Menu

La responsabilidad social corporativa en las memorias anuales de las empresas del IBEX 35 (2009)

10 maig, 2012 - Justícia Fiscal y Financiera Global, Paradisos fiscals

Armando Fernández Steinko – Consejo Científico de ATTAC España

El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa (ORSC) publica todos los años un exhaustivo informe sobre las prácticas informativas, ambientales, fiscales, sociales, laborales etc. de las 34 o 35 empresas cotizantes en el IBEX 35. Si bien el objetivo último del estudio es esclarecer hasta qué punto las grandes empresas españolas contribuyen al desarrollo (social, ambiental, laboral) de los países del sur en los que tienen actividades, los informes anuales incluyen datos sobre el nivel de opacidad económica y financiera de dichas empresas, así como sobre sus mecanismos internos de lucha contra el blanqueo y la corrupción.  Los avances de un año para otro en esta materia han sido muy escasos de forma que el último informe correspondiente al ejercicio de 2009 ofrece un cuadro relativamente estable de las prácticas informativas en los últimos siete años. La fuente de información principal son las memorias anuales publicadas por dichas empresas completadas con otros documentos de acceso público elaborados por las propias compañías. Si bien estas fuentes dificultan el rastreo de las verdaderas prácticas cuando estas son comprometedoras -como las operaciones en paraísos fiscales destinadas a eludir y/o evadir impuestos- el estudio aporta información indiciaria esclarecedora sobre este tipo de prácticas.
Vínculos con paraísos fiscales
El 82% de las empresas analizadas tiene empresas filiales o participadas  con domicilio fiscal en algún paraíso fiscal sin que las actividades declaradas por estas últimas esté directamente relacionadas con la actividad de la empresa matriz. El 18% restante también tiene entre sus accionistas alguna empresa domiciliada en un paraíso fiscal lo cual quiere decir que, de una forma o de otra, todas las empresas estudiadas tienen vinculación patrimonial con empresas domiciliadas en jurisdicciones off shore. En total, el número de empresas -declaradas- domiciliadas en jurisdicciones off shore pertenecientes a los grupos empresariales  estudiados. Son 272 (8 por término medio), si bien los autores del informe han podido encontrar en tres casos (MAPFRE, FCC y Telecinco) un número superior de empresas off shore a las declaradas en sus respectivas memorias de 2009 y con tan solo rastrear información de acceso público. Los investigadores consideran “paraísos fiscales” aquellos que figuran en los listados de la asociación Tax Justice Network y del Parlamento Europeo (p.55) pero no en los listados  de la OCDE en los que prácticamente ya no figura ninguna jurisdicción tenida por tal. En la tabla que figura abajo se anota el número de sociedades off shore por empresa del IBEX 35, así como los paraísos fiscales preferidos por cada una de estas. Téngase en cuenta -repetimos- que aquí sólo se incluyen las empresas off shore declaradas (las consideradas “más importantes” por los redactores de las memorias anuales), empresas que representan tan sólo una fracción del total.
Tabla nº 16. Sociedades domiciliadas en paraísos fiscales  participadas por sociedades del Ibex 35 (2009)

(*) Las jurisdicciones en negrita son, o bien países de la OCDE, o bien territorios bajo su dominio.

