Menu

Por qué seguimos luchando contra el TTIP

18 març, 2015 - Opinió, TTIP / CETA / TISA

Josu Osta – ATTAC Navarra-Nafarroa
Nos tratan de explicar que el TTIP, ese monstruoso tratado que negocian entre EEUU y Europa, traerá puestos de trabajo y crecimiento sin par. Sería de esperar, por tanto, que publicitasen a bombo y platillo cada una de sus cláusulas, pero no. La realidad es tratan de esconderlas tras un sospechoso muro de secreto. Por suerte, cada vez es más numerosa la información que se va filtrando, y confirma las peores sospechas. El TTIP, hoy mismo, es la peor noticia posible para la ciudadanía de ambos lados del charco. Y también, por tanto, para quienes habitamos en Navarra.
El TTIP consolidará los beneficios de las transnacionales mientras, entre otras:

Además, todas estas medidas quedarán blindadas contra las decisiones ciudadanas mediante los Mecanismos de resolución de conflictos ISDS, unos tribunales privados que permitirán a las transnacionales denunciar a cualquier estado para frenar la capacidad de decisión de la ciudadanía. Un par de ejemplos, aunque hay cientos:

La guinda es el denominado Consejo de Cooperación Regulatoria, organismo que controlará las leyes actuales y futuras para adaptarlas a los acuerdos firmados. Velará por la desregulación y, además, dará a las empresas el poder de escoger y eliminar normativas. Estas empresas recibirán notificación previa de todas las proposiciones de normas antes de su introducción, y tendrán potestad para eliminar las restricciones que disminuyan sus beneficios.
El presidente Roosevelt, en abril de 1938, dijo en su mensaje al congreso que “la libertad en una democracia queda gravemente dañada cuando se tolera que el poder privado, el poder del gran capital, sea mayor que el poder democrático del Estado. Esta es la esencia del fascismo, propio del Estado controlado por este poder privado”. Pues esa esencia del fascismo llega hoy revestida de modernidad. Usan el comercio como excusa para robarnos derechos, porque lo único que buscan es asegurar los beneficios económicos de las transnacionales. No les importa la ciudadanía, ni los derechos, ni el tejido de pequeñas y medianas empresas que sostienen la actividad y el empleo.
Por eso, el 11 de octubre se celebró la primera jornada internacional de lucha contra el TTIP. En Navarra aportamos información, charlas, teatros y concentraciones; y consolidamos la Iniciativa contra el TTIP-TTIPren kontra ekimena. Gracias al trabajo que desarrollamos a nivel local, y al de muchas más organizaciones a nivel estatal e internacional, cada vez más gente conoce estas siglas. A la vez, se puso en marcha una recogida de firmas que ya va por los dos millones.
Y seguimos en guardia. El próximo 18 de abril se celebrará otra jornada sobre el TTIP. En ella esperamos contar con más participantes, más actos y hacer más ruido. Sabemos de nuestra pequeñez ante quienes pretenden acabar con nuestros derechos, pero aspiramos a ser como ese mosquito que es pequeño pero se hace tan presente cuando queremos conciliar el sueño. Consigamos una jornada espectacular, donde todo el mundo se entere de qué va este tratado y se sume a este clamor. Hagamos incómodas las negociaciones a las personas que están allí arriba, en su tablero geopolítico, y consigamos que se den cuenta de que somos la gente quienes queremos tener las riendas de nuestro futuro.
Publicado en El diario norte

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.