Menu

¿“Solvencia” de las transnacionales españolas?

10 novembre, 2010 - Entitats financeres

Merche Valls /Mónica Vargas –  Quién debe a Quién
Con la Ley de Reforma del Sistema de Apoyo Financiero a la Internacionalización de la Empresa española (FIEM) aprobada el 10 de junio de 2010, se deja intacta la actuación irresponsable de las empresas españolas en el exterior y de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE).
Cada año el Estado español destina millones de euros a la internacionalización de la empresa española, asumiendo que la economía debe desarrollar respuestas ante la demanda externa, promoviendo las exportaciones y la inversión extranjera directa. Esto incrementaría la competitividad y contribuiría a la creación de empleos.
No obstante, de acuerdo con el Informe de Inversión Mundial de la UNCTAD citado por el economista William Chislett, en 2008 en el mundo se contabilizaban 82.000 transnacionales, las cuales representaban 10% de las ventas globales, 33% de la exportación de bienes y servicios y… tan sólo 3,3% de los empleos.
A pesar de que no existe una relación causal entre la internacionalización de las empresas y una mayor creación de empleos en el país sede, se evidencia una lógica lineal de transferencia de recursos públicos al sector privado en numerosos ámbitos. Por ejemplo, en la Ley de Economía Sostenible o en la reforma prometida por la Ley 38/2006 Reguladora de la Gestión de la Deuda, que estipulaba la obligatoriedad de presentar en esa misma legislatura dos nuevos proyectos de ley que modificarían el Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) y los seguros CESCE, con el objeto de acabar con el impacto medioambiental, social y económicamente negativo de su uso (principalmente por la generación de deuda externa).
¿El resultado? Una nueva Ley que llega con dos años de retraso, se destina a la Reforma del Sistema de Apoyo Financiero a la Internacionalización de la Empresa española, crea un Fondo de apoyo a las empresas (FIEM), y se abstiene de reformar a CESCE. Además, ha sido tan apuradamente redactada y aprobada, que se deja una contradicción entre los Artículos 5 y 13: el texto ni siquiera establece claramente quién se beneficia de los créditos FIEM.
Actuaciones empresariales españolas: el déficit FIEM
En las recientes “pruebas de resistencia” realizadas a los mayores bancos de la UE, el Santander ha sido el que mejor nota ha obtenido como banco español. Pero esta calificación sería muy diferente si la “solvencia” se midiera desde el punto de vista de la responsabilidad social y ambiental.
¿Por qué? Por ejemplo, el Santander ha impulsado y participa aún como “Banco-Agente” en el Complejo del Río Madera, un conjunto de mega represas en la Amazonía, que sumergirá áreas de muy rica biodiversidad y territorios de Pueblos Indígenas -entre los cuales se encuentran pueblos “no-contactados”- tanto en Brasil como en Bolivia.
De hecho, el Santander fue por esto una de las 9 empresas españolas (entre 27 europeas), cuyos casos se presentaron en Madrid en mayo de este año ante el Tribunal Permanente de los Pueblos. Unión FENOSA, Telefónica, Repsol YPF, Proactiva Medio Ambiente, Pescanova, Endesa, Canal Isabel II y Aguas de Barcelona fueron también juzgadas por violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos. En anteriores sesiones

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.