Menu

Prometeo y la Izquierda. Grecia o todo continúa

19 juny, 2012 - Opinió

Carlos Martínez – Presidente de ATTAC Andalucía
Hay que seguir. Syriza, nos ha dado en Grecia dos grandes lecciones, a saber, que ha sido capaz de constituir una gran coalición, social, política, izquierdista y radical, a la par realista, con un programa asumible por amplias capas populares.
La cuadratura del círculo de Syriza ha sido saber captar a la izquierda del PASOK partidos radicales y un Synapismos -su partido originario- que ha sabido, no ya refundarse, sino fundarse. Vaya que si han logrado la cuadratura del círculo.
Sus resultados están muy cerca de la derecha conservadora. Ésta y su aliado el PASOK, ahora seguirán las políticas neoliberales que imponen la Unión Europea, el FMI y sus propias oligarquías. Es decir que antes de 18 meses habrá nuevas elecciones.
Pero pongo el dedo en la llaga y no callo. El principal enemigo de las personas que deseaban el cambio, el fin de los recortes y darle un bofetón a esta neoliberal y conservadora UE, ha sido la abstención. Un 40% de abstención, indica la desesperanza y la deslegitimación de la democracia formal- liberal, pero seguro que las derechas y los rentistas y los especuladores han ido todas y todos a votar.
Syriza sale reforzada, muy reforzada. Pero Syriza ha sufrido el embate, el chantaje, una agresiva campaña en su contra. Por eso hay que construir contra-poder popular y contra-información popular.
Ahora la lección en el Reino de España sería una Syriza, sí, pero ojo, sin prisas excluyentes, ni protagonismos estériles. La cosa es demasiado importante como para tomársela a broma.
No podemos seguir ya, ni consintiendo más recortes, ni soportando la intromisión de los conservadores germanos, ni sufriendo la dictadura de los mercados, ni solo tocando el pito en las calles.
Quienes deseen cambiar Europa y este mundo han de estar dispuestos a emular siempre a Prometeo y además con ilusión y esperanza.
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.