(**) Los autores del informe han detectado más sociedades off shore de las declaradas en la memoria de la empresa, lo cual explica las diferencias entre ambas cifras.
Fuente: ORSCE (2009) y elaboración propia
Destacan dos empresas con más de 30 sociedades domiciliadas en paraísos fiscales (Repsol YPF con casi 40 sociedades y el Grupo Santander con 34) seguida de un segundo grupo (el BBVA y Ferrovial) con más de veinte sociedades off shore declaradas cada una. Llama la atención la presencia de las dos instituciones financieras más importantes del país en el grupo de las cuatro empresas con más sociedades en territorios off shore. Estas empresas tienen una especial relevancia pues a través de su propia presencia las instituciones financieras le abren el camino, a través de sus participaciones en otras empresas, a otras muchas  empresas y particulares para que sigan su ejemplo. Sin embargo estas  prácticas no se dan sólo en el sector financiero sino en la mayoría de los sectores representados en el IBEX 35 (energético, banca, construcción, telecomunicaciones, infraestructuras, acero, biotecnología etc.).
Geografía de los paraísos fiscales.
Las jurisdicciones off shore más frecuentados son los Países Bajos (63), Delaware (41), Luxemburgo (26), Islas Caimán (25), Suiza (22), Puerto Rico (14), Panamá (13) y Jersey (12) que albergan el 80% de las sociedades off shore declaradas. Todos estos territorios menos Panamá son países de la OCDE o territorios dependientes de ellos (figuran en  negrita en la tabla). El resto se reparte entre jurisdicciones enclavadas en países árabes (Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Jordania, Omán y Dubai) en otros países asiáticos (Hong Kong, Filipinas, Macao, Singapur) y otros países de América (Uruguay, Jamaica, y Trinidad & Tobago). El 82% de las jurisdicciones  mencionadas forman parte de los países que forman el núcleo de los países fundadores del GAFI -“Grupo de Acción Financiera” destinado a “combatir el blanqueo de capitales en el mundo”- (Países Bajos, EEUU, Gran Bretaña, Luxemburgo y Suiza así como territorios dependientes de ellos como Aruba, Antillas Holandesas, Delaware etc.). Las empresas que más diversifican su presencia en paraísos fiscales son el grupo Santander y Ferrovial con participación en 38 y 22 empresas respectivamente repartidas entre 12 paraísos fiscales diferentes. Se aprecia una tendencia entre los cuatro grupos financieros (Santander, BBVA, Banco de Sabadell y Banco Popular) a repartir sus empresas participadas entre un número mayor de paraísos fiscales repartidos entre varios continentes. Las cuatro empresas financieras del IBEX tienen presencia al menos en Hong Kong,  Luxemburgo y en Suiza.
Según los autores del informe el objetivo que persiguen estos grupos empresariales con su presencia en paraísos fiscales es el desarrollo de actividades financieras, la domiciliación de sociedades de cartera y la tenencia de acciones en dichos territorios así como la compra de  servicios financieros en general, el desarrollo de actividades de reaseguros, la gestión de fondos de inversión, la emisión de participaciones preferentes de capital, la gestión de derechos de marcas y franquicias así como el establecimiento de centrales de compra. Algunas de las actividades de estas empresas ubicadas en jurisdicciones off shore son “reales” tales como la gestión de autopistas (Algarve Internacional BV) o la explotación y la producción de hidrocarburos (Repsol YPF Perú). Sin embargo, dicha actividad real se produce en territorios (en este caso en Canadá o el Ecuador) distinto al lugar de domiciliación de las actividades que, en estos dos casos, están domiciliadas en Holanda y en las Islas Caimán respectivamente. El objetivo final de estas prácticas es, así los autores del Informe, minimizar el pago de impuestos para lo cual domicilian sus empresas en lugares distintos a donde estas producen físicamente la riqueza. Para ello se forman complejas marañas de participaciones cruzadas muchas de ellas enclavadas jurídicamente en el mismo paraíso fiscal.  Así, 34 empresas off shore mencionadas en el informe están domiciliadas exactamente en la misma dirección postal: una calle secundaria de la ciudad del Estado norteamericano de Delaware, junto con otras 6.500 empresas de todo el mundo.
La maraña de participaciones cruzada queda bien ejemplarizada con la empresa Abertis, que explota tres aeropuertos ubicados en diversas ciudades de América Latina. Sin embargo no lo hace directamente pues entre la cabecera de la empresa y la que efectivamente realiza la gestión de dichos aeropuertos hay ocho empresas interpuestas que forman una cadena de propiedad siguiendo el principio de las muñecas rusas: cada empresa posee el 90% de la anterior. La muñeca más pequeña, la que genera la actividad real, Aeropuertos Bolivianos SA, está domiciliada en Delaware junto con las cuatro empresas siguientes de la cadena. Otras cuatro están domiciliadas en Londres y en el último eslabón se encuentra la empresa matriz con sede en Barcelona.
Información fiscal y referida a subvenciones
Ni una sola empresa de las 34 analizadas presenta información desagregada por países referida a: 1.) los impuestos pagados en cada uno de los países en los que actúan sus sucursales y empresas participadas excepto en España; 2.) las subvenciones que han recibido de alguno de los países en los que tienen presencia a parte de España. Estas subvenciones pueden llegar a ser muy importantes (por ejemplo de 325 millones € en el caso de ENDESA, o de 4 millones € en el caso de ENAGAS). Sólo una empresa de la muestra hace públicos los gastos salariales en terceros países. Los autores concluyen que “en la medida en que una empresa no proporciona información sobre las cargas impositivas proporcionales a sus operaciones e ingresos en los diferentes países no puede asegurarse que su comportamiento con la sociedad, personas e instituciones de estos países sea responsable” (p. 68). El hecho de que las empresas tampoco aporten información sobre las intervenciones para su rescate o ayuda con dinero de los contribuyentes, imposibilita el control de los bienes públicos desviados para tal fin, lo cual dificulta la defensa de los derechos de las personas y del interés general de aquellas sociedades que hacen las aportaciones dinerarias. Esta opacidad dificulta el control de la responsabilidad fiscal corporativa de los grupos empresariales analizados pues hace imposible asociar los impuestos pagados en cada país a los beneficios cosechados en ellos.
Publicado en: Piensa y actúa (http://asteinko.blogspot.com.es/2012/04/repsol-y-los-paraisos-fiscales.html#more)
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.