando con ayudas públicas -es decir nuestro dinero- el ahorro popular que aun queda. No olvidemos que el crédito seguirá sin fluir, y por tanto ni se creará empleo, ni muchas pymes podrán sobrevivir y encima las familias y personas particulares tendrán aun más comisiones y sufrirán más acosos bancarios. Se consolidará la dictadura de la banca privada.
Lo único sensato es redoblar la campaña por la nacionalización de las Cajas de Ahorros y exigir la creación de un sistema financiero público.
La “salida neoliberal” a la crisis es tan fuerte y despiadada que exige medidas contundentes contra el pueblo, pues mientras el reino de España avanza hacia la recesión y el empobrecimiento generalizado de las clases populares, los ricos y los banqueros reciben ayudas públicas para sanearse.
La Huelga General Ciudadana es ya imprescindible, pues como asalariadas, paradas, consumidoras y sufridores de los abusos bancarios, nos sobran razones para salir a la calle e ir tejiendo una alternativa antineoliberal de una vez. Reactivemos todas las plataformas unitarias y al combate, por una salida democrática y justa, pero sobre todo por un nuevo modelo social y constituyente.
Carlos Martínez es politólogo, ex presidente de ATTAC España y miembro de las Mesas de Convergencia
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.