Menu

Susan George: «Hay que socializar los bancos que recibieron ayudas públicas»

18 abril, 2010 - Entitats financeres

José Torres La Opinión de Málaga
El ciclo de conferencias “Crisis económica y financiera. ¿Hay alternativas?” arrancó ayer en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Málaga de la mejor manera posible. Susan George, presidenta del Transnational Institute, fundadora de ATTAC y consultora de la ONU, considerada líder del movimiento antiglobalización, fue la encargada de inaugurar un ciclo organizado por la Oficina de información Europea de la Diputación de Málaga en colaboración con el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional.
-Su charla se titula “Crisis económica y financiera. ¿Cuál es el futuro de Europa?” ¿Cuáles son sus principales propuestas?
–Es fundamental socializar los bancos. Principalmente aquellos que han recibido dinero público para superar la crisis. Lo justo sería forzar a los bancos a que prestaran un porcentaje de lo que han recibido.
– ¿También en España?
–Sí, aunque aquí la situación ha sido diferente a la de otras grandes potencias gracias a las cajas de ahorro. Las ayudas que han recibido los bancos de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, etcétera han sido enormes. Si se les ha ayudado con dinero público, lo normal es que la sociedad reciba algo. El ciudadano sigue pagando sus impuestos, sufre el desempleo y sus servicios sociales son inferiores. En 2008, los gobiernos sí hablaban de los bancos. Ya nadie lo hace.
– ¿Cómo deberían repartirse esos préstamos?
–Debería premiarse a las pequeñas y medianas empresas, fundamentalmente a aquellas que presenten un proyecto verde, relacionado con las energías renovables, o un proyecto puramente social.
–Usted siempre se ha mostrados muy crítica con los paraísos fiscales…
–Deben ser eliminados. Estos paraísos permiten una transferencia de riqueza de abajo hacia arriba. En ellos se pueden mover fácilmente trece billones de euros que nadie sabe en qué se invierten o qué se hace con ellos. Esta cifra es muy similar a la del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea. Otra de las soluciones pasa por gravar las grandes transacciones financieras, dependiendo de las cifras. Así se podrían conseguir cerca de 5.000 millones de euros.
–También es una gran defensora de las energías alternativas.
–Por supuesto. Pero no como se conciben actualmente. Una verdadera inversión “verde” sería una verdadera inversión en empleo. Para ello es necesario que los gobiernos inviertan con los bancos y la UE trabaje por un verdadero sistema europeo de energías alternativas.
– ¿Cómo es ese verdadero sistema?
–Lo primero es la inversión. El presupuesto de la UE es ridículo en materia de energías alternativas. En cuanto a la producción, lo ideal sería que el sol de España se pudiera aprovechar en Polonia y que los vientos del norte se aprovecharan aquí.

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.