Menu

Los autobuses de la EMT

6 octubre, 2008 - Articles, Serveis Públics

María del Pilar Barceló – ATTAC Mallorca
En los últimos meses se ha sucedido en la prensa local, sea en las crónicas de sucesos, sea en las páginas destinadas a publicar quejas de los ciudadanos, una serie de noticias aparentemente desvinculadas entre sí sobre incidentes sufridos por los vehículos de la EMT. Varios de sus autobuses se han incendiado en pleno trayecto y con los pasajeros dentro. Cuando el pasado 30 de mayo la prensa nos sorprendía con las espectaculares fotografías de un autobús completamente destruido por el fuego en el Paseo Marítimo, frente a la Seu, se trataba ya del tercer vehículo que sufría esta incidencia en unos meses. Dos semanas después supimos del incendio de otro autobús cuando circulaba por la Avenida Comte Sallent. En otras ocasiones menos dramáticas se ha tratado de meras averías que, en cualquier caso, han dejado al pasaje plantado en algún lugar de la ciudad.
¿Qué está pasando? La respuesta está en ASITSA. Según El Día de Baleares de 27-5-2000, el Consejo de Administración de la EMT “aprobó ayer el pliego de condiciones que regulará el contrato mixto de suministro y mantenimiento de la nueva flota, así como del sistema de ayuda a la explotación (SAE) y del nuevo taller de la EMT”. En virtud de este nuevo sistema la EMT pasaba de tener los autobuses en propiedad a poseerlos en régimen de arrendamiento, y de ocuparse de su mantenimiento a delegar dicha función en una empresa privada, que en resumidas cuentas es la actual ASITSA ya que el contrato que ésta se adjudicó se concertó por diez años. Así la EMT entró de lleno en la etapa de “externalización de servicios”.
Los procesos de externalización de servicios a menudo se enmarcan en las políticas neoliberales de privatización de servicios públicos que en nuestro país defiende y promueve el Partido Popular, que a la sazón gobernaba el Ayuntamiento de Palma, invocando como argumento la obtención de una mayor calidad y eficiencia (sin ir más lejos: “El PP propone la tercera ola de privatización de servicios. Defenderá la externalización de servicios públicos en su próximo congreso regional”, elmundo.es 7-9-2008). Sin embargo en la EMT de Palma tenemos un botón de muestra del resultado de tales políticas. Las empresas privadas cuyo único fin es el ánimo de lucro a lo que van es a reducir costes e incrementar el beneficio sin tener en cuenta la merma en la calidad inicialmente ofertada, y ya cuentan con que la Administración reclama poco, tarde y mal, pues si inicialmente el actual Consistorio anunció la realización de una auditoria mecánica porque “sospechaba” que existían irregularidades en el mantenimiento, cuando los mismos trabajadores de la EMT denunciaban el mal estado de la flota de autobuses y se planteaban iniciar movilizaciones si no mejoraba de inmediato el mantenimiento de los vehículos, al día de hoy la gerente de la empresa de repente ya se pronuncia en el sentido de que dicho mantenimiento ha mejorado, como dando a entender que no es necesaria ninguna actuación adicional (diariodemallorca.es 4-10-2008). Ojalá sea cierto, pero en cualquier caso lo que debemos esperar es que el Consistorio, para cuando venza el actual contrato de ASITSA, haya aprendido la lección y no vuelva a caer en la trampa.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.