Menu

La evasión de capitales lastra la ayuda al desarrollo

19 gener, 2010 - Paradisos fiscals

J. ViñasCinco Días
Por cada dólar que un país pobre recibe en ayuda al desarrollo pierde diez por evasión de impuestos. Es una de las principales conclusiones de un estudio del Gobierno noruego que ayer presentó en Madrid bajo el amparo de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional.
Con estos datos, una de las prioridades del Gobierno español pasa por impulsar desde la presidencia europea reformas fiscales en los países en desarrollo. “No se trata de que copien nuestro modelo, sino que establezcan un esquema que garantice la equidad”, apuntó la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez. Y recordó que el sistema fiscal europeo permite recortar en 39 puntos la distancia entre pobres y ricos mientras que, en América Latina, los impuestos sólo reducen en 1,9 puntos las diferencias.
Además de reforzar los mecanismos de control en los países pobres, el Gobierno español y noruego coincidieron en que resulta vital luchar contra los paraísos fiscales. Según el informe presentado ayer, existen entre 30 y 70 paraísos fiscales. Dicho de otra forma, entre el 15% y el 30% de los Estados del mundo están clasificados como territorios offshore.
Si bien es imposible conocer cuantos millones de euros se esconden en los paraísos fiscales, la OCDE calcula que la cifra se sitúa en torno al 13% del PIB.
La paradoja de la abundancia
Según el informe noruego, la existencia de paraísos fiscales está vinculada a la bautizada como paradoja de la abundancia: “En los últimos 40 años, el crecimiento medio de los países ricos en recursos naturales ha sido menor que el de otros países”.
El informe del Gobierno nórdico explica que ello se debe a que la élite que gestiona los recursos no los utiliza para generar nuevos ingresos ni actividades productivas. “Es más provechoso para estas personas evadir impuestos y ubicar el dinero en paraísos fiscales”, indica el estudio.
Coordinar la lucha contra los paraísos fiscales es otra de los prioridades de la presidencia española de la UE, que cuenta el apoyo de Alemania, uno de los países que más firme se ha mostrado en acabar con los territorios opacos.
Un “edificio enorme” o un “chanchullo” colosal
“O se trata del mayor edificio del mundo o del mayor chanchullo fiscal”. Es la frase que pronunció el presidente de EE UU, Barack Obama, cuando supo que 18.000 empresas tienen la misma dirección postal en las Islas Caimán. Hay otros ejemplos sorprendentes. En las islas Vírgenes Británicas hay registradas 830.000 empresas, mientras que su población no alcanza las 20.000 personas. Tocan a 42 sociedades por ciudadanos.
El informe noruego sobre la evasión fiscal ofrece datos esclarecedores. En los paraísos fiscales de Jersey, Bermuda o Isla de Man, el sector financiero representa el 50%, el 32% y el 29% del PIB, respectivamente. Cifras desorbitadas si se tiene en cuenta que en Estados Unidos, la mayor plaza financiera del mundo, no alcanza ni el 8%.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.