Menu

Por fin un G-192 que ponga en su lugar al G-20

17 juny, 2009 - Organismes internacionals, Portada

asamblea-onuRicardo García Zaldívar – Delegado de Attac España en la Conferencia de la ONU
Naciones Unidas (NU) ha convocado del 24 al 26 de junio en su Sede de Nueva York a una Conferencia sobre la crisis a los 192 Estados Miembros que forman parte de la organización mundial. El objetivo, según la propia ONU convocante, es determinar respuestas de emergencia y de largo plazo para mitigar los efectos de la crisis, especialmente en las poblaciones vulnerables, e iniciar un necesario diálogo sobre la transformación de la arquitectura financiera internacional, teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones de todos los Estados Miembros.
El Presidente de la Asamblea de NU, Miguel d’Escoto Brockmann, ha sido el encargado de organizar esta Cumbre «al más alto nivel». Además de las sesiones plenarias, la Conferencia ha programado cuatro mesas redondas con los líderes mundiales, representantes del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional y del sector privado. Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) han sido invitadas también a participar en las mesas y Attac, que ha sido una de las admitidas en la Conferencia, estará con ellas en Nueva York haciendo valer sus propuestas.
Las cuatro mesas planteadas por d’Escoto son las siguientes: 1) los efectos de la crisis sobre el empleo, el comercio, la inversión y el desarrollo, incluida la consecución de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente y los Objetivos de Desarrollo del Milenio; 2) las iniciativas y medidas apropiadas para mitigar los efectos de la crisis sobre el desarrollo; 3) el papel de las Naciones Unidas y sus Estados Miembros en el debate internacional en curso sobre la reforma y el fortalecimiento del sistema y la arquitectura financieros y económicos internacionales; y 4) las contribuciones del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo en respuesta a la crisis
Distintos movimientos, redes y organizaciones sociales de muchas partes del planeta han valorado muy positivamente la iniciativa de la ONU y por ello han enviado a los Presidentes y Jefes de Estado de sus países respectivos una carta resaltando la importancia de participar en la Cumbre de junio. Por ejemplo, Attac España remitió a Zapatero una carta el 10 de mayo en la que le instaba a asistir a Nueva York para debatir junto a los líderes de los 192 estados miembros las medidas a adoptar para salir de la crisis, ya que, como se dice textualmente en el escrito enviado a la Moncloa, (…) el G-20, pese al altísimo porcentaje que contabiliza del PIB mundial, solo representa a una pequeña parte del conjunto de Estados que forman nuestro planeta y no debe ser quien decida en solitario.
Attac ha querido unirse así a otras OSC en la denuncia de las respuestas avanzadas por grupos excluyentes como el G8, el G20 y las propias Instituciones Financieras Internacionales, que se afanan por salvar el sistema financiero aunque sea sobre las espaldas de las mismas poblaciones y países que hace mucho tiempo vienen pagando los costes de la crisis.
Para las OSC, la Conferencia de Nueva York debe convertirse en el espacio legítimo para consensuar respuestas respetuosas de los derechos humanos y ambientales y para hacer avanzar la construcción de un nuevo paradigma de relaciones socioeconómicas, financieras y ambientales a nivel mundial. Es en el G-192 y no en el G-20 donde han de articularse propuestas y planes de acción para modificar radicalmente un sistema global económico y financiero que ha colapsado con la crisis, buscando la aprobación de iniciativas tales como la creación de una moneda de referencia internacional, independiente del cualquier Estado, la gestión pública de los bienes públicos globales (océanos, espacio, ciberespacio…), cuyo uso privado ha de ser sujeto a impuestos globales para el bien de todos, o el reforzamiento del ECOSOC (Consejo Económico y social de las Naciones Unidas) como institución democrática de gobierno mundial.
¿Y cual es la postura del Gobierno de España? Hace unos días Attac le preguntó a Miguel Ángel Moratinos sobre la estrategia de España en la conferencia de la ONU, y si el gobierno contaba con enviar una delegación del más alto nivel. Contestó que ni el Presidente ni el Ministro tenían pensado acudir por problemas de agenda, para tratar a continuación de restar importancia a la Cumbre de Nueva York. Efectivamente, en el Ministerio nos han confirmado después que el gobierno español enviara una delegación encabezada por Soraya Rodríguez, la secretaria de cooperación internacional, pero lo que la ciudadanía sigue si saber en estos momentos es cual va a ser la posición de nuestro país en la Conferencia de la ONU. Lo previsible es que España tenga una participación de bajo perfil, impropia para un país de su importancia internacional y para un gobierno que se considera progresista.
Attac ha hecho un esfuerzo por estar presente en las mesas redondas de la conferencia de las Naciones Unidas sobre la crisis económica y financiera, y en ellas presionará junto al resto de las OSC para que las propuestas de la Comisión de Expertos creada por D’Escoto y presidida por Stiglitz se concreten en reformas que hagan menos injusto e insostenible el planeta. Desde Nueva York iremos informando de su desarrollo y de las posiciones mantenidas por nuestro Gobierno.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.