Menu

Niebla postelectoral

23 octubre, 2012 - Estatal

Rosa Mª Artal – Comité de Apoyo de ATTAC
Amanece con niebla en el corazón de este país. O sea, en Madrid que es lo que veo. Tanta niebla que tapa el habitual paisaje de contaminación con el que me desayuno a diario. Pero está, la mierda está.
Han votado los ciudadanos de Galicia y País Vasco para sus cámaras autonómicas. Han votado menos, sobre todo en Galicia. Desafección política dicen. Ya, el PP entra arropado con todos en ese saco sacando beneficios. Ha perdido apoyos, unos 150.000 desde las anteriores elecciones del 2009. Pero todavía hay más de 600.000 gallegos dispuestos a otorgarle su confianza. Inauguran una etapa nueva, inédita, que dejará perplejos a Europa y al mundo: los durísimos recortes no pasan factura al gobernante. Por el contrario, la cábala electoral aumenta la gratificación.
Los dirigentes del PP y su tediosa prensa de apoyo aseguran que estos resultados “avalan” la política de Rajoy para toda España. Menos lobos. ¿Por qué no miran a Euskadi? Allí también ha perdido votos el PP. El Santiago que cierra España no es un baremo general.
Euskadi vuelve al nacionalismo: de derecha e izquierda. Logran dos de cada tres escaños entre PNV y Bildu. El PSOE se hunde. También en Galicia. Por eso y por la abstención, D´hont nos bendice con la mayoría absoluta de Feijóo, más absoluta aún que antes. Con menos votos, más escaños. D´hont premia la diferencia.
El PSOE ha entrado en la barrena del PASOK griego. A nadie le gustan las medias tintas cómplices y culpables. No piensa tomar medidas. Rubalcaba y su equipo siguen en el limbo, camino de convertirse en un partido residual, más aún que el de los socialistas griegos.
La subida del nacionalismo, también en Galicia –y en este caso de izquierdas auténticas-, muestra polarización. El extremo PP, exacerba el deseo de huida de los pueblos con identidad marcada –de cualquiera con identidad y cabeza- y también el ascenso de las fuerzas que se oponen a sus políticas. Ciudadanos sin siglas incluidos.
Los bancos suben las comisiones. Como ellos mismos no dan créditos, tienen menos negocio y han de compensar. Estamos a punto del rescate duro, pendiente aún el de los bancos. Dice uno de Goldman Sachs que “En España lo peor está por llegar”. Ya sabemos, ya. Los seiscientos mil gallegos no. Y se ofende toda la comunidad completa si resaltas que han alcanzado el récord mundial de avalar los recortes del PP para toda España y la involución ideológica con represión a las protestas y todo. Mira qué majos. Porque Rajoy se sentirá legitimado para aplicar las contrapartidas exigidas: bajada de pensiones en cabeza. Incluidas las de muchos votantes de Feijóo. “No hay más remedio”, “no hay dinero”, “la herencia”… del carpetovetonismo cerril.
Sigue la niebla, pero debajo está la porquería, igual no es niebla sino caspa. Milenaria, arraigada, profundamente podrida.
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.