Menu

Zafarrancho de combate

13 setembre, 2012 - Estatal, Opinió

Ramón CotareloEl Mercurio Digital
Está claro: España será rescatada. Rescate blando, suave, duro, eso ya se verá. ¿A qué coste? Ya nos lo dirán, cuando Rajoy formule la petición. ¡Ah, pero el astuto Rajoy no quiere formular petición alguna antes de conocer las condiciones! Sí señor, el buen jugador de mus mantiene el farol. ¿Hasta dónde? Hasta donde lo permita la prima de riesgo. Si vuelve a subir a lo loco habrá que pedir el rescate ipso facto para no obligar a los españoles a pagar todavía más; si se queda quieta, el gobierno tendrá un margen para hacerse el interesante.
¿Qué cómo se hace interesante un gobierno en Europa? Atacando a la propia población, privándola de sus derechos, reprimiéndola, empobreciéndola. Los ejemplos son ya innumerables: los salarios, las jubilaciones, las prestaciones por desempleo, las ayudas a los dependientes, la enseñanza y la sanidad públicas, todos los beneficios del Estado del bienestar están bajo ataque, bajo un fuego graneado por decreto que está derribando el sistema de protección y justicia social que se puso en marcha en Europa a partir de la segunda guerra mundial y en España recibimos tardía e incompletamente. Y, mira por dónde, además de tardío e incompleto, resulta que es insostenible, según pontifica Aznar. No se moleste nadie en ir a la hemeroteca a buscar las veces que Aznar habrá dicho que su mayor preocupación es conservar y mejorar el Estado del bienestar. Serán docenas. Pero eso al personaje le da igual: el Estado del bienestar, las armas de destrucción masiva, los desiertos y lejanas montañas. Todo le da igual. De lo que se trata es de vencer ideológica y militarmente a los que los amos del mundo (básicamente los Estados Unidos, en segundo círculo los países anglosajones y en tercero la Unión Europea) consideran enemigos. Sin olvidar que estos son externos, como los radicales islamistas, o internos, como los radicales a secas.
Esta guerra del gobierno contra su propio pueblo no es la única que tiene que luchar. También tiene otra en la derecha entre partidarios y adversarios de Rajoy, siendo los primeros ABC y La Razón y los segundos El Mundo y La Gaceta. Y otra más en el caso Uribetxeberria. La primera, la que divide el frente mediático impreso de la derecha, se refiere al modo en que Rajoy está encarando la negociación del rescate. Como un idilio de amor entre Merkel y Rajoy, al modo de Tristán e Isolda, según los muy ditirámbicos ABC y La Razón. Como una “bajada de pantalones”, según el siempre pintoresco lenguaje de El Mundo y, por supuesto, La Gaceta.
La segunda divide al PP entre los duros de la política antiterrorista y los más duros aun ya que nadie tolera que lo consideren blando. Los primeros quieren al etarra fuera por razones humanitarias; los segundos lo quieren dentro también por razones humanitarias, aunque más pendientes de las víctimas.
Esta gresca de la derecha es posible porque la izquierda no es una amenaza. El PSOE está desmantelado desde la derrota del 20N, con una capacidad de reacción limitadísima. Pasar del gobierno a una oposición parlamentaria irrelevante desconcierta. Pero, a casi un año ya de las elecciones, hora va siendo de que el socialismo haga acto de presencia que no sea para decir que no hay modo de tratar con la derecha gobernante.
En IU reina el optimismo. El ejemplo syriza resulta fascinante y va a ensayarlo en Galicia, aprovechando la evidente radicalización social general. Su esperanza es alzarse con la hegemonía de la izquierda, como en Grecia y, de ahí, irradiar a toda España. Por primera vez en la democracia esa pretensión no es enteramente disparatada.
http://cotarelo.blogspot.com.es/
 

ATTAC Mallorca no s'identifica necessàriament amb els continguts publicats, excepte quan estan signats per la pròpia organizació